Actualizado: 12:39 CET
Sábado, 23/02/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

La consagración de La Chocolata en Sevilla

La artista jerezana conquistó al público y lo levantó de sus asientos. Pive Amador relata lo acontecido en el Teatro Quintero

  • Actuación
  • La artista jerezana conquistó al público y lo levantó de sus asientos

La consagración de la Chocolata en Sevilla. La polifacética artista, Carmela Páez, conocida musicalmente como Chocolata, presentó “Cantándole al Río”,  su nuevo trabajo discográfico, concretamente en el imponente escenario del Teatro Quintero, y no dejó a nadie indiferente. El público asistió atónito a un espectáculo en el que sobresalían una  serie de canciones, acompañadas de bailes en algunos casos, a las que unos  experimentados músicos supieron acompañar magistralmente. El respetable, al terminar la actuación, se levantó de sus asientos y homenajeó a la jerezana con una cálida, larga y atronadora ovación.
El conocido crítico musical, y rockero, Pive Amador, ahora enfrascado en su trabajo en el programa “Se Llama Copla” de Canal Sur, escribió unas acertadas palabras a modo de crítica y crónica de lo sucedido en las tablas del Quintero y tuvo a bien cederlas a este periódico.

“Quienes conocemos bien a Carmela Páez esperábamos hace tiempo lo que sucedió la noche del jueves 22 de septiembre en el Teatro Quintero. La Chocolata, con todas las de la ley, se consagró en Sevilla.
El motivo del concierto era la presentación del último disco de esta magnífica cantante, cantaora, bailaora y compositora Jerezana, que apareció poco antes de las diez en el coqueto escenario del más céntrico teatro sevillano. Y hay que decirlo; solo por ver a La Chocolata ya
merecía la pena haber pagado la entrada, pues esta jerezana, cuando se sube al escenario es, como se decía antes, una mujer despampanante. Y empezó la función....

Mecida con compás perfecto por una banda de músicos ideal, La Chocolata alternó temas de su nuevo disco con piezas ya clásicas de su repertorio, como el etílico "Pa todo el año", de Alfredo Jiménez, o canciones de artistas grandes como Chavela o Rocío Dúrcal. Y lo cierto es que con sus temas propios y sus personales versiones,  La Chocolata nos pinta un precioso lienzo de música hispana exquisitamente tejida con latidos flamencos. Y decimos que "nos pinta" porque lo hace, no solo cantando, sino bailando de forma magistral con su rotundo cuerpo, de ejemplares hechuras.

Dueña y señora, por su trabajo, de sus grandes poderes artísticos, La Chocolata  muestra esos poderes con una elegancia y una presencia escénica que mantuvo con la boca abierta a muchos espectadores durante gran parte del concierto. Prueba de lo que decimos es que el público que llenaba el teatro Quintero de Sevilla se rindió, con todas las de la ley, a la grandeza del arte con mayúsculas que pasea esta deslumbrante jerezana. Y si un periodista norteamericano, refiriéndose a la gran Lola Flores, escribió aquello de "no sabe cantar, no sabe bailar. No se la pierdan", nosotros podemos decir de su paisana La Chocolata: "si sabe cantar, si sabe bailar. No se la pierdan". Pive Amador, Sevilla. Septiembre de 2016.
Es el turno ahora para que  los madrileños disfruten con el arte de la Chocolata, esto ocurrirá el próximo día 15 de octubre en las instalaciones del Café Berlín, de la capital de España, donde presentara este “Cantándole al Río” a nivel nacional.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Retiradas más de seis toneladas de basura de la muralla de la Macarena
chevron_right
Condenan al SAS por la muerte de una anciana