Actualizado: 19:02 CET
Domingo, 27/09/2020

Sevilla

Asenjo: "Comprendo que las hermandades de Vísperas quieran venir aquí"

El arzobispo de Sevilla fue el protagonista de la entrevista de este jueves en El Programa TV de Ondaluz Sevilla, en la que analizó la actualidad cofradiera

Cargando el reproductor....
  • La concesión a la Parroquia del Cerro del Águila no significa que modifique las Normas. No queremos que las salidas se multipliquen
  • Se me dijeron muchas barbaridades a mi llegada. Aquello fue una siembra que me ha perjudicado a la hora de afianzarme

- Llegó la Cuaresma. Tiempo de preparación. ¿Qué espera de los cofrades durante estos 40 días?

Les pido que se tomen muy en serio y responsablemente la Cuaresma, que es mucho más que la preparación de los pasos, la candelería, los palios, los mantos, las flores. Es decir, la estética o dimensión cultural de la Semana Santa. Siempre recuerdo el texto Deus Caritas Est del Papa Benedicto XVI, su primera encíclica.  "No se comienza a ser cristiano por un pulso cultural, estético, costumbrista, sentimental y ni siquiera por móviles de carácter ético. Se comienza a ser cristiano cuando se encuentra vitalmente con Jesucristo". Si no hay ese encuentro personal con Dios, por muchas túnicas, capirotes y bandas, habremos de concluir que hemos perdido lastimósamente la Cuaresma y la Semana Santa.

 

- Continúan las buenas nuevas. Este año ha anunciado la coronación canónica de la Virgen de los Ángeles de los Negritos, así como la salida extraordinaria de la Virgen de los Dolores del Cerro del Águila.

La denominaría mejor como procesión solemne con carácter parroquial. El permiso, la concesión a la Parroquia del Cerro del Águila no significa que el arzobispo modifique la disciplina sobre salidas extraordinarias. No queremos que se multipliquen. Si hemos accedido a esta concesión es porque nos lo ha pedido la parroquia a través de un programa convincente que nos ha presentado su párroco. Por lo tanto, se trata de un interés prevalentemente pastoral, teniendo en cuenta lo que ha significado la parroquia en la construcción incluso de ese barrio y lo que ha significado también la Virgen de los Dolores.

 


- Su jubilación como arzobispo de Sevilla llegará en octubre de 2020. Por lo tanto, siguiendo el cronograma, le quedaría por una anunciar una coronación más.

Será en su momento. Sólo puedo decir que la coronación no será en Sevilla, sino fuera de la ciudad. En otra población.

 

- ¿Sigue viendo con buenos ojos que algunas hermandades de Vísperas lleguen a la Catedral para realizar estación de penitencia en un posible jornada como pudiera ser el Sábado de Pasión?

Yo lo único que he dicho es que desde el punto de vista jurídico, canónico y litúrgico no hay ninguna dificultad para que se anticipen las estaciones de penitencia al Sábado de Pasión, pero yo no tengo ni capacidad, ni voluntad de legislar en ese sentido. Si el Consejo de Hermandades estima que procede habilitar ese día para que puedan venir a la Catedral las hermandades de la periferia yo estaré dichoso de recibirlas.

 

- ¿Comprende la reclamación de al menos por hoy hasta cuatro hermandades que desean venir hasta el templo metropolitano, teniendo en cuenta que además lo contemplan en sus Reglas?

Sí que lo comprendo. Desde luego, a mi me parecería muy bien e iría como voy siempre a recibirlos a la Puerta de San Miguel y a despedirlos a la Puerto de Palos, suponiendo que hagan ese trayecto, porque también podría ser al revés.

 

- Algo que prima tanto hoy día como es la seguridad. ¿Queda satisfecho el arzobispo de Sevilla tras algunas modificaciones realizadas, por ejemplo para la Madrugá?

Yo no entiendo las cuestiones técnicas, ni tengo tiempo para leerme las distintas posturas, el "plan Creagh" -al que le tengo muchísimo cariño y al que le tengo mucha gratitud-. Pero yo no soy técnico para poder calibrar si estos planes tienen viabilidad. Doctores tiene la Iglesia y para eso tenéis al Consejo de Hermandades. Del cualquier modo quiero decir que la seguridad es un tema mayor. Todo lo que se haga por garantizar la seguridad de las estaciones de penitencia será poco.

 

- ¿Hastiado de pleitos y enfrentamientos en el seno de algunas hermandades con motivo de férreos procesos electorales? ¿Qué solución se le puede dar para evitar estas confrontaciones? 

Me sigo quejando. Y sí, hay una solución, la conversión. Aspirar a dirigir una hermandad no es un timbre de poder, ni de prestigio, sino un servicio. Ya lo dijo Pablo VI hace 60 años, no hay autoridad en la Iglesia que no consista en servir. Somos servidores y no hemos llegado los puestos que hemos alcanzado para servirnos, sino para servir. Y por supuesto, yo soy partidario de presentar una sola candidatura en procesos electorales. Los enfrentamientos luego se trasladan a los medios de comunicación y se convierten en un escándalo, en algo negativo que daña a la corporación, a la piedad popular y que daña a la Iglesia.

 

- El próximo mes de junio Sevilla conmemorará el XXV aniversario de aquel Congreso Eucarístico Internacional que se acogió en la ciudad. Fue relevante y muy  recordado aún por mucho. Incluso contamos con la presencia de San Juan Pablo II. ¿Hay actos previstos para celebrar esta efeméride?

Hay cosas previstas que anunciaremos tras la celebración de la Pascua. Desde hace tiempo somos conscientes de esta conmemoración. Va haber una gran Vigilia Eucarística una noche en la Catedral. También va haber algo aquí delante del monumento de la Plaza Virgen de los Reyes. Lo anunciaremos en su momento.

 

- Por último. Nueve años juntos Sevilla y Asenjo. No fueron pocos los que le etiquetaron a su llegada de ser un arzobispo con "poco matices cofrades". ¿Cree que el pensamiento general ha cambiado con el paso de los años?

Ese calificativo era injusto. Yo venía de una Diócesis andaluza como es Córdoba, donde tuve una relación espléndida con las hermandades. Me dijeron muchas barbaridades quiénes me calificaron así durante aquellos dos meses y medio que transcurrieron entre mi nombramiento y mi toma de posesión. Aquello fue una siembra que me ha perjudicado después. A mi me ha costado mucho trabajo afianzarme en Sevilla, precisamente por eso. Con el tiempo creo que estoy demostrando que no tengo nada contra las hermandades. Lo repito una vez más, porque un arzobispo responsable, sensato, que ama su oficio y ama a la Iglesia, en Sevilla no puede estar ni enfrentado, ni vivir de espalda a las hermandades. Son un camino de vida y de formación cristiana. Si las hermandades no existieran en Sevilla, habría que inventarlas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La estrella de los estrenos, 'La forma del agua' de Guillermo del Toro
chevron_right
Detienen al presidente de una peña flamenca por estafar con la lotería