HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 14:39 CET
Martes, 10/12/2019

Sevilla

Un guardia civil acusado de agresión: "Se ha montado una película"

Asegura ante el juez que el trato fue "exquisito y educado" a los tres detenidos y que la familia de los arrestados le pidió hasta "perdón"

  • Juzgados de Sevilla.

Un agente de la Guardia Civil, que responde a las iniciales J.A.R.P., ha sido juzgado este miércoles por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla por supuestamente lesionar y cometer vejaciones a un detenido, que será juzgado por otro tribunal por un delito de atentado a la autoridad, ha indicado que ésta persona que le acusa "se ha montado una película de Tarantino".

En su declaración, J.A.R.P. ha señalado que en el momentos de los hechos que se juzgan, el 4 de enero de 2009, se encontraba en su casa cuando le indicaron que acudiera al Puesto de la Guardia Civil de Bollullos de la Mitación (Sevilla), en el cual ejercía la responsabilidad de encargado, tras haberse formado "un altercado" con tres hermanos que habían cometido daños en la jefatura de la Policía Local de Umbrete y se habían resistido a su detención e iban a ser transferido al Instituto Armado para iniciar diligencias.

Continuando su relato, el agente de la Benemérita ha señalado que recibió a los tres hermanos detenidos dentro de las dependencias de la Guardia Civil y que les refirió "un trato exquisito y educado" alentando a todos ellos a que se calmasen a la hora de leerles sus derechos por separados y que cuando éstos terminaron con su actitud nerviosa ordenó que se le quitaran los grilletes. Asimismo, ha señalado que accedió a hacerles favores como dejarles llamar a sus padres para pedirles ropa de abrigo "los cuales se personaron" y el padre le pidió "perdón" por la actitud de sus hijos.

De esta manera, J.A.R.P. ha negado rotundamente que agrediera o vejara "o incluso obligara a gritar Viva España" a cualquiera de los tres detenidos y ha reseñado que en sus 30 años en el Instituto Armado "nunca habían presentado una denuncia contra él" y que la ahora actitud de los entonces detenidos es "toda una sorpresa" para él.

Por su parte, ha testificado el demandante que se ha negado contestar a preguntas referidas lo que pasó en la Jefatura de la Policía Local de Umbrete por si le pudiera perjudicar en su futuro juicio, y ha asegurado que cuando le trasladaron "bruscamente" al Puesto de la Guardia Civil de Bollullos, J.A.R.P. le sacó del coche tirándole del brazo para a continuación "pegarle un puñetazo" mientras le increpaba "que era un 'maricón' por atreverse solo con mujeres" que lo tiró al suelo y le puso "la rodilla en la espalda" y le amenazó en que "iba a salir mal parado de ahí si no gritaba 'Viva España'".

Igualmente, el demandante, que responde a las iniciales C.B.G., ha señalado que ya en dependencias de la Guardia Civil los insultos y las vejaciones por parte del acusado "continuaron" e incluso le conminaron "patadas".


En esa misma línea se han manifestado los hermanos de C.B.G., A.A.B.G. y G.B.G., quienes han indicado que fue J.A.R.P. quienes les sacó "violentamente" del coche e incluso a uno de ellos (A.A.B.G.) insultó con expresiones como 'picha corta' y que les pegó varias bofetadas.

Posteriormente, han testificado los agentes de la Policía Local de Umbrete y un agente de la Guardia Civil, fuera de servicio en el momento de los hechos, quienes estuvieron presente en el comienzo del altercado así como dos agentes de la Benemérita que se personaron de refuerzo tras haber sido avisado con motivo de que no podían contener a los detenidos.

Así, en sus testificales se desprende que los tres hermanos iban en dirección contraria por una vía cercana a la Jefatura de la Policía Local de Umbrete, cuando un agente les da el alto con el objeto "de imponer una infracción administrativa". De esta manera, un agente comprobó que el conductor, A.A.B.G., presentaba "halitosis alcohólica" y le pidió la documentación a lo que éste respondió "tirándole los papeles de mala manera en el capó" y mostrando una actitud "chulesca y desafiante", a lo que se unieron sus dos hermanos que incluso "comenzaron a insultar llamándole 'gordo'" al guardia civil fuera de servicio que se acercó al interesarse por la situación.

