Actualizado: 23:03 CET
Lunes, 19/11/2018

Sevilla

Velá de Triana: Pregón de Rocío y Esperanza

Francisco Rivera rememoró pasajes de su niñez vinculados a las hermandades del Rocío y de la Esperanza de Triana, además de tener un recuerdo para sus padres

  • Foto de familia tras el pregón.

El torero Francisco Rivera fue el encargado de dar el pistoletazo de salida a la Velá De Santiago y Santa Ana en el patio del antiguo Hotel Triana, acto que contó con la presencia de personalidades de la política municipal
Triana vivió el pasado sábado la inauguración de su fiesta grande. En las calles del barrio se respiraba que no era un día cualquiera y así se demostró cuando a las 20 horas de la tarde el patio del antiguo Hotel Triana comenzó a llenarse de trianeros y trianeras que no querían perderse el acto de apertura de su Velá de Santiago y Santa Ana, el pregón.

El encargado de dar el pistoletazo de salida era el torero Francisco Rivera Ordóñez, que acompañado por su mujer  llegó captando las miradas de todos los asistentes que mostraban curiosidad por las palabras que más tarde iba a pronunciar. Pero en el acto no faltó la presencia de personalidades políticas municipales, como el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, la delegada del distrito Triana, Carmen Castreño, y el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, entre otros miembros de la Corporación municipal.

El evento comenzó sobre las 21 horas, pero antes de que el pregonero subiera al escenario, la Banda Sinfónica Municipal abrió el acto con su tradicional concierto, aunque, como dice su director Francisco Javier Gutiérrez, su “política no es repetir”. Por ello este año han vuelto a sorprender con un programa titulado Estampas Sevillanas, un repertorio de siete piezas con el que realizaron un recorrido por las distintas caras de Sevilla, comenzando como homenaje al barrio con Triana del compositor Isaac Albéniz.

Aunque sin duda, el momento estrella de la actuación fue cuando Francisco Velasco, primer bailarín de ballet de España y antiguo alumno de Matilde Coral, dejó a todos los asistentes con la boca abierta con su Zapateado de Pablo Sarasete. También la cantaora Alicia Gil provocó gran expectación en el público, que no se resistió en gritarle “olé” mientras interpretaba Triana, Triana, de Imperio Argentina.

Tras el concierto, Carmen Castreño subió al escenario para presentar al pregonero y agradeció al alcalde de Sevilla y a los miembros de la Junta Municipal que este año Triana haya sido reconocida como Fiesta Mayor de Sevilla. También agradeció a la comisión organizadora de la Velá su esfuerzo y concluyó recordando de manera muy emotiva a los trianeros que este año no están.

Francisco Rivera subió al escenario y comenzó a pregonar, aunque no pudo disimular sus nervios. “¿Qué es Triana?” Esa fue la pregunta que abrió su discurso, que entonada con unos acordes de guitarra, fue contestándose a sí mismo.

Su pregón no duró más de 25 minutos, tiempo suficiente para que el diestro contara algunas de sus anécdotas de infancia en la Hermandad de la Esperanza de Triana, recordando cuando su padre, Francisco Rivera Paquirri, lo llevaba en brazos para ver a “su Cristo”. Rivera reconoció que “lo mejor que me ha pasado en la vida son mis hijas y ser costalero del Cristo de las Tres Caídas” y que el día más grande del año para él es el Jueves Santo, día en el que hace su tradicional visita temprana a la Capilla de los Marineros acompañado de su familia.

También se acordó de su madre, Carmen Ordóñez, y de sus experiencias junto a ella en el Rocío acompañados por la Hermandad del Rocío de Triana. Emocionado, el torero expresó que los amigos de su madre son “una gran herencia” que ella le ha dejado y confesó que ahora son ellos los que le acompañan en el camino, respetando la tradición año tras año de asistir a su cita con el Rocío trianero.

Con un “he dicho” culminó su pregón, que a pesar de la brevedad, consiguió que el público entero se pusiera en pie para aplaudirle. Fue entonces cuando añadió “¡Qué miedo más grande he pasado!”, provocando risas entre los asistentes.

Reconocimientos trianeros

Al finalizar el pregón se procedió a la entrega de galardones. Como trianeros del año recogieron el premio el científico Guillermo Mínguez Espallargas y la cantaora Rosario Guerrero ‘La Tremendita’. Los trianeros de honor han sido el diseñador gráfico José Manuel Piñero y la cantante Isabel Fayos, que aprovechó la ocasión para dedicar un cante.

El reconocimiento de trianeros adoptivos fue para Ana Bella, creadora de la Fundación Ana Bella, para el periodista Valentín García y para el cartero Isidoro Moreno. Para finalizar la entrega de premios, se distinguió como instituciones honoríficas a la Hermandad de la Esperanza de Triana y al Círculo Mercantil.

Minutos antes de la medianoche, el Puente de Triana, la plaza del Altozano y la calle Betis ya estaban iluminadas y las calles del barrio abarrotadas de gente. Triana inauguraba su Fiesta Mayor, que durará hasta el jueves 26, su día grande, el día de Santa Ana.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Contramano: Sevilla versus Burdeos
chevron_right
Monteseirín: la Zona Franca fue un "desliz electoral" de Montoro