Actualizado: 20:59 CET
Domingo, 21/07/2019

Editorial Sevilla

La isla del Polígono Sur

El Ayuntamiento está mejorando el acceso desde Su Eminencia a la barriada de Murillo para abrirle una puerta al Polígono Sur hacia Sevilla

El Polígono Sur, pese a su relativa cercanía a la Avenida de la Palmera como eje principal de acceso al Centro, sufre de un tradicional aislamiento que ha contribuido a su imagen de gueto de Sevilla. Por un lado está separado por un muro de los polígonos industriales de Hytasa, Navisa y Su Eminencia. Otro muro en paralelo a la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz le impide la conexión con Bami. Y, por ende, la ronda del Tamarguillo y el parque Celestino Mutis; y la carretera de Su Eminencia más la valla separadora del parque del Guadaíra contribuyen a aislar más que a comunicar un barrio que con tales condicionantes físicos ha sido condenado a vivir encerrado en sí mismo y a la marginalidad, ya que apenas goza de permeabilidad con su entorno, como si sus planificadores hubieran diseñado “cordones sanitarios” a su alrededor.

Lo ideal sería que al menos se soterrara la vía del tren que vuelve a aflorar en superficie justo casi al llegar a lo límites del Polígono, una oportunidad que se dejó perder con la Expo-92 y luego durante los años del ‘boom’ inmobiliario, cuando Monteseirín decidió gastarse el dinero en las Setas en vez de en los barrios. Como la realidad es la que es, al menos hay que valorar positivamente que el gobierno de Espadas esté mejorando el acceso a la barriada Murillo desde Su Eminencia, con lo que,  como ha dicho su comisionada, el Polígono Sur ve que se le abre una puerta al resto de Sevilla.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Los mejores atletas del conocimiento
chevron_right
Salazar, sangre flamenca