Actualizado: 12:05 CET
Domingo, 25/08/2019

Sevilla

Sevilla todavía no se escribe con nombre de mujer

La ciudad ha avanzado mucho, no obstante, entre 2002 y 2018, un periodo en el que el 25% de las calles que se han rotulado han sido dedicadas a mujeres

  • El estudio de calles de mujeres lo ha hecho la US y el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Sevilla ha acogido este jueves la presentación del estudio 'Nombres de mujer en las calles de Sevilla. Romper barreras de género en la ciudad 18 años después', un trabajo realizado en coordinación entre el Ayuntamiento de Sevilla y la Universidad de Sevilla (US).

Este proyecto se enmarca dentro del IV Plan de Igualdad de Oportunidades aprobado durante este mandato y que "establece como una de las líneas de actuación que deben servir para dibujar ese territorio de igualdad que debe ser Sevilla una revisión del callejero municipal", ha señalado la delegada de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, Myriam Díaz, durante la presentación, a la que también han asistido la vicerrectora de Servicios Sociales y Comunitarios, Ana López Jiménez; la directora de la Unidad para la Igualdad, Rosa María Casado, y la profesora coordinadora del proyecto, Trinidad Núñez.

"Tras los nombres de nuestras vías y espacios públicos deben estar en buena medida los grandes referentes sociales de Sevilla, nombres que nos representen a todos, sin embargo, somos conscientes de que no ha sido así", ha afirmado Díaz, quien ha recordado que en el año 2001 --también en un marco de colaboración entre ambas instituciones-- se realizó un estudio sobre el callejero en la ciudad de Sevilla que determinó "la amplia desigualdad existente entre hombres y mujeres en el nomenclátor".

No obstante, el Ayuntamiento ha valorado en un comunicado que este estudio tuvo un efecto positivo: "Fue un revulsivo que alertó de la situación y marco un breve cambio de tendencia". El estudio actual ha sido llevado a cabo por Trinidad Núñez, Francisco J. Cantero, José María León Pérez, José María León Rubio y Yolanda Troyano.

"18 años después, casi dos décadas, quisimos volver a analizar la situación, y ver los avances que se habían producido en este periodo y, aunque el balance no es positivo, hay elementos que invitan al optimismo", ha indicado la delegada. Así, ha resaltado que el número de calles con nombre de mujer que se han puesto en la ciudad en el periodo comprendido entre 2002 y 2018 ha aumentado siete puntos en estos años y que el 25% de las calles que se han nombrado son de mujeres.

ROTULADAS 818 CALLES


Así, durante estos años se han rotulado 818 calles, de las que 322 llevan nombres de personas y 80 de ellas llevan nombre de mujer, entre las que se encuentran mujeres de la política como Soledad Becerril, Concha Caballero o Carme Chacón; de la cultura como Matilde Coral, Marifé de Triana Rosalía de Castro; de las Ciencias y en la Docencia como la abogada Aurora León, Procuradora Ascensión García Ortiz o Carmen Vendrell.

Asimismo, ha subrayado que el año 2018 fue el segundo mejor de las últimas dos décadas con 13 calles con nombres de mujer en un año. Sólo lo supera 2002, así como que hay una tendencia que se ha conseguido implantar durante el mandato para que los nombres de mujeres sean de personas a quienes se reconocen como referentes por sus trayectorias vitales, sociales o profesionales.

Díaz ha hecho además referencia a nombres de mujer que se han puesto en calles de la ciudad y que se corresponden con referentes de la igualdad o la lucha contra la violencia de género, "y un buen ejemplo de ello es el caso de Ana Orantes".

En cualquier caso, ha añadido, "es insuficiente". "Este estudio debe ser un nuevo revulsivo y marcar un punto de inflexión porque, paso a paso, debemos seguir avanzando para lograr una Sevilla que sea referente en igualdad entre hombres y mujeres, y que esa igualdad esté debidamente reflejada en sus calles, plazas y espacios públicos", ha señalado.

Para la investigadora Trinidad Núñez, "que cualquier persona protagonice con su nombre la rotulación de la calle de una ciudad supone estar presente y ser reconocida, para siempre, por sus méritos y logros". "Varias preguntas son obligadas, simbólicamente, cuánto debe valer una persona para obtener tal reconocimiento, tienen la misma posibilidad las mujeres y los hombres de obtener ese reconocimiento", ha concluido la profesora de la Hispalense.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Olavide enviará la nota de Selectividad por SMS
chevron_right
Nico, el pequeño supermán para el que buscan donante de médula