Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 15/08/2022  

Sevilla

La Policía descarta confabulación en los incidentes de la Madrugá

Sanz asegura que no hay “ningún indicio” de conexión entre estampidas, iniciadas en la zona de Arfe y extendiéndose por "efecto dominó" a una veintena de sitios

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

No hubo confabulación y todo fue un efecto dominó en una veintena de sitios del casco histórico a partir de una pelea en la zona de Arfe. Esa es la principal “hipótesis” con la que, según declaró  el delegado del Gobierno, Antonio Sanz, en el programa Acento Andaluz -de Ondaluz Tv-  trabaja la Policía Nacional sobre los incidentes de la Madrugá , que se saldaron con ocho personas detenidas. 

Sanz ha indicado que la investigación, que está siendo “exhaustiva” y “rigurosa”, la está llevando a cabo la Brigada de Información de la Policía Nacional en Sevilla y se está nutriendo básicamente del visionado de vídeos, de la declaración de testigos y de la colaboración ciudadana. Ha precisado que esta investigación contará “próximamente” con unas conclusiones provisionales y ha remarcado la “desconexión” que existe entre los ocho detenidos por estos hechos, con delincuentes “habituales” que “más parece que pretendían alterar la ciudad aprovechando las circunstancias” combinados con “actitudes de gamberrismo” y gritos “por Alá y ETA” que saben que “generan una tensión y una alerta”.

“No hay ningún indicio en estos momentos que pueda llevar a establecer que haya existido una concertación o confabulación ni ninguna conexión en relación con el terrorismo ni con temas religiosos, políticos o ideológicos”, ha subrayado Sanz, que ha situado el “posible origen” de los incidentes en la calle Arfe a raíz de una pelea, lo que fue “aprovechado” por “delincuentes comunes y actitudes de gamberrismo que intentan distorsionar la vida de la ciudad durante la Madrugá”.

Ha dicho que “no caben juicios precipitados” y ha abogado por “dejar trabajar” a la Policía, anunciando que hoy martes mantendrá una reunión con el Consejo de Hermandades y Cofradías “porque ellos estuvieron sobre el terreno  y pudieron ver más cosas o cosas que otros no vieron”.

En total, cabe recordarlo, han sido detenidas ocho personas, de las que tres han ingresado en prisión provisional por un delito de desórdenes públicos agravados y otras cinco han quedado en libertad con cargos, entre ellas un ciudadano senegalés que ha aceptado una condena de 480 euros de multa por gritar “Alá es grande” al paso de la hermandad de la Esperanza de Triana.

Preguntado al respecto si no le parecía una escasa condena y que se pudiera transmitir la imagen de que provocar este tipo de avalanchas podía resultar casi gratis, el delegado recalcó que nuestro  sistema judicial es garantista; que las imputaciones y condenas corresponden a la Justicia y también que todavía estamos en una fase inicial de la investigación, tras la cual podrían derivarse nuevas imputaciones.

Sanz dijo compartir las peticiones de Espadas y de Susana Díaz de que los alborotadores sufran las máximas consecuencias penales posibles y recordó que incluso ya hay en marcha una propuesta de acusación popular.

El delegado subrayó que “no va a ocurrir lo del año 2000”, en el sentido de que entonces no se aclaró nada, “ya que ahora hay detenidos y una investigación a fondo”. “Dejemos trabajar a los profesionales -añadió-. No podemos despertarnos cada mañana con una nueva teoría sobre lo ocurrido”.

Fuentes de la investigación han precisado que, hasta el momento y en relación a estos hechos, la Policía dispone de 16 vídeos grabados por medios de comunicación y difundidos también por redes sociales, y que  ha contactado con 33 personas que llamaron al 112 y con los heridos y sus familiares para contar con datos “objetivos”.

“Cuantos más testigos mejor, nos gustaría que fueran testigos directos”, han remarcado las mismas fuentes consultadas, que han informado de que la Policía ha puesto a disposición de la ciudadanía un teléfono gratuito, el 900101091, y una cuenta de correo electrónico, sevilla.bpi@policia.es, a fin de recabar toda la información de interés que guarde relación con lo sucedido.

Las fuentes han incidido en que “se produjo un efecto dominó en circunferencia”, con carreras incluso en sentidos opuestos, con personas que se cruzaban corriendo en una y otra dirección.

Este “efecto dominó” también se pudo deber a las llamadas entre familiares y amigos situados en distintos puntos de la ciudad. En este sentido, Antonio Sanz , hablando “como padre más que como delegado”, expresó su comprensión por quienes a pesar de los mensajes tranquilizadores de las autoridades daban pábulo a lo que por otro lado les llegaba por las redes sociales y anteponían su preocupación por sus hijos y familiares.

“Hubo chispas en distintos lugares”, como por ejemplo la pelea en la calle Arfe, y posteriormente se produjo una situación de “psicosis” y “pánico colectivo”, han manifestado las fuentes , que han situado los incidentes entre las 4 y las 5, con una “réplica de menor intensidad” sobre las 6 de la mañana.

Para provocar dicha “psicosis”, algunos de los detenidos emplearon objetos metálicos para golpear las señales de tráfico o gritaron consignas a favor de ETA, han indicado las fuentes, que han añadido que, además de los detenidos, y en relación a los incidentes, fueron identificadas siete chicas, algunas menores de edad.Las fuentes, asimismo, han destacado que las situaciones de “pánico” registradas se controlaron “en dos o tres minutos”.

“En dos o tres minutos siempre se recomponía la situación”, han manifestado.

TE RECOMENDAMOS