Actualizado: 18:18 CET
Domingo, 15/12/2019

Sevilla

Los Machado vuelven a Sevilla gracias a la Fundación Unicaja

La Fundación Unicaja estrena un nuevo espacio cultural en la ciudad, que inaugura con la exposición "Los Machado vuelven a Sevilla", abierta hasta el 24 de mayo

Cargando el reproductor....
  • La entrada es libre. El horario es de lunes a viernes de 9 a 14 horas y de 16 a 20.00 horas; los sábados de 9 a 14 horas
  • La Fundación Unicaja agradece a la familia de Antonio y Manuel Machado la "confianza y generosidad"
  • La familia da por saldada con este centro cualquier deuda de Sevilla con los escritores

Mañana viernes 22 de febrero se cumplen 80 años de la muerte de Antonio Machado en el exilio francés. Coincidiendo con una efemérides tan simbólica y después de años de trabajo, estudio y, sobre todo, admiración y respeto infinitos por el legado de los hermanos Antonio y Manuel Machado, la Fundación Unicaja abre un nuevo espacio cultural en la ciudad de Sevilla (avenida de la Palmera, 45) con la exposición "Los Machado vuelven a Sevilla" (desde este próximo sábado 23 de febrero hasta el 24 de mayo, en horario de lunes a viernes de 9 a 14.00 horas y de 16 a 20.00 horas; y los sábados de 9 a 14 horas). La entrada es libre porque, tal y como han enfatizado tanto los familiares presentes en el acto como el propio presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, "los Machado se habrían molestado mucho si algo relacionado con la educación o la cultura no fuera abierto a todo el mundo". 

"Este nuevo espacio es el gran centro de referencia de la obra machadiana"

La Fundación Unicaja, con el apoyo, complicidad y generosidad de la familia de Antonio y Manuel Machado, ha conseguido materializar un sueño que empezó a fraguarse en 2003, cuando sorprendiendo a propios y extraños, adquirió en subasta pública 770 ejemplares documentales. Este legado ya estuvo expuesto en los Reales Alcázares de Sevilla y fue editado, entre 2005 y 2006, en diez volúmenes de facsímiles y transcripciones comentadas. El año pasado, la Fundación Unicaja siguió agrandando su sueño y adquirió el resto del archivo machadiano que tenía la familia. En total, 4.570 páginas, más fotografías y documentos civiles.

"Hoy presentamos el gran centro de referencia de la obra machadina, con el que contribuir a su estudio y difusión", ha subrayado un emocionado Braulio Medel en el acto. De hecho, los nietos sobrinos asistentes (Carlos y Mercedes de Lecea Machado y Manuel Álvarez Machado) se han deshecho en elogios hacia Unicaja y su apuesta por hacer que el legado de los hermanos Machado forme parte de “algo vivo”. “No queremos que sean expuestos o guardados sin más. Este centro servirá para el estudio y la divulgación”, ha manifestado en nombre de la familia Manuel Álvarez Machado.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

La exposición “Los Machado vuelven a Sevilla” reúne un centenar de piezas del fondo documental de los hermanos Manuel y Antonio. Documentos que no han salido de España, según ha contado Manuel Álvarez Machado. Tan sólo lo ha hecho un reducido grupo de “documentos viajeros”. Concretamente, cartas escritas por Antonio Machado entre el 38 y el 39, entre Barcelona y Colliure (Francia), donde falleció, y dirigidas a su sobrina Eulalia, hija de su hermano José, cuando ésta se exilió a Rusia.

Parte de estas cartas, así como fotografías, están expuestas en el rincón familiar que puede verse durante el recorrido expositivo. Un recorrido que comienza con el espacio dedicado a la poesía de Manuel Machado, en el que destacan “Canto a Andalucía” y “Nuevo autorretrato”. Son sus poemas los que dan paso al espacio centrado en la figura de Antonio Machado. En él se exponen borradores de “Poemas de un día” y las canciones a Guiomar, textos estos últimos de una profunda carga sentimental”. “En la exposición hay sorpresas mayúsculas”, en palabras del comisario de la muestra, el escritor Antonio Rodríguez Almodóvar. Ya en la primera planta del centro se muestra uno de los grandes atractivos de la exposición: documentación de una obra de teatro inédita de los hermanos Machado, “La Diosa Razón”.


 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

La familia, el exilio, Colliure y Sevilla

Carlos, Mercedes y Manuel son nietos sobrinos de Manuel y Antonio Machado. Han sido ellos los que, con sus anécdotas, vivencias y recuerdos de familia, han hecho de la presentación e inauguración del centro cultural de la Fundación Unicaja un momento (y usamos los adjetivos con toda la intención) íntimo e histórico.

A tan sólo unas horas de que se cumpla el 80 aniversario de la muerte de Antonio Machado en Colliure, la familia recuerda que el tío Antonio “siempre quiso volver a España. Siempre y cuando se dieran las condiciones políticas. Él era un exiliado, no un inmigrante. Pero el traslado de sus restos trasciende de nuestro deseo o no como familia. Debe ser la iniciativa de un grupo importante de personas quien lo lidere”, ha manifestado Álvarez Machado. “A lo largo de mi vida, he tenido diferentes posturas. Que sus restos estén en Colliure son también un símbolo”, ha apostillado Mercedes de Lecea Machado.

Y si el destino final de los restos de Machado genera debate, la familia también se ha pronunciado sobre el trato que Sevilla le ha dispensado a todos sus miembros (no sólo a Antonio y Manuel). “Su amor a Sevilla fue permanente”, ha destacado el presidente de la Fundación Unicaja, para acto seguido apostillar Manuel Álvarez Machado: “Con este centro cultural queda saldado todo”.  Braulio Medel, de hecho, ha compartido con los asistentes que no fueron pocos los sevillanos que en 2003, cuando Unicaja se hizo con los primeros documentos del legado de los Machado, “me paraban por la calle para agradecérnoslo”. “Siempre dijimos que el legado y todo lo que hiciéramos en torno a él se haría aquí, en Sevilla”, ha zanjado Medel.

Mercedes de Lecea Machado fue la encargada de leer la carta de Carmen Machado, sobrina de Antonio y Manuel e hija de José, uno de los hermanos de los escritores. Carmen, que vive actualmente en Chile, recuerda en su carta a ese tío Antonio “grande, cariñoso y lector voraz” que la llamaba con el sobrenombre de “cabezolita”. “Porque esta niña piensa”, le decía a la madre de la pequeña. “Recuerdo su dormitorio lleno de libros, desordenado” con los que enseñó a Carmen y a sus dos hermanas la importancia y maravilla que es leer.

Junto a los manuscritos, las cartas, los bocetos y libros, hay en la exposición objetos que ha cedido la familia para la muestra. El más conocido por todos es el bastón con el que posa Antonio Machado en la fotografía hecha en el Café de las Salesas. “Ese bastón le sostuvo y nos lo trae junto a nosotros. Salió con él al exilio y volvió a España gracias a Manuel”. Manuel y Antonio, Antonio y Manuel, entre los que nunca hubo una sola “nota discordante entre ellos”, ha llamado la atención Rodríguez Almódovar.

Desde el próximo sábado y hasta el 24 de mayo, en el centro cultural de la Fundación Unicaja en Sevilla, los Machado vuelven a Sevilla para no irse nunca más.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Cae una cédula de la mafia croata que robaba en casas de Sevilla
chevron_right
Una denuncia en Tarifa lleva a descubrir una estafa con muñecos reborn