HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:07 CET
Miercoles, 11/12/2019

Sevilla

Transportes GarCía avalará a Farruquito en el tablao del río

El Ayuntamiento aguarda a que Patrimonio del Estado lo ceda definitivamente a la ciudad para poner en marcha la licitación

Cargando el reproductor....
  • Empresa y artista acudirán al concurso público para explotar las instalaciones de Marqués de Contadero
  • La firma que regenta el local de flamenco de la ronda lo descartó por su escaso aforo
  • La Fundación Cristina Heeren iba a gestionarlo, pero el Ayuntamiento “se desdijo”

La empresa de transportes Gar&Cía avalará la candidatura de Farruquito para explotar el futuro espacio flamenco que está proyectado en los bajos de Marqués de Contadero, junto a la Torre del Oro y las oficinas que actualmente ocupa el Consorcio de Turismo.

Según ha podido confirmar Viva Sevilla, la firma con sede en Dos Hermanas se ha decidido a invertir en unas instalaciones que deben salir próximamente a concurso público para su explotación como local de divulgación y espectáculos flamencos, pero que el Ayuntamiento de Sevilla está a la espera de recepcionar por parte del Estado, su actual propietario.

Transportes Gar&Cía dotará de músculo económico a la candidatura de Farruquito para quedarse con la gestión del futuro local. Los vínculos entre la firma y el artista son muy estrechos (el propietario de la empresa y el propio Farruquito son compadres), lo que ha facilitado la unión de ambos de cara al concurso que convocará el Ayuntamiento para licitar el local. “Queremos hacer algo muy bonito allí, sí”, ha admitido Farruquito a este periódico.

Pero tiene competencia. La empresa que actualmente regenta el recinto de espectáculos flamencos El Palacio Andaluz (ubicado en la ronda histórica de la capital andaluza), por ejemplo, también estuvo interesada en optar al futuro complejo, pero finalmente ha renunciado.

Según ha podido saber Viva Sevilla, los socios de El Palacio del Embrujo SL llegaron a visitar las instalaciones, actualmente diáfanas y por acondicionar. Sin embargo, tras realizar un estudio de las mismas, y en especial después de proyectar el aforo que tendría el edificio, renunciaron a optar al mismo. “Sencillamente, los números no salían”, reconocen fuentes de la empresa a este periódico.

De hecho, una vez descartada esa opción, los mismos empresarios decidieron invertir casi tres millones de euros en el antiguo pabellón Cruzcampo de la Expo’92, que compraron a su anterior propietaria, Heineken España. En breve tienen previsto iniciar las obras de acondicionamiento del edificio, que sí gozará de un aforo sensiblemente mayor que el que ofrecerá el futuro centro de Marqués de Contadero.


Las instalaciones, a la orilla del río, en principio iban a ser a gestionadas por la Fundación Cristina Heeren, pero el Ayuntamiento cambió de planes y optó por articular un concurso público después de recibir formalmente el interés de varios candidatos.

Ésa es, al menos, la versión que ofrecen desde la propia Fundación, que sostiene que el proyecto original fue diseñado conjuntamente por el Consorcio de Turismo y dicha institución, una entidad sin ánimo de lucro, como compensación después de tener que abandonar Casa Fabiola. Un enclave que les había sido cedido por el anterior gobierno municipal del PP, pero que debieron abandonar (herederos lo reclamaron) tras hacer en él una importante reforma.

Pero ese pacto para desembarcar junto al río (también se les indemnizó por dejar Fabiola, aunque la cifra no era comparable a la inversión hecha), la Fundación dice que supo “por la prensa” del “cambio de orientación”: los bajos del río serían licitados.

Ahora, una vez presentado este nuevo escenario, a Cristina Heeren no le quedará más remedio que competir con Farruquito y con otros interesados que finalmente acudan al concurso. “Lo tendremos que hacer en las mismas condiciones que otros proyectos”, dicen fuentes de la entidad a este periódico.

Cristina Hoyos, no

Además de los citados, también se deslizó el posible interés de Cristina Hoyos por este futuro espacio flamenco. Preguntada por este periódico, la artista se descarta. “No lo contemplamos, ni tampoco nadie (ningún inversor) me lo ha propuesto”, afirma Hoyos.

Sobre los plazos para la salida a concurso del espacio, el Ayuntamiento asegura que no hay novedad. “Hasta que no se produzca la cesión completa del edificio por parte del Estado, es complicado sacarlo a licitación pública”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Contramano: El agravio del Metro
chevron_right
Los estériles sepultan la corta de la mina Cobre Las Cruces