HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:07 CET
Jueves, 23/05/2019

Sevilla

El policía encausado por el asalto a su casa, con estrés postraumático

Según los médicos forenses, es "perfectamente compatible con el terror vivido que supone el supuesto de que asalten tu vivienda y veas que corres peligro"

  • Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla.

La causa que enjuicia al exagente de la Policía Local de Sevilla Casimiro V.M. por lesionar a cuatro personas, las cuales también son encausadas por asaltar el chalet del propio Casimiro, ha continuado este jueves con la declaración pericial de los médicos forenses que examinaron tanto al policía local como a su pareja sentimental, quienes han señalado que ambos padecen un síndrome de estrés postraumático que es "perfectamente" compatible con el "terror vivido que supone el supuesto de que asalten tu vivienda de madrugada y veas que tu vida corre cierto peligro".

En la sexta sesión de esta causa que juzga la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla, los médicos forenses han descrito las heridas sufridas durante la noche de autos por parte de Casimiro y los cuatro supuestos asaltantes Raúl P.R., Iván P.R., Julio R.F. y Esmeraldo F.R., así como el estado de afección de la pareja sentimental del policía local.

En concreto, los forenses han señalado que Casimiro y su pareja, Estefanía, durante la pericia les indicaron que habían sufrido un asalto en su domicilio. De otra parte, han reflejado que el agente de policía presentaba una herida en el dedo de una mano compatible con un mordisco así como politraumatismos en la zona del abdomen, mientras que con respecto a su pareja, no han descartado que este estrés postraumático sea una de las razones de que padezca un hipotiroidismo que antes del suceso no presentaba.

Con respecto a los acusados por asaltar la vivienda de Casimiro, los peritos han explicado que Esmeraldo presenta una herida por arma de fuego en el antebrazo que si bien le ha supuesto un pequeño trastorno de dolores en la zona no le ha afectado a la movilidad, mientras que en cuanto a Iván, han detallado que este presenta una herida de arma de fuego cuya bala tuvo que ser extraída cerca de su hombro tras entrar por el torso e impactar en una costilla, así que posteriormente, se encontró a través de un TAC otro objeto metálico de menor tamaño del cual presumen que es un fragmento de una bala que entró en el cuerpo del acusado tras haber impactado en otro lugar la bala original.

Igualmente, han señalado que Julio fue el que mayor número de lesiones presenta al tener cuatro heridas por impacto de bala en la cadera izquierda, en la espalda, en el codo izquierdo y en la mano izquierda, que le han supuesto secuelas en el intestino delgado y en el colon que le han afectado a su aparato digestivo y a sus extremidades inferiores, por lo que le puede suponer una discapacidad parcial del 53 por ciento para ejercer algunos trabajos. Así, han añadido que estas heridas son persistentes en el tiempo y que no afectaron a órganos vitales si bien necesitaron atención médica urgente.

De otro lado, han indicado que Raúl presentaba una pérdida de una cuarta parte de su nariz a consecuencia de una herida compatible con un mordisco y que al verlo ahora en la vista oral, cuando han transcurrido varios años y el acusado se ha realizado un injerto, la imagen estética de su nariz ha mejorado "bastante". En ese sentido, han descartado que padezca complejo estético por estas lesiones ya que en el momento de la pericia "no presentó trauma alguno por la pérdida de una cuarta parte de su nariz".

Por último, los forenses han señalado que ninguno de los asaltantes les narró cómo ocurrieron los hechos a excepción de Iván quien les matizó que cuando recibió uno de los impactos de balas estaba subiéndose al vehículo en el que después huyeron. Además, han descartado que los acusados por asaltar la vivienda de Casimiro hayan padecido estrés postraumático al haber sido objetos de disparos ya que en la pericia "nunca presentaron síntomas de trastornos psicológicos".

Cabe recordar que en esta causa, el Ministerio Público en su escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, pide para Iván P.R. y a Julio R.F. tres años por un delito de robo con violencia e intimidación, así como cinco años a Raúl P.R. y a Esmeraldo F.R. por el mismo delito. Asimismo, solicita para Casimiro V.M. una pena de unos 20 años por cuatro delitos de lesiones.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
5.000 pacientes atendidos en la Unidad de Rehabilitación Cardiaca
chevron_right
Unicaja y Buenas Letras rinden tributo a Magallanes y Elcano