Actualizado: 14:20 CET
Viernes, 17/08/2018

Sevilla

La voluntad vital de la dignidad

Denominado como Voluntad Vital Anticipada, este derecho, ofrece la posibilidad de decidir cómo afrontar el final de nuestros días. 8.000 sevillanos lo han hecho

  • Paciente firmando la Declaración de Voluntad Vital Anticipada.

Mi motivación fue fundamentalmente, la creencia en firme de que vivir, no es vivir a toda costa y a cualquier precio.

Lo afirma Alicia, escritora, de 51 años de edad y que figura como una de las pacientes inscritas en el Registro de Voluntades Vitales Anticipadas.

Un derecho recogido en la legislación andaluza vigente, desde 2003, que se refleja en un documento por escrito que contiene las preferencias sobre los cuidados y tratamientos sanitarios que deseamos recibir, para que se cumplan en el momento en que no tengamos capacidad para expresarlas personalmente.

La Declaración tiene validez en todo el territorio español y se inscribe además dentro del Registro Nacional de Instrucciones Previas. 

Personas mayores de edad, menores de edad emancipadas e incapacitadas judicialmente, siempre y cuando no haya una sentencia de incapacitación que se lo impida o estén en situación de incapacidad en el momento de formalizar su Declaración, pueden hacer uso de esta iniciativa médica.

Eso sí, las actuaciones que puedan contravenir la ley o no sean clínicamente indicadas, no serán susceptibles de poder realizarse.

Un documento que además, permite de forma optativa, poder designar de manera directa, a un representante (y a un sustituto incluso si en el día de mañana, el primer elegido no estuviese en plenas facultadas para ello), que custodie todos los deseos adquiridos y sellados por la persona firmante, en las situaciones clínicas que incluye la Declaración de Voluntad Vital Anticipada, y por consiguiente, tenga la potestad de decidir, teniendo en cuenta sus valores vitales, en aquellos casos que no se han contemplado de manera explícita en el texto.

Para ello, el ciudadano en cuestión interesado, debe dirigirse a una de las Oficinas de Registro de Voluntades Vitales Anticipadas, que se encuentran repartidas por la toda la provincia. En este sentido, Sevilla cuenta con 10 sedes, que se encuentran instaladas en la Delegación Territorial de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en la capital hispalense, además de otras tantas, ubicadas en distintos Hospitales y Centros de Salud de la provincia.

El Hospital Virgen Macarena, Virgen del Rocío, Valme y La Merced; junto con los Centros de Salud de Mairena del Aljarafe, Constantina, Utrera, Écija y Morón de la Frontera, poseen oficinas para llevar a cabo la cumplimentación del formulario y posterior consentimiento en la rúbrica del documento, donde será requisito indispensable, estar dado de alta en la Base de Datos de Usuarios del Servicio Andaluz de Salud para su consiguiente aplicación.

Desde su puesta en vigor, en mayo de 2004, han sido 8.005 los sevillanos que se han inscrito en el Registro de Voluntades Vitales Anticipadas según datos aportados por los registros de la Consejería de Salud, de los que 361 personas, desde enero a junio de este mismo año, 2018, han firmado su Declaración.

Así describe Alicia, quien ha ofrecido a Viva Sevilla su testimonio personal sobre el acicate que le llevó a decidirse por registrar su Voluntad Vital Anticipada: “En mi familia me ha tocado vivir experiencias bastante traumáticas, muy dolorosas, por lo que quería buscar alguna alternativa que me ahorrara el mal trago de pasar en ese trance de la vida”.

A colación de lo anterior, explica de esta manera el momento de su decisión: “Fue entonces cuando me puse en contacto con la Asociación Derecho a Morir Dignamente y fueron ellos los que me comentaron que había un Registro de Voluntades Vitales Anticipadas, y posteriormente, me indicaron cómo hacerla”.

“Llegado el momento de tener que vivir el trance final de la vida que a todos nos llega; pues tenía claro que no quería padecer la angustia, los dolores, la falta de dignidad y calidad de vida que tuvieron que sufrir gente de mi familia”.

Por último, en cuanto al trato recibido, hace una valoración positiva: “Aunque tú tengas muy claro lo que hacer, siempre es un trago difícil de digerir. Porque es pensar en la muerte y es algo que esta sociedad nos prepara, pues sigue siendo un tema tabú. Por tanto, tú esperas que te atiendan con empatía y que te aclaren todas las dudas que tengas para dar el paso. El trato fue exquisito”, concluye.

A través de la web de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía o vía telefónica en el servicio de Salud Responde, se puede adquirir la correspondiente cita. Pues ser dueño del final de nuestras vidas, es un derecho al que no podemos renunciar en estos tiempos que corren.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�n Andaluca InformacinAndaluc�a Informaci�n