Actualizado: 19:29 CET
Sábado, 07/12/2019

Editorial Sevilla

Sin la espada de Damocles

Tras la sentencia del Tribunal Supremo, el proyecto de dragado del río deja de ser una continua espada de Damocles sobre Doñana


El Gobierno de España comunicó oficialmente a la Unesco en diciembre del año 2016 que el proyecto de dragado en profundidad del Guadalquivir para ampliar el calado del canal de navegación hasta el puerto de Sevilla, considerado por los científicos un riesgo para el parque nacional de Doñana (declarado Patrimonio de la Humanidad) y la hidrodinámica del río, “no podrá seguir adelante”. Pese a esta declaración oficial y pese a que ya había sido tumbado por el Tribunal Supremo, su inclusión por la “gatera” dentro del Plan Hidrológico de la Demarcación del Guadalquivir suponía “de facto” su mantenimiento y, por la posibilidad de activarlo en cualquier momento en el futuro a través de esta  figura administrativa, su conversión en una permanente espada de Damocles sobre el espacio natural  de Doñana y el curso fluvial.

Esa amenaza latente es la que queda ahora desactivada de nuevo por el Tribunal Supremo, el cual lo ha eliminado del Plan Hidrológico al estimar un recurso de la organización ecologista internacional WWF. Tras estos dos fallos judiciales en el mismo sentido por el Supremo, los dictámenes contrarios de los científicos y la posición vigilante de los organismos internacionales, sólo queda dejar de pensar de una vez en el dragado, ni siquiera como futurible, y concentrarnos todos en cómo mejorar el río y el puerto en alianza con la Naturaleza, nunca contra ella. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Flores apuesta por cambiar el paso ante la frustración de los barrios
chevron_right
Desarticulan un grupo criminal dedicado a atracos y robos de vehículos