Actualizado: 13:48 CET
Martes, 04/08/2020

Sevilla

El mérito no tiene nada que ver con los tacones

Caixabank reúne en Sevilla por quinto año a 250 empresarias para analizar el liderazgo femenino y reivindicar su papel emprendedor

Dominaban este viernes los tacones, y altos, en la sede central de A Sierpes de La Caixa en Sevilla, que acogía por quinto año el evento CaixaBank se va de feria, una excusa perfecta, con la moda como percha, para reivindicar el papel emprendedor de la mujer. Trabajo, tesón, valentía y superación, en un doble sentido, en el de levantarse ante el fracaso y en el de sobrevivir al cáncer, ejemplificadas en  dos mujeres que han superado la enfermedad para cerrar, entre aplausos emocionados, el desfile que suele cerrar el acto.

 

250 empresarias y directivas llenaban el patio central de la sede de la Caixa, ante las que la propia entidad reivindicaba la necesidad de conseguir la igualdad, por justicia y también por rentabilidad egoísta, un 35% más cuando las féminas entran en los órganos de dirección.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Meritocracia, igualdad de condiciones, participación e inclusión eran las claves que daba la directora general de La Caixa en Andalucía Occidental, María Jesús Catalá, que daba paso al ejemplo vivo de cómo la mujer es empresaria y, además, puede ser y, de hecho lo son, referentes.

 


Sara Hidalgo, CEO del Grupo Wingenia, dirigiendo 126 empresas, representa a la mujer que, por preparación y méritos, es ejemplo de cómo alcanzar las metas más altas. Sacrificio, esfuerzo, trabajo... "No nos pongamos barreras, aportamos mucho valor y con trabajo lo conseguimos todo", aseguraba. 

 

Concha Cobreros, directora del Proyecto Itálica Patrimonio Mundial, procede de una familia de empresarios y pronto le salió la vena emprendedora. "El esfuerzo rinde sus frutos", apuntaba, para dar en el clavo en una de los grandes problemas: la conciliación familiar, legal y cultural, que lastra el desarrollo de cualquier mujer.

 

Y esa fue la clave del testimonio de Leticia Domínguez, LDM arte&Moda, quien tras tener a su hijo tuvo que retomar su vida laboral y lo hizo creando sus propios diseños, sus propios tejidos, confiando en el comercio justo y sostenible. Unir negocio y valores, "queremos tener muchas Leticias", decía Antonio Vila, director de MicroBank, aquellos que confiaron en su proyecto y que esperaba que el ejemplo cundiera en las presentes, mujeres y empresarias que ya le habían otorgado un sonoro y emocionado aplauso identificadas con el tesón, la superación y el esfuerzo de la diseñadora.

 

"Siempre nos hacemos cargo de todo", decía Leticia Domínguez mientras el resto asentía. El éxito es "salir de la zona de confort", reflexionaba, apuntando que la indecisión no es buena porque "tienes que creer en ti" y en la perseverancia está el secreto. "Hay que ser valientes", concluía.

 

El acto, como es tradicional lo cerraba un desfile, organizado por Sevilla de Moda, que demostró que en la diversidad también hay negocio, con diseños clásicos y rompedores, del volante a la transparencia, del tatuaje que se mezcla con los tejidos al mono con volantes en las mangas. 

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

La misma personalidad que mostraron los diseñadores, entre ellos la propia Leticia Domínguez, la demostraron las dos mujeres que cerraron el desfile, dos supervivientes del cáncer a las que había ayudado la asociación Pulseras Rosas, con las que colabora la fundación La Caixa. Su desparpajo, su alegría y su baile final, con la música de Isabel Soyero,  hicieron emocionar a las empresarias y directivas, un ejemplo de superación por doble partida.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Fin a la huelga del Metro en el arranque de la Feria
chevron_right
Rotundo triunfo final de Roca Rey con un toro de Núñez del Cuvillo