HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 02:34 CET
Jueves, 18/07/2019

Sevilla

Admite que robó y se declara arrepentido

El relato de los hechos recoge que el acusado pegó y maniató a los dueños de la vivienda, de donde se llevó la caja fuerte, con 15.000 euros

  • Juzgados de Sevilla.

El ciudadano italiano para quien la Fiscalía de Sevilla solicita 16 años y 3 meses de cárcel por robar en una casa y agredir al matrimonio que se encontraba allí ha reconocido que se llevó dinero de la casa pero ha asegurado que no pegó ni amenazó a nadie y que está arrepentido.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha juzgado este martes a G.D.S., para que el Ministerio Público pide 4 años y 9 meses de prisión por un delito de robo con violencia en casa habitada, 11 años y 6 meses por dos delitos de detención ilegal y una multa de 6 meses de multa con una cuota diaria de 6 euros por causar lesiones leves a sus víctimas.

Según el escrito de calificación, al que ha tenido acceso Efe, los hechos ocurrieron el 29 de julio de 2015, cuando G.D.S. y otro individuo que no ha sido identificado asaltaron la vivienda donde se encontraba M.C.M.C., a la que maniataron, amordazaron y dieron "puñetazos en la cara".


Poco después llegó el marido, al que también agredieron hasta que, al ver que propinaban "una fuerte patada en el estómago" a su esposa, les señaló dónde se encontraba la caja fuerte, de la que presuntamente se llevaron 15.000 euros, junto a 5.000 más procedentes del bolso de M.C.M.C.

Tras consumar el robo, el encausado y su cómplice encerraron a las dos víctimas en el vestidor del dormitorio y abandonaron la vivienda.

El acusado, que sólo ha respondido a su abogado, ha explicado que se marcharon de la vivienda después de sustraer el dinero, pero ha negado que agrediese a la mujer o al hombre y ha señalado que la caja fuerte estaba "vacía".

La mujer, por su parte, ha recordado que los asaltantes llegaron mientras su marido paseaba al perro y que fue agredida tanto en el salón como en el sótano.

"No sabía si venían a matarme o violarme", ha dicho M.C.M.C., quien ha añadido que llegó a zafarse de las bridas que le habían colocado e intentó defenderse con "la barra de una aspiradora", pero el procesado se la quitó y la golpeó con ella "por todos lados".

El esposo, que regenta un negocio de máquinas tragaperras, ha relatado que el primer agresor le advirtió "que te calles o te mato" mientras él oía "golpes y chillidos que venían del sótano" y ha afirmado que en la caja fuerte había "10.000 o 15.000 euros".

También ha comparecido el policía que recibió el informe científico con nueve huellas dactilares del acusado, aunque no pudo ser identificado hasta que fue detenido por otros hechos delictivos distintos. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El Puerto pide más tiempo para pagar la deuda de la esclusa
chevron_right
El asesino de Alcolea no podrá saldar su deuda a 10 euros al día