El relato de los testigos continúa indicando que hicieron pasar a los entonces detenidos a la Jefatura donde C.B.G. "de manera sopresiva" empezó a tirar enseres del edificio como una pantalla de ordenador lo motivó "que la tensión fuese creciendo" y que los tres detenidos se volvieran violento "siendo necesario la llamada de refuerzos".

Estos refuerzos, consistentes en dos agentes de la Guardia Civil, han indicado que cuando se personaron en recinto policial de Umbrete los tres hermanos se encontraban tranquilos pero que cuando los policías locales informaron de lo sucedido los entonces detenidos "empezaron a gritar que era falso" y volvieron "a alterarse de manera más violenta si cabe" por lo que hubo necesidad de esposarles.

En el momento de ponerles los grilletes a A.A.B.G., los testigos han manifestado que C.B.G. evitó que una agente de la Guardia Civil procediera ello tirándola al suelo y pegándole patadas "que le causaron una lesión que la tuvo de baja 20 meses". Ante esta circunstancia, el agente de la Benemérita fuera de servicio se puso encima de C.B.G. con el objeto de reducirle y esposarle algo a lo "impuso una gran resistencia" e "intentó pegarle cabezazos" por lo que este agente no ha descartado que en el forcejeo el detenido "se haya producido lesiones erosivas" las cuales se recogen en el informe del facultativo que le atendió en Sanlúcar la Mayor.

Por último, varios testigos indicaron que los detenidos fueron trasladados a las dependencias de Bollullos para hacer diligencias "al encontrarse destrozada la jefatura de Umbrete" y que cuando llegaron J.A.R.P. no les esperaba fuera para increparles y dentro del Puesto de la Guardia Civil, el acusado "no agredió ni insultó" a los tres hermanos sino que tuvo "el trato más cordial posible" con ellos, tal y como ha apuntado un agente del Instituto Armado en su testificación.

Con todo, tras la celebración de la vista oral, la Fiscalía y el abogado del acusado han pedido para él la libre absolución al entender que "no existen" indicios de la comisión de delitos.

En concreto, el fiscal apunta que cuando los tres hermanos presentaron la denuncia "ésta hacía referencia de una detención ilegal y unas contundentes agresiones realizadas en general no concretadas en la figura de J.A.R.P." así como que cuando se le ha preguntado por lo que pasó en Umbrete "los tres se han negado a declarar por lo que es imposible saber si las lesiones que aducen se hizo antes como consecuencia de la resistencia o después en dependencias de la Guardia Civil".

Por su parte, la acusación particular, que ejerce el representante de C.B.G., ha señalado que la declaración de su representado "que se ha desarrollado con todas las garantías judiciales" es "más que suficiente" para constituir una prueba de cargo y sustentar una acusación. Así, acusa a J.A.R.P. de un delito contra la integridad moral, de un delito de amenazas y de una falta de lesiones y pide una pena total de seis años de prisión.

JUICIO DE LOS HERMANOS

El juicio contra los tres hermanos se celebrará en el Juzgado de lo Penal número 4 en próximas fechas. En esa causa, la Fiscalía pide para A.A.B.G. dos multas de nueve meses y ocho meses de prisión por dos delito contra la seguridad vial y una pena de un año y medio de cárcel por un delito de atentado contra la autoridad así como un multa de un mes con cuota diaria de seis euros por una falta de lesiones.

Con respecto a C.B.G., el Ministerio Público pide una pena de un año y medio de cárcel por un delito de atentado así como dos multa de un mes con cuota diaria de seis euros por dos faltas de lesiones. Para G.B.G. solicita un año y medio de cárcel por un delito de atentado así como una multa de un mes con cuota diaria de seis euros por una falta de lesiones.

En estos acusados concurren la circunstancia atenuante de embriaguez, tal y como apunta el Ministerio Público en su escrito de calificación, al que ha tenido acceso Europa Press.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Desmantelan una plantación de marihuana en una casa de Dos Hermanas
chevron_right
El reencuentro de Sevilla con su día más íntimo