HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 22:47 CET
Jueves, 24/10/2019

Sevilla

Cómo hacer campaña en tres meses y ser alcalde con 26 años

Hace tres meses le propusieron a José Viera presentarse a la Alcaldía de Los Molares (Sevilla) y ahora el PP goza de una mayoría absoluta digna de ser estudiada

  • José Veira.

Hace cuatro meses José Veira, un joven nacido en Sevilla hace 26 años, se planteaba cuál sería su futuro profesional, hace tres le propusieron presentarse a la alcaldía de un pueblo de Sevilla, lo hizo sin pensarlo, y desde el domingo goza de una mayoría absoluta digna de ser estudiada por los expertos.

Un trabajo a pie de calle, afirma, ha sido la base para que casi el 75% de los vecinos en Los Molares, localidad de 3.500 habitantes situada al sur de Utrera, cerca del límite con la provincia de Cádiz, acudiese a votar el domingo.

Más de 1.700 vecinos de este municipio votaron el domingo y de ellos 1.275 depositaron papeletas con su nombre, dando al PP no sólo el primer sillón de gobierno en ese Ayuntamiento, sino la mayoría absoluta más holgada de toda la provincia para este partido.

El PSOE venía de gobernar el pueblo con diez de sus once concejales, y ahora el PP tiene siete y ha dejado a los socialistas con cuatro, un “milagro” de la política que Veira asegura que fue “mucho trabajo, mucho hablar con la gente, mucho escuchar lo que necesitan, y jamás prometerle nada que no se fuese a cumplir”.

En esencia, el nuevo alcalde de Los Molares es un hombre de partido, que en marzo recibió el encargo de presentarse encabezando una lista con mucha gente que no era del pueblo, como él mismo, y con la idea inicial, obviamente, de no ganar ni mucho menos, sino de intentar, al menos, mantener el concejal.

Pero este graduado en Derecho y Ciencias Políticas se lo tomó muy en serio, y lo primero que hizo fue trasladarse al pueblo junto a algunos componentes de su lista, en una casa propiedad de otra compañera que convirtieron en cuartel general de la candidatura.

Cada mañana salían a la calle "a llamar a las puertas de la gente, a preguntarle qué querían en el pueblo, qué necesitaban, y sin mentirle, porque si alguien decía que necesitaba un médico más el centro de salud, le decía claramente que eso no lo puede conseguir el alcalde, pero puede pedirlo a la Junta”.

No obstante, él era consciente de que el hecho de llevar en su lista gente de fuera del pueblo le podía restar votos, por lo que aglutinó en torno a su trabajo a personas que habían sido hasta hace poco votantes del PSOE, IU y Podemos, y formó una lista "sin siglas, con el PP arriba, es verdad, pero intentando encontrar un nexo para gobernar en Los Molares".

“En septiembre, cuando terminé la carrera, yo ya me había planteado mi futuro, y tenía claro que quería dedicarme a la política municipal, y hasta se puede decir que elegí Los Molares por una cuestión sentimental, porque mi hermana se llama Fátima, como la patrona perpetua del pueblo, e incluso una amiga, Rocío, antes de morir, me aconsejó este pueblo cuando yo no había comentado con nadie lo que iba a hacer”.

Unas señales que completó con un estudio del trabajo a realizar por la oposición -sin pensar en ser alcalde-, pero con la conclusión de que “en este pueblo el cambio tenía que venir de la mano de una persona que agrupase a todo el mundo sin mirar ideologías”.

Así, desde la casa de Encarnación Jiménez, la número 8 de la lista, su equipo fue haciendo números, previsiones, y cuando el domingo poco antes de las diez de la noche salieron los gráficos con el resultado de las elecciones, sencillamente no se lo podían creer.

Ahora, con los pies en el suelo, queda preparar el trabajo y el reparto de competencias, con algunas cosas claras, como que la número 3 de la lista, Marta Gómez, que ha estudiado finanzas y contabilidad será la delegada de Hacienda, o que él mismo llevará lo que le hace más ilusión, "juventud, empleo y deportes”.

Eso sí, como resulta que cuatro de los siete integrantes de la lista no son del pueblo, lo primero es alquilar una casa para vivir todos, que no tienen pareja ni hijos, de modo que se mueven "con libertad”, y abre un periodo de cuatro años en el que, incluso cuando termine, seguirá siendo el alcalde más joven de toda la provincia de Sevilla.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
‘Un hombre fiel’: Pequeños desórdenes amorosos
chevron_right
La supresión de Sucesiones "impulsa" la venta de pisos