Actualizado: 20:29 CET
Sábado, 23/11/2019

Sevilla

La Fiscalía pide prisión para el clan de los chorizos

Las quejas de vecinos de Estepa llevaron a hacer un seguimiento de tres viviendas en las que había un "trasiego" constante de conocidos consumidores de drogas

  • Juzgados de Sevilla.

La Fiscalía Provincial de Sevilla pide penas de cinco y cuatro de prisión para varios miembros del conocido como el 'clan de los Chorizos' de Estepa (Sevilla) por un delito de tráfico de drogas.

En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, la Fiscalía inculpa a estas diez personas de un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud.

En concreto, el Ministerio Público solicita para F.D.C.A. y T.F.F. una pena de cinco años de prisión y una multa de 320.000 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de tres meses de cárcel en caso de impago. Asimismo, la Fiscalía pide para C.J.R. y R.I.E.M. una pena de cuatro años de prisión y una multa de 2.300 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de un mes de cárcel en caso de impago.

Igualmente, el Ministerio Fiscal reclama para S.T.J. y Q.N.J. una pena de cuatro años de prisión y una multa de 7.000 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de un mes de cárcel en caso de impago. De otra parte, pide para J.M.T.J. y P.M.V. una pena de cuatro años de cárcel y una multa de 1.500 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de un mes de prisión en caso de impago.

De igual modo, la Fiscalía pide que se le condene a M.T.J.R. cuatro años de prisión y se le imponga una multa de 60 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de diez días de cárcel en caso de impago. Por último, solicita para C.N.J. una pena de cuatro años de cárcel y una multa de 360 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de diez días de prisión en caso de impago.

EXPOSICIÓN DE LOS HECHOS


Con respecto a los hechos que se juzgarán a partir de este martes en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla, la Fiscalía expone que tras numerosas quejas vecinales, los agentes de la Guardia Civil de Osuna y Estepa en febrero de 2017 comenzaron una vigilancia en tres viviendas en las cuales residen varios miembros de un grupo familiar, conocidos como el 'clan de los Chorizos'.

La Fiscalía detalla en su escrito que en uno de los inmuebles residen C.J.R. y R.I.E.M., ambos pareja sentimental, así como S.T.J. y Q.N.J., hijos de C.J.R mientras que en otro de los inmuebles reside el acusado C.N.J.. Por último, en la vivienda restante reside J.M.T.J., hijo de C.J.R., junto a P.M.V., su pareja sentimental.

En esos registros, tal y como señala el Ministerio Público, la Guardia Civil pudo observar "un trasiego abundante" de personas, "conocidos como consumidores estupefacientes", los cuales "entraban en los domicilios, permanecían en su interior escasos minutos, y salían del mismo", así como "una venta constante de sustancias estupefacientes en la puerta de dichas viviendas".

Así, con el fin de acreditar "dicho ilícito", los agentes realizaron el 4 de febrero y el 9 de febrero varios servicios de vigilancia en el que fueron identificados varias personas que portaban diferentes cantidades de marihuana.

La Fiscalía continúa su exposición de hechos, e indica que tras la autorización de Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estepa de interceptar las comunicaciones de los acusados, los agentes pudieron comprobar "cómo el conjunto familiar actuaba siguiendo siempre una misma pauta" en la que "S.T.J y Q.T.J. eran los encargados de desplazarse de forma diaria, hasta la localidad de Osuna y adquirir las sustancias estupefacientes que posteriormente serían vendidas por los distintos miembros de la familia a los consumidores de Estepa".

Así, a través de estas comunicaciones "se comprobó como los acusados adquirían las sustancias de un único proveedor en Osuna, los hoy acusados F.D.C.A. y T.F.F., ambos pareja sentimental". Además, los agentes actuantes comprobaron como los miembros de la familia utilizaban una parcela donde M.T.J.R., hermana de C.J.R., quien "auxiliaba a su hermana en la venta de sustancias" y también "se encargaba de la custodia de las sustancias".

Por último, se realizó la entrada y registros de las viviendas investigadas donde se intervino varias cantidades de dinero en efectivo, varios útiles para el pesaje y la manipulación de los estupefacientes, así como distintas bolsas y paquetes que contenían diversas cantidades de cocaína, marihuana, heroína así como pastillas de metafentamina.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Todos los taxis estarán operativos para la final de la Copa del Rey
chevron_right
Los bomberos sofocan un incendio en un edificio abandonado en Torneo