Actualizado: 14:01 CET
Martes, 20/08/2019

Sevilla

El Hotel Madrid, víctima urbana

Todavía viven muchos sevillanos que recuerdan lo que fue esta plaza hasta mediado los años sesenta, con edificios emblemáticos como el Hotel Madrid...

  • Hotel Madrid

Instalado en un edificio del siglo XIX en buen estado, el hotel decano era rentable y cerró para construir el anexo de Galerías Preciados. Fue víctima del capitalismo salvaje de los años sesenta del pasado siglo. El Hotel era una pieza arquitectónica de valores excepcionales e históricamente tenía méritos.

Todavía viven muchos sevillanos que recuerdan lo que fue esta plaza hasta mediado los años sesenta, con edificios emblemáticos como el Hotel Madrid, el Hotel París, la casa del marqués de Aracena y otros datados en los siglos XVIII y XIX, que fueron derribados durante la “edad de oro” de la piqueta.

En la primera fotografía que incluimos en esta página, además del hecho histórico de la salida de la cofradía de la Esperanza de Triana durante la tarde del Viernes Santo,  puede verse que el edificio del Hotel Madrid había recuperado el color claro perdido en los primeros años del siglo XX, cuando parte de la fachada, la que daba a la calle San Pablo, fue pintada de color azul celeste. Y un tercer motivo curioso: hemos escrito calle de San Pablo, pero en realidad todo el primer tramo era un callejón, que se mantuvo hasta el ensanche de 1938.

El Hotel Madrid había permanecido abierto durante más de un siglo, primero con el nombre de Fonda de Madrid, al estilo de la época. Era el hotel decano de Sevilla, título que cedió al Hotel Inglaterra, que sigue abierto, remozado, y ejerciendo de decano con evidente vocación hotelera y ciudadana en la plaza Nueva desde el año 1857... ¡Ya son años!

El Hotel Madrid fue lugar de tertulias burguesas y aristócratas, de bailes los sábados, domingos y festivos; de encuentros antes de ir al cine y al teatro, o a los toros... Después de las corridas se organizaban tertulias taurinas. También el Hotel Madrid acogía a algunos equipos de fútbol que venían a nuestra ciudad a jugar contra el Sevilla y el Betis, o bien la selección nacional que se enfrentaba a equipos extranjeros.

Tenía el hotel una enorme riqueza en lienzos de azulejos de las primeras décadas del siglo XIX, forjas preciosas, maderas nobles, suelos de mármol, yeserías. Su cierre no fue motivado por ruina del negocio ni del edificio, pues incluso tuvo que permanecer abierto tres meses más de lo previsto para poder atender los compromisos contraídos con la clientela habitual. El edificio se vendió en unos 250 millones de la época, y fue derribado para construir la segunda sede de Galerías Preciados. La primera también estaba en la plaza de la Magdalena, en la manzana que ocupaba el Hotel París haciendo esquina con la calle O’Donnell.
La primera sede de Galerías Preciado se inauguró el día uno de octubre de 1959. Ahora, las dos sedes de Galerías pertenecen a “El Corte Inglés”.


COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La OCB sale de Bormujos
chevron_right
El Teatro Lope de Vega acoge el montaje 'La ruta de Don Quijote'