HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:13 CET
Miercoles, 23/10/2019

Sevilla

Policía acusado de disparar a ladrones habla de violencia "extrema"

El policía local de Dos Hermanas (Sevilla) acusado de lesionar a cuatro hombres procesados por robar en su domicilio dice que su nivel de agresión due "extremo"

  • Protesta en apoyo al policía.

El policía local de Dos Hermanas (Sevilla) acusado de lesionar a cuatro hombres que están procesados por robo con violencia en su domicilio particular ha declarado este lunes en la Audiencia Provincial de Sevilla que "el nivel de agresión" de los presuntos asaltantes fue "extremo", mientras otro de los encausados ha dicho que el agente respondió "fuera de sí" y con disparos cuando fue a solicitarle el pago de una deuda contraída con un tercero.

Los hechos ocurrieron el 29 de marzo de 2011 y la Fiscalía pide 20 años de prisión para el policía, C.V.M.; 5 años para dos de los asaltantes, E.F.R. y R.P.R., y 3 años y 6 meses para los otros dos, I.P.R. y J.R.F.; mientras que la defensa del agente solicita 13 años de cárcel para E.F.R. y R.P.R. y 12 años y 6 meses para sus dos acompañantes.

El policía ha dicho que no conocía "de nada" al resto de encausados y que estaba durmiendo cuando su esposa oyó unos ruidos, por lo que bajó al salón, donde fue agredido "brutalmente" por dos individuos "enmascarados", uno de los cuales le mordió "en la mano".

"Después dicen 'dispárale, mátalo'", ha añadido el agente, que vio entrar a una tercera persona con "una escopeta" y fue entonces al dormitorio a buscar su pistola, con la que salió al patio, se identificó como policía, cree que efectuó "un disparo al aire" y luego, tras oír "un estruendo de un arma", varios más a la furgoneta que se encontró en su patio.

La furgoneta se estrelló luego contra un muro y "ya sí hubo un enfrentamiento directo con el de la escopeta", ha agregado el agente, que ha asegurado que "el modus operandi era de grupo organizado" y ha negado que en su casa hubiese droga, como afirma la parte contraria.

R.P.R. ha explicado que salió con sus hermanos y su sobrino y decidió por su cuenta acudir a la casa de C.V.M. para que le entregase 15.000 euros que a su vez debía a un ciudadano marroquí al que ha identificado como Karim (al que el agente ha negado conocer) por la compra de dos motores fueraborda.


"C.V.M. me dijo que entrase. Le digo que vengo a recoger 15.000 euros y cuando le hablé del hachís se transformó", ha añadido R.P.R., que ha relatado que el agente le dio "un bocado en la nariz" e intentó estrangularlo antes de que entrasen J.R.F. e I.P.R., con quienes salió del domicilio para, ya en el patio, escuchar disparos y ver acercarse al policía, que le dijo al segundo de ellos 'eso es lo que quiero, que te mueras, hijo de puta'".

"Fui atacado brutalmente y pensé que moría. C.V.M. me arrancó la nariz de un bocado", ha insistido el encausado, que aún está pendiente de una segunda operación para reconstruirle el apéndice nasal.

En cuanto a I.P.R. y J.R.F., han coincidido en que, tras escuchar "jaleo" dentro de la casa, entraron y vieron al agente "encima" de R.P.R., que a su vez tenía "toda la cara ensangrentada".

En el caso de I.P.R., en la huida notó "un disparo en la espalda", mientras que J.R.F., que ha reconocido que un portátil presuntamente robado fue cogido por él "para asustar" al policía, ha asegurado que el agente salió de la casa "disparando indiscriminadamente" y ha referido que recibió "tres impactos" que le han provocado lesiones graves en las piernas y un codo y que no pueda practicar relaciones sexuales.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Abengoa dotará de material y equipos a un parque eólico de Argentina
chevron_right
A Contramano se felicita por la nueva norma para los patinetes