Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 26/05/2022  

Sevilla

Monkey Weekend de éxito

Guadalupe Plata se afianza, La Big Rabio destacó por su música portentosa y Derby Motoreta’s Burrito Kachimba hicieron la apuesta más brillante

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pájaro durante su actuación.

El pasado fin de semana se celebró, en El Puerto de Santa María, el Monkey Weekend, hermano menor del Monkey Week, el más importante festival para profesionales de la música del país, que cumplirá su tercera edición en Sevilla el próximo otoño.

El epicentro de este festival urbano se fijó en el Castillo de San Marcos, con un escenario realmente original en un marco espectacular, y el gran escenario público, ubicado en la Plaza Alfonso X. Otros puntos de la ciudad como La Cristalera, El Guateque, Sala Gold, Bar Santa María y el mítico Milwaukee, acogieron los numerosos conciertos programados.

Todo comenzó el viernes y no precisamente con música. La organización tuvo la feliz idea de colocar en el Castillo una pantalla para que los asistentes pudieran disfrutar del debut de la selección española en el Mundial de Rusia. Nada más terminar el partido se dio el pistoletazo de salida a la música, con letras mayúsculas.

Los primeros acordes fueron los que lanzaron al cielo gaditano Guadalupe Plata, una banda que se va afianzando en el panorama musical,  que demuestra gran profesionalidad y calidad a raudales. Le siguieron Mohama Saz y Esteban & Manuel.

El sábado, día del grueso de las actuaciones, no defraudó. Desde el medio día y hasta altas horas de la madrugada se fueron sucediendo los conciertos programados, mientras el casco histórico de El Puerto de Santa María se convertía en un ir y venir constante de personas en busca de aventuras musicales y gastronómicas.

Conciertos como el de Marina Gallardo, en La Cristalera, dieron paso a la primera de las comparecencias de La Big Rabia, un atípico grupo formado por dos impresionantes músicos chilenos fichados por la discográfica sevillana Happy Place. Con sólo la batería de Iván Molina y la guitarra y voz de Sebastián Orellana, dejaron patente en Milwaukee que su música es portentosa, algo que ratificaron horas más tarde en el escenario principal de la Plaza de Alfonso X.

Soleá Morente dejó su impronta, junto a Napoleón Solo, en el Castillo de San Marcos, con la fusión como protagonista, y bandas como El Lobo en tu Puerta sorprendieron a propios y extraños con un concierto, en Milwaukee, pleno de ritmo, energía y continuas interacciones con un público que se rindió ante la evidencia.

Actuaciones dobles como las de Branquias Johnson o Sweetshearts From América elevaron el nivel de un Monkey Weekend que tuvo su punto culminante con la irrupción de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba en el escenario principal. La banda dejó claro, ante una abarrotada plaza, que son un auténtico soplo de aire fresco para el panorama musical. Su rock andaluz psicodélico, que ellos llaman Kinkidelia, caló desde la primera nota. Una puesta en escena brillante y unas ganas tremendas de agradar hicieron posible el milagro de la conjunción entre músicos y público, todo ello aderezado con canciones que pronto serán tarareadas por miles de aficionados. El rock andaluz tiene, en esta original banda, un punto de continuidad y de evolución, sin lugar a la mínima duda.

La guinda y cierre, el domingo a la hora del vermut, la puso Pájaro, junto a su más fiel escudero, Raúl Fernández, en un íntimo y celebrado concierto en Toro Tapas, espectacular espacio ubicado en una de las bodegas que Osborne posee en la preciosa localidad de El Puerto.

Ahora toca esperar a que el verano finalice y disfrutemos de lo más novedoso de la música, una vez más, en el Monkey Week de Sevilla.

TE RECOMENDAMOS