Actualizado: 16:44 CET
Domingo, 08/12/2019

Sevilla

Feria larga y sin cuestionarla, con el botellón como enemigo a batir

El Ayuntamiento destaca el contundente control de la botellona, de venta ilegal de alcohol y de aparcamientos indiscriminados en el balance de Feria

Cargando el reproductor....

Consolidación del modelo de la feria larga, es decir, de sábado a sábado, y contundente control de la botellona, de la venta ilegal de alcohol y de los aparcamientos indiscriminados, además de una mayor limpieza en el Real y su entorno. Ése es el resumen que realiza el Ayuntamiento de Sevilla, con su alcalde, Juan Espadas, y su delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, de la Feria de Feria de Abril de 2019.

Tras analizar los datos del dispositivo especial que coordina el Cecop, Espadas ha querido resaltar la respuesta de los servicios públicos en el Real y su entorno, en especial en cuestiones como movilidad, limpieza y seguridad, así como en el control de los efectos de la botellona y de la venta ilegal de alcohol. De hecho, el regidor hispalense ha querido felicitar “a la totalidad de los servicios públicos y las administraciones públicas, a los empresarios hosteleros y del comercio y a los propios ciudadanos por su mayor civismo, puesto que todos han contribuido a consolidar el actual modelo de Feria de Abril y a que ésta haya sido una gran feria, una feria de diez”.

El mayor despliegue contra la botellona se ha traducido en la recogida por parte de Lipasam de un 43,1% menos de residuos directamente vinculados a la movida juvenil que en 2018, hasta los 27.150 kilos, una contundente reducción que se ha traducido en unas calles más limpias y en el descenso de altercados, mientras que en Tablada se ha logrado eliminar por completo el aparcamiento indiscriminado de años atrás.

El mayor control policial de la botellona se ha desarrollado limitando también la comercialización de alcohol a partir de las 18 horas en el área de influencia de Los Remedios, iniciativa municipal que ha contado con la colaboración de la CES y que ha tenido “muy buenos resultados”, ha explicado Cabrera. La Policía Local clausuró tres establecimientos, dos en Triana, de 248 inspecciones realizadas, un número reducido que, a juicio de Cabrera, avala la iniciativa y revela la colaboración de los comerciantes.

La Policía Local, además, “se afanó” en la vigilancia de la venta ilegal de bebidas en el entorno de la Calle del Infierno y otros enclaves del Real, interceptando rutas alternativas de entrada de alcohol y vehículos nodriza, localizando un amplio almacén, en el que se incautaron 1.673 unidades de bebidas ilegales.

Además, la Policía Local realizó 943 pruebas de alcoholemia, de las que sólo 23 resultaron positivas, e impuso 15 multas por consumo de alcohol en la vía pública, al tiempo que inspeccionó 3.143 vehículos de mercancías en materia de consumo y realizó 1.493 inspecciones .


Por parte de Bomberos, se realizaron 26 intervenciones, aunque tan sólo 4 de ellas relacionadas con conatos que no pasaron realmente a ser incendios. “Una feria sin incendios, algo también histórico”, ha señalado Juan Carlos Cabrera.

En cuanto al dispositivo sanitario municipal ejecutado por Cruz Roja Sevilla, se realizaron 3.353 asistencias, de las que sólo 49 requirieron traslados hospitalarios. Heridas (356), contusiones (206), intoxicaciones etílicas (167) y síncopes (163) fueron las principales. Protección Civil acometió 375 actuaciones, la mayoría de información a los ciudadanos, retirada de obstáculos en la vía y apoyo a asistencias sanitarias.

Residuos y viajeros

Desde el sábado del Pescaíto, Lipasam ha recogido 1.621.732 kilos de residuos, un 1,4% menos que el año pasado, a falta de contabilizar la recogida tras el desmontaje y teniendo en cuenta la reducción de residuos de las botellonas. El reciclaje ha ido a más, con 42.160 kilos de papel y cartón, un 8,3% más que el acumulado del año pasado, 415.920 kilos de envases de vidrio, un 6% más, y 38.845 kilos de aceite, un 118,5% más.

Por su parte, Tussam transportó 1.243.353 viajeros, un 2% menos, descenso atribuido a la lanzadera del aparcamiento del Charco de la Pava, sin el que la demanda crecería un 0,45%. Esta menor ocupación del parking rotatorio, que sumó 31.974 vehículos, “se debe a que los abonos del resto de los aparcamientos públicos se cubrieron al 100%”, ha argumentado el delegado.

7.717 fueron los carruajes que entraron en el Real, el mayor número que se recuerda, y Emasesa sumistró 31.236,53 metros cúbicos de agua, un 5% más de aumento. Por último, la mejor jornada en cuanto al turismo fue el sábado del Pescaíto, con un grado de ocupación media de hoteles y apartamentos del 95%, lo que equivale a un lleno técnico, rondó el 85% en los día laborales y al 90% para concluir la Feria.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Dos Hermanas y Loyola preparan el desembarco de 2.500 personas al día
chevron_right
Notable éxito de la campaña de Lipasam en redes sociales