Actualizado: 19:29 CET
Sábado, 07/12/2019

Editorial Sevilla

Un salto muy bien pagado

Los datos demuestran que dar el salto desde la vida profesional a la política munipal compensa en términos económicos con creces


El análisis de las declaraciones de bienes iniciales de los concejales que se incorporan al Ayuntamiento por primera vez y la comparación con las retribuciones que perciben luego demuestra que, salvo raras excepciones, el salto a la política compensa con creces económicamente. La compensación va a ser todavía muy superior  tras la  subida aprobada en el primer pleno de la nueva Corporación, gracias a la cual los ingresos de algunos ediles se van a multiplicar por cinco y hasta por siete (más de 40.000 euros de diferencia ) en comparación con los que percibían antes de convertirse en miembros del Consistorio. Por tanto, el argumento de que con los generosos sueldos de los munícipes se pretende que el dinero no suponga un elemento disuasivo para aquellas personas que prenden dedicar parte de su vida a la actividad política en detrimento de su actividad profesional carece por completo de fundamento.

Se podrán esgrimir otras razones para tratar de justificarlo, pero nunca ésta, porque la realidad demuestra que los sueldos de los ediles no les suponen una merma de las retribuciones que percibían en la esfera privada, sino todo lo contrario: las superan con creces, aparte de que nadie está obligado a ser un cargo público. Así pues, las retribuciones de concejal no son un elemento disuasivo, sino muy atractivo para quien quiera dar el salto y convertirse en profesional de la política.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Más de 300 inquilinos de Emvisesa percibirán ayudas al alquiler
chevron_right
Un verano lleno de jazz