Actualizado: 13:15 CET
Jueves, 19/07/2018

Sevilla

Murillo es una ilusión

Un espectáculo de técnicas visuales y danza proyecta en las noches de verano la obra del artista sobre la fachada de la Torre Don Fadrique de Sevilla

  • Murillo proyectado sobre la fachada.
  • Un espectáculo con técnicas visuales y danza proyecta en las noches de verano la obra del artista
  • Será sobre la fachada de la Torre Don Fadrique, en el convento de Santa Clara de Sevilla
  • Se podrá disfrutar de miércoles a sábado hasta el 28 de julio con entradas a 6 euros

Del lienzo a la pared. De la pintura a la luz. Así ha transformado el Ayuntamiento de Sevilla la obra de Murillo que está exhibiendo en uno de los espectáculos más esperados de todos los que aún reserva el amplio programa de artes escénicas ideado durante este año con motivo del cuarto centenario del nacimiento del artista.

Es un programa perfecto para las noches de verano, que juega con la noche, con la fuerza de las imágenes en movimiento, con el territorio y con la danza

La monumental Torre de Don Fadrique, que corona el Convento de Santa Clara, se ha convertido en un gigantesco cuadro sobre el que se proyectan las funciones de Los Niños de Murillo, espectáculo dirigido por José María Roca, y en el que los pícaros del célebre artista saltan de sus cuadros al mapping de luces y composiciones que se dibuja en la Torre.

Una experiencia que se vive de noche, aprovechando el imponente marco que ofrece el convento y la magia e ilusión visual que, a partir de la obra de Murillo, pretende evocar un espectáculo que llega de la mano de la Sala La Imperdible, encargada de su producción, y que despliega, además de las imágenes, coreografías de danza con bailarines de carne y hueso a los pies de la Torre.

Los niños de Murillo.

La elección de los niños como eje temático no es casual. Más allá de las Inmaculadas, los personajes infantiles son otro de los grandes recursos del pintor sevillano. Tampoco lo es la elección del escenario, uno de los tesoros menos conocidos que guarda Sevilla, donde la Torre de Don Fadrique ejerce de corona de uno de los principales espacios culturales de la ciudad. Conocida como la "torre encantada", sobre su fachada surgen Los niños de Murillo trepando o escondiéndose entre sus piedras a través de un mapping de técnicas visuales y luces encajado como un puzzle a los muros.

Producción

Más de 20 personas han trabajado en la realización de este espectáculo que, según destaca el director, José María Roca, está dejando en el público momentos únicos e inolvidables y que está pensado para ir directo al corazón y a las tripas: "Es un programa perfecto para las noches de verano, que juega con la noche, con la fuerza de las imágenes en movimiento, con el territorio y con la danza, una disciplina cuyo lenguaje elimina la barrera idiomática y convierte el espectáculo en una propuesta apta para los turistas que cada día nos visitan".

Roca admite que la fuerza del realismo de Murillo en sus pinturas de calle les ha facilitado la tarea de imaginar a esos niños en movimiento. "El montaje tiene tantos lugares a los que mirar que es probable que muchos quieran disfrutarlo en más de una ocasión, una opción que permite su precio, 6 euros, y su duración, en torno a los 35 minutos". Las entradas se pueden adquirir en las taquillas del Teatro Lope de Vega, o bien por internet a través de murilloysevilla.org e icas-sevilla.org.

El espectáculo Los niños de Murillo se puede disfrutar de miércoles a sábado hasta el 28 de julio. Los pases son los miércoles y jueves a las 22,30 horas, y los viernes y sábados los hay programados tanto a las 22,30 como a las 23,30 (segundo pase).

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad Ai