HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 14:39 CET
Martes, 10/12/2019

Sevilla

Ya luce de nuevo en La Caridad el Valdés Leal Exaltación de la Cruz

Fundación Caja Rural del Sur y la Hermandad de la Santa Caridad presentan el resultado final de la restauración hecha por Ágora


Fundación Caja Rural del Sur ha respaldado a la Hermandad de la Santa Caridad de Sevilla mediante para la restauración y conservación del cuadro de Valdés Leal “Exaltación de la Cruz” situado en la Iglesia de San Jorge en el Hospital de la Santa Caridad de Sevilla.

Una vez finalizados los trabajos de restauración de esta obra, los presidentes de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, y el Hermano Mayor de la Hermandad de la Santa Caridad de Sevilla, Eduardo Ybarra, han presentado el resultado final de la restauración llevada a cabo por el prestigioso equipo de restauradores Ágora, dirigido por Juan Aguilar.

El presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez ha indicado la satisfacción de la entidad de haber participado en esta restauración que “brinda a los sevillanos la oportunidad de contemplar una obra única que refleja muy fielmente los valores que mueven a la Santa Caridad como es la caridad con los más necesitados”.

El Hermano Mayor de la Hermandad de la Santa Caridad, Eduardo Ybarra, ha agradecido la colaboración de la Fundación Caja Rural del Sur en la restauración de este gran cuadro además de las anteriores restauraciones desarrolladas con el respaldo de la entidad andaluza.

Obra cumbre de Valdés Leal en la Iglesia de San Jorge

En la presentación del resultado final de este proceso, junto al equipo restaurador, ha intervenido Enrique Valdivieso, Catedrático de Arte y Hermano de la Santa Caridad responsable del área artística, quien han aportado información sobre la historia de la obra restaurada,“Exaltación de la Santa Cruz”.


Según ha subrayado se trata de una “obra excepcional del panorama barroco español, no hay nada similar enóleo sobre lienzo en nuestro país”.

Realizado por Juan de Valdés Leal en 1685, pintura del artista in situ por encargo de Miguel Mañara, fundador del Hospital de la Santa Caridad, como parte final del programa iconográfico de la Iglesia de San Jorge.

A pesar del fallecimiento del fundador de la Santa Caridad, por lo que no vio finalizada la tercera y última parte del mensaje iconográfico, Miguel de Mañara dejó por escrito una completa guía de los trabajos pictóricos que debían ser realizados en la Iglesia de San Jorge y que se les encargó a Valdés Leal en 1685.

El principal de estos trabajos fue la obra “Exaltación de la Cruz” que narra el episodio en el que el emperador Heraclio lleva la Santa Cruz a Jerusalén. Cuando llega a su destino, no puede cargar con la reliquia. En ese momento se abre el cielo y descienden los profetas, que le comunican que podrá entrar en Jerusalén solo de manera humilde, como lo hizo Jesús. Heraclio entonces baja del caballo, se quita la armadura, se despoja de la pompa y el boato y los ricos ropajes y carga la Cruz sobre sus hombros, de esta manera se abren las puertas de la ciudad.

Esta obra representa el cierre del programa iconográfico de Miguel de Mañara de las obras de misericordia. De este modo, se completó la decoración de la iglesia, con este gran lienzo de la “Exaltación de la Cruz”.

Restauración y conservación de “Exaltación de la Cruz”

Según ha explicado, Juan Aguilar, director de Ágora, los trabajos que ahora terminan, se iniciaron a mediados del mes de octubre del pasado año, extendiéndose durante seis meses hasta mediados del pasado mes de abril. En la intervención de conservación y restauración se ha actuado sobre la obra "Exaltación de la Cruz" y sobre su monumental marco, además de consolidar y limpiar el muro en donde se sitúa la obra.

Previa a la intervención, el lienzo presentaba graves problemas de exfoliación de la capa pictórica, deformaciones del soporte textil, desprendimientos del lienzo de la estructura de madera a la que está fijado, barnices oxidados y suciedad general sobre la superficie que desvirtuaba gravemente la visión de la obra. 

Por ello, según los restauradores, las actuaciones se han realizado “in situ”; desmontándose sólo el marco. Para el desarrollo de los trabajos fue necesario colocar un importante andamiaje sobre el coro para situar, sobre él, una plataforma de trabajo.

Además, han indicado que sobre esta plataforma se dispuso un andamio rodante desde el cual se llevaron a término los trabajos sobre el lienzo, el marco y el muro.

Al término de los trabajos sobre esta obra mural se han solucionado los graves problemas que condicionaban la conservación de esta importante obra; en ellos han intervenido cuatro restauradores, empleándose, en total de más de tres mil doscientas horas de trabajo.

Según indica el equipo encargado de la restauración de la obra “el cuadro es, por tanto, una obra indisoluble de la historia pictórica de la Iglesia del Señor San Jorge y obra culmen del pintor en su tipología de grandes lienzos al nivel de los pintados para el retablo del Carmen Descalzo de Córdoba. La fuerza y el dramatismo del pincel de Valdés Leal es el contrapunto perfecto a la dulzura y suavidad de las obras de Murillo que le acompañan en el recorrido catequético de la iglesia de la Caridad”.

Otras restauraciones con Fundación Caja Rural del Sur

Además de respaldar la restauración de esta destacada obra, en un anterior convenio entre la Fundación Caja Rural del Sur y la Hermandad de la Santa Caridad, la entidad apoyó la restauración de dos obras de Murillo también situadas en la Iglesia de San Jorge, una Inmaculada, ubicada en la zona central de la Iglesia, y otra obra que se encuentra en el ante presbiterio en un altar, un pequeño cuadro en óleo sobre tabla que representa a San Juan Bautista, todavía niño.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El PSOE quiere abrir una Oficina del Atención al Comercio
chevron_right
Zoido acusa a Espadas de "ausencia de ideas"