HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 23:22 CET
Jueves, 20/06/2019

Sevilla

Sesquicentenario del Círculo Mercantil

Siguiendo las actas de la Junta, tenemos el siguiente calendario: Primera reunión...

  • Junta directiva del Círculo Mercantil

Siguiendo las actas de la Junta, tenemos el siguiente calendario: Primera reunión: 25-octubre-1868 en la Casa Lonja. Creación de un centro de instrucción y recreo. Se forma la comisión organizadora que será presidida por  Simón Martínez. Segunda reunión: 22-noviembre-1868 en Consulado. Reunión de la Comisión Organizadora. Tercera reunión: 14-noviembre-1869 en casa de los señores Martínez y Casades. Se trata entre otros del arrendamiento de casa en calle Cuna, 68; lectura de Estatutos y Reglamentos sociales; dar cuenta al Gobernador Civil de la constitución de la sociedad. Cuarta reunión: 16-noviembre-1869 en calle Cuna, 68. Reunión de Junta Directiva Interina. Quinta reunión: 23-enero-1870 en calle Cuna, 68. Junta General de Socios. Se elige la Junta Directiva definitiva la cual será presidida por Simón Martínez.

Práxedes Sánchez Vicente, actual presidente del Círculo Mercantil, nos dice: “Nuestros antecesores celebraron el 100 aniversario el 25 de octubre y nosotros hemos seguido su criterio, comenzando las celebraciones un año antes. Nuestra inauguración de los actos será el 24 de octubre próximo del presente año con un concierto de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, en el teatro Lope de Vega”. Y nos añade: “Nuestra entidad está interesada en celebrar nuestro aniversario dando a conocer la historia de nuestra institución, nuestra vocación de servicio con la ciudad de Sevilla y otras instituciones. Nuestra relación con el comercio, la cultura, las tradiciones y el deporte. En definitiva un repaso a nuestro pasado pero siempre con la ilusión puesta en el prometedor futuro que tenemos por delante”.

Entre los hechos más relevantes de la historia del Círculo Mercantil está la colaboración que siempre prestó al Sevilla Fútbol Club desde su fundación en los albores de 1905. Durante los mandatos de José Montes Sierra y luego de Augusto Peyré, el Mercantil comenzó por cederle el campo llamado del Mercantil y su propia caseta de Feria como vestuario y grada para ver los partidos. Luego todos los presidentes fueron activos a favor del club decano e incluso llegaron a compartir presidentes.
En 2005, al celebrarse el primer centenario del club sevillista, el Círculo Mercantil participó en los actos conmemorativos.

Con la clausura de Casa Rubio, fundada en 1853 por el marqués de Coromina, tienda decana de la calle Sierpes, especializada en paraguas, sombrillas y abanicos, el decanato mercantil de la calle pasó en enero de 2005 a Papelería Ferrer, fundada en 1856 por José Ferrer y Vidal, seguida de la Confitería La Campana, fundada en 1885 por Antonio Hernández Merino. Quedan también con raíces decimonónicas los tres casinos históricos, el Círculo de Labradores y Propietarios (1856), el Círculo Mercantil e Industrial (1868) y el Centro Cultural de los Ejércitos (1881). El Cronómetro (1901) y Casa Damas (1904), ésta clausurada por ahora, y la Confitería Ochoa (1910), siguen en antigüedad mercantil.

Las fábricas de tejidos más importantes eran La María, de tejidos de hilo y algodón; la de Faustino Martín y Cía; la de Pérez Salvador, que también era fábrica de alpargatas, y otras hasta casi una veintena, entre las que figuraban algunas dedicadas al hilado de yute, como las fábricas de la Viuda de Alpériz y Nicolás de Pineda y Cía.

La guía Zarzuela (1864-1957), informa regularmente de los establecimientos comerciales sevillanos, sobre todo desde 1910 en adelante cuando incluye publicidad, y en sus páginas pueden confirmarse que  la razón social Almacenes de Camino estaba formada por Vadillo, Zabala y Peyré, S. en C., desde el último tercio del siglo XIX, y establecida en un amplísimo edificio de la calle Francos, número 50, con salida a la futura calle Álvarez Quintero. Un edificio que en el siglo XVI fue residencia del humanista sevillano Gonzalo Argote de Molina.


Los Caminos, como se conocían popularmente, eran en 1905 “los almacenes de tejidos y novedades más antiguos de la ciudad”, según el anuario Sevilla Industrial y Artística de 1906, que incluye fotografías de Juan Barrera Gómez que hoy son referencias preciosas del comercio del Novecientos.
En las últimas décadas han cerrado sus puertas numerosos establecimientos de la calle Sierpes y su entorno que hoy serían más que centenarios, pero aún quedan al menos cinco firmas fundadas durante el siglo XIX y le siguen otras de los primeros lustros del siglo XX. Las antigüedades fijadas en el siglo decimonónico, son las siguientes:

1856 - Papelería Ferrer. (Mantiene la propiedad la misma familia que ya suma seis generaciones).
1859 - Círculo de Labradores.
1881 - Centro Cultural de los Ejércitos.
1885 - Confitería La Campana. (Mantiene la propiedad la misma familia que ya suma seis generaciones).
1886 - Círculo Mercantil e Industrial. En realidad el Círculo Mercantil es la segunda entidad, pues aunque esté situada en la calle Sierpes desde 1886, fue fundado en la calle Cuna en 1868.

El comercio establecido en la ciudad a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, debemos contemplarlos desde dos aspectos: el de las pequeñas y medianas empresas y el del comercio en general. Todos configuran un carácter ciudadano que ayuda a comprender cómo era la vida socioeconómica sevillana en aquellos últimos años del siglo XIX y primeros del XX. En el centro de la urbe existía un comercio que ha sido la base durante muchos años de tradiciones mercantiles locales.

En ferretería, estaban La Llave, el Bazar Victoria y El Llavín; en tejidos, Almacenes del Duque, Almacenes de Camino, de Vadillo, Zabala y Peyré, con sus espectaculares salones de exposición; la Casa Honda, Ciudad de Sevilla, Maisón de Blanc, El Águila; en espejos y molduras, Leandro del Pueyo; en papelería, la casa Domingo Queraltó y Ferrer; la fábrica de pianos de Luis Piazza; la casa de música de Damas, sucesor de Bergali; los Bazares Español, Sevillano, Estrella Roja, Inglés y Japonés, con sus "novedades de París, Berlín, Londres y Viena...", El Cronómetro, Casa Rubio…

Aunque no hayan sido fundadas en el siglo XIX, ya son empresas centenarias la relojería y joyería El Cronómetro (1901) y la desaparecida de la calle Sierpes Casa Damas (1904), cuyo edificio ha sido derribado, pero sigue existiendo la firma. Le sigue en antigüedad la confitería Ochoa (1910).
Hay que subrayar que todos estos establecimientos, salvo el Real Círculo de Labradores, han mantenido su localización en la calle. Sólo La Campana (Antonio Hernández Merino), Papelería Ferrer y El Cronómetro han mantenido su diseño fundacional.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Surgiendo de la nada
chevron_right
Septiembre deja 277 parados más en Sevilla capital