HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:33 CET
Lunes, 16/09/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Detenido por atracar, al menos, siete gasolineras en el Aljarafe

La Guardia Civil de Camas (Sevilla) ha detenido a un varón como autor de, al menos, siete atracos a gasolineras con una pistola simulada o a punta de cuchillo

Cargando el reproductor....

La Guardia Civil ha detenido en Camas (Sevilla) a un varón de 32 años, vecino de Hinojos (Huelva) y con antecedentes policiales, como presunto autor de al menos siete robos con violencia e intimidación en establecimientos de la comarca sevillana del Aljarafe y la ciudad hispalense, en su mayoría gasolineras, dos delitos de robo o hurto de vehículo y tres delitos de falsedad documental al falsificar las placas de los vehículos sustraídos.

La operación, realizada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Mairena del Aljarafe, se inició a mediados del mes de abril, tras tener conocimiento el Instituto Armado de un primer atraco en una gasolinera del Parque Industrial y de Servicios del Aljarafe (PISA) de dicha localidad. Según la Benemérita, el autor de este intento de atraco se habría servido de una pistola simulada y habría huido del lugar en un vehículo con la matrícula doblada, al ser frustrado su intento de atraco por los propios empleados del negocio.

Tras el primer intento se produjeron otros atracos, con la consiguiente alarma social entre empleados y dueños de gasolineras y otros establecimientos de la zona del aljarafe sevillano. Se cometieron un total de cinco atracos en esta zona en apenas tres semanas y dos más en estaciones de servicio de la capital hispalense. Su forma de actuar era cada vez más violenta, comenzando a intimidar a los empleados con un cuchillo de grandes dimensiones, según la Benemérita. En sus tres últimos robos mostró un mayor grado de agresividad, llegando a tratar de golpear con un hacha al dependiente de una de las gasolineras asaltadas, al tratar de hacerle frente para impedir el robo.

El asaltante usaba, para sus desplazamientos y huidas, vehículos que previamente sustraía en otras localidades próximas a su rango de acción, a los cuales les colocaba placas de matrícula pertenecientes a otros vehículos, tratando de este modo de dificultar su identificación y e impedir que cualquier patrulla policial pudiera reconocer el vehículo como robado.

Para evitar ser identificado usaba gorras, gafas de sol, guantes, bufandas tubulares e incluso cascos de motocicleta. El atracador no tenía un domicilio fijo ni se quedaba muchas noches seguidas en el mismo lugar, llegando a residir de okupa, algo que dificultó en gran medida la labor de los investigadores.

Tras cometer el pasado 10 de mayo tres robos con violencia e intimidación en dos estaciones de servicio del Aljarafe sevillano y un tercero en Sevilla capital, en los que usó una motocicleta, previamente sustraída en el barrio sevillano de Triana, para su huida; los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Mairena del Aljarafe consiguieron localizar la motocicleta sustraída y finalmente lograron detener al autor de los hechos en la localidad de Camas, no sin que el individuo se resistiese y causase lesiones a uno de los agentes.


Al detenido se le intervinieron varios útiles, complementos y prendas de vestir utilizadas en sus atracos, lo que ayudó a demostrar su implicación en los hechos. Igualmente, a lo largo de la operación fueron intervenidos una pistola simulada y un cuchillo de grandes dimensiones, ambos objetos utilizados para intimidar en los robos. De igual modo, se han recuperado una motocicleta y un turismo sustraídos por el presunto delincuente.

La autoridad judicial ha decretado prisión provisional para el acusado. Además de los delitos relatados, se le imputan tres delitos de falsedad documental por uso de placas de matrículas falsas colocadas en el turismo con el que cometió los tres primeros robos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Las encuestas siguen dando la victoria a Espadas pero sin mayoría
chevron_right
Destapan en Sevilla un fraude de cuatro millones a la Seguridad Social