Actualizado: 12:24 CET
Sábado, 08/08/2020

Sevilla

Ultimátum a Los Perdigones por irregularidades en el bar

La Gerencia apercibe expresamente a la concesionaria de que, “transcurridos los plazos”, podría ejecutar la orden ella misma

  • Mobiliario y pérgola anexa al bar ubicado a los pies de la Torre de los Perdigones.
  • La pérgola adosada, mobiliario apilado y una barra sobre el olivo, “no autorizables”
  • La resolución, de agosto, concedía “cinco días” de plazo para subsanar deficiencias
  • Urbanismo dice que “revocará” la concesión a la UTE titular si ésta no las rectifica

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha ordenado a la concesionaria del quiosco-bar de la Torre de Los Perdigones que subsane las múltiples irregularidades detectadas en las instalaciones del local y que elimine parte del mobiliario del que actualmente dispone por considerarlo no permitido, o de lo contrario “dará inicio al procedimiento administrativo para la revocación de la concesión” para su explotación.

Así se refleja en la resolución emitida por la Gerencia con fecha 6 de agosto pasado, a cuyo contenido ha tenido acceso Viva Sevilla. En dicho escrito, Urbanismo advertía a la Unión Temporal de Empresas (UTE) que gestiona tanto el negocio hostelero como las visitas turísticas a la torre, conformada por las sociedades Segual Proyectos Hosteleros y City Sightseeing España, de que disponía de “cinco días” para iniciar las actuaciones invocadas, y de otros “tres días” para “ejecutarse”.

El dictamen de Urbanismo se apoya en dos informes previos, fechados el 3 de julio y el 1 de agosto respectivamente. El primero alude a la “desatención” en la que, desde un año atrás, lleva incurriendo la titular de la concesión, la cual, en todos los meses transcurridos, no había procedido a la “retirada de todos los elementos dispuestos en la terraza de veladores, que no se ajustaban al pliego de condiciones ni a la licencia de obras concedida, que se encontraban instalados sin licencia en la vía pública”.

Según recuerda Urbanismo, la primera advertencia se fechó el 13 de junio del año anterior, 2017: la retirada decretada “debía haberse iniciado dentro del plazo de 30 días, y ejecutarse en el plazo de otros 30. De dicho acuerdo se informó a la UTE el 27 de julio de 2017”, recoge el informe.

En el último año, pues, la titular no ha atendido a los requerimientos de la Gerencia. Ésta lo constató en las visitas que sus técnicos realizaron a las instalaciones durante estos meses. La resolución consultada por este periódico alude a las realizadas el 22 de mayo a las 17:00 horas, el 2 de junio a las 01:00, y el 2 de julio a las 12:30, ésta última “con la terraza cerrada”.

La descripción de las irregularidades contabilizadas (y no subsanadas) es bastante minuciosa. Las distintas visitas efectuadas detectaron “mesas ancladas bajo pérgola adosada a la fachada”, “acopio de sillas” fuera del edificio cuando éste estaba cerrado, “cajas de decoración con publicidad de Scheweppes” o una “barra alrededor del olivo” ubicado junto a la torre, entre otras incidencias. Todas ellas, según recuerda Urbanismo, están prohibidas en el Pliego de Condiciones técnicas de la concesión.


Esta resolución, incluso, alude a la “legalización solicitada” por parte de la UTE en la terraza de veladores de elementos como la citada barra alrededor del árbol (que actualmente sigue colocada), pero aclara que considera “no autorizable” ese tipo de elementos por lo estipulado, además de en el pliego, en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el cual establece que “el arbolado existente en espacio público deberá ser protegido y conservado”.

Asimismo, Urbanismo recuerda que “no están permitidos los cortinajes verticales (artículo 11 de la Ordenanza de Veladores) ni la publicidad sobre el toldo (aparece una marca de cerveza) por su cercanía con un edificio catalogado Grado de Protección B”.

Edificio protegido

De hecho, la Gerencia insiste en que “en la concesión administrativa  del quiosco de la Torre de los Perdigones no se autorizó la instalación de una pérgola adosada a la fachada, por lo que la solicitud de la misma se considera no autorizable”. Esta misma calificación concede el informe “a la instalación de veladores bajo dicha pérgola”.

El segundo dictamen en el que se apoya la última resolución de Urbanismo, de 1 de agosto (la visita fue el día antes, 31 de julio) incide en que “no han sido retirados” los elementos aludidos en las resoluciones previas (se citan pérgola, mostradores, barra del árbol, anclaje de mesas o el tendido eléctrico, entre otros), “no dándose pues cumplimiento a lo ordenado”. De hecho, la Gerencia lamenta “el carácter reiterado” de los requerimientos en base a los cuales ha apoyado este último aviso a la UTE, que es concesionaria desde 2005.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Parachokes vuelve al ruedo musical con el Festival Riofest 2018
chevron_right
El Getafe destapa todas las carencias sevillistas (0-2)