Actualizado: 10:57 CET
Jueves, 12/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Adelante ve "delito de odio" en recoger firmas contra el centro Menas

Para Heredia, "la práctica de señalar una vivienda donde residen menores de edad" está tipidicada como delito de odio y atenta contra los derechos de los niños

  • Octavilla en defensa del centro Mena.

Adelante Sevilla ha alertado este lunes de que varias asociaciones vecinales, "algunas de ellas sin implantación real la Macarena", han convocado para esta tarde una recogida de firmas contra el centro de inserción sociolaboral para menores extranjeros no acompañados (MENA) habilitado en la calle Los Polancos, en el barrio de la Macarena de Sevilla capital. Mientras la recogida de firmas habría sido convocada ante el propio centro, Adelante cree que esta convocatoria puede "lesionar gravemente los derechos de estos menores", cuyo estatus legal está protegido tanto por la legislación estatal como internacional.

Para Sandra Heredia, concejala de Adelante Sevilla, "la práctica de señalar una vivienda donde residen menores de edad, además de estar tipificada como delito de odio, puede lesionar gravemente los derechos fundamentales de estos niños y niñas", toda vez que recientemente se celebraba una manifestación vecinal en el barrio, en rechazo al citado centro bajo la premisa de que la Macarena concentra demasiados recursos socioasistenciales y tal extremo genera "inestabilidad vecinal".

Adelante Sevilla entiende en ese sentido que las protestas contra el centro de inserción sociolaboral han sido "fomentadas por individuos de extrema derecha y vinculados a Vox, con la intención de culpabilizar a unos menores recién llegados de todos los problemas del barrio", como apunta Heredia.

La concejala de Adelante señala además que "hay quien se aprovecha del malestar de los vecinos del entorno de la calle Perafán de Ribera por la saturación de los servicios de atención a las personas sin hogar para incitar a un brote xenófobo dirigido contra unos niños y niñas que han sido alojados en un centro que se ubica a casi un kilómetro y medio de distancia".

La confluencia sevillana de izquierdas comparte la preocupación de FEVES y de la FPAAVV, las dos federaciones representativas de las asociaciones vecinales de la ciudad, que han manifestado públicamente su "total desacuerdo" con unas protestas "de corte xenófobo, racista y clasista", respaldando la petición formulada al Defensor del Menor por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), para que se investigue "la incitación al odio y al racismo" que puede estar teniendo lugar en el barrio de la Macarena.

Sandra Heredia ha señalado además que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), "no puede ponerse de perfil ante lo que está sucediendo en la Macarena", porque "la desidia y la dejación de funciones del gobierno municipal ha generado el caldo de cultivo del que se está aprovechando la extrema derecha para fomentar un brote de odio en un barrio que siempre ha sido ejemplo de solidaridad".


COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Manada espera asignación de módulo con presos de apoyo
chevron_right
Los "problemas reales", el centro de los cursos de verano de la UPO