Actualizado: 13:47 CET
Domingo, 16/06/2019

Sevilla

La jueza prorroga la prisión provisional para el loco del chándal

Ha decretado que continúe en la cárcel y sin fianza el acusado de dos delitos de incendio de la casa donde vivían dos hermanas del exalcalde de Almadén

  • Juzgados de Sevilla.

La titular del juzgado de Cazalla de la Sierra (Sevilla) ha decretado la continuación en prisión provisional comunicada y sin fianza para Manuel González González, el "Loco del chándal', acusado de dos delitos de incendio con riesgo para la vida de dos hermanas del exalcalde de Almadén de la Plata.

La magistrada ha visto hoy la petición de libertad condicional para González González, una vez que se cumplen dos años el próximo 4 de julio de su ingreso en prisión provisional, acusado de romper la orden de destierro de su localidad natal, Almadén de la Plata (Sevilla), donde amenazó al exalcalde, José Luis Vidal, sobre el que tenía una orden de alejamiento, han informado a Efe fuentes de la investigación.

La decisión de la jueza es prolongar al menos dos años más el internamiento a la espera de que se celebre el juicio.


Se encuentra en prisión ante la certeza de que podría ser responsable de los incendios que sufrieron las casas de las hermanas de Vidal, con lo que se le imputa un delito de asesinato en grado de tentativa, tres de hostigamiento y uno de incendio con peligro a la integridad física de las personas.

La jueza entiende que su hermano ha podido ser cómplice en algunas de sus acciones, aunque se encuentran en libertad provisional a la espera de juicio.

En su comparecencia de julio del 2016, Manuel González González reconoció como bienes de su propiedad un bidón de gasolina y otros enseres encontrados, aunque ha negado su participación en los incendios del 14 de mayo del 2016 y del 12 marzo del 2017, y ha asegurado que no recuerda dónde se encontraba en esas fechas concretas.

Condenado a 169 años de prisión por atacar a 16 mujeres en Cataluña, una de las cuales murió, fue excarcelado el 22 de noviembre del 2013 por la derogación de la "doctrina Parot" y sin informes que acreditasen que se hubiese rehabilitado.

La investigación considera que acudió a Almadén con el único propósito de vengarse del exalcalde por haber organizado las manifestaciones de vecinos que pedían que no volviese a la localidad tras ser excarcelado.

Se investigó su teléfono móvil, que permaneció apagado desde horas antes de que se produjeran los hechos, por lo que los investigadores creen que lo apagó intencionadamente para no ser detectados sus movimientos, y fue encendido al regresar a Barcelona

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Recogida de firmas por la "alta dificultad" del examen de Matemáticas
chevron_right
La Argentina más íntima