Sevilla

Baleares se fija en la sostenibilidad de una variante de Marchena

Se han mostrado interesados tanto en técnicas de reciclados con cemento, como en la construcción de pavimentos continuos de hormigón armado

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Miembros técnicos del Gobierno de las Islas Baleares han visitado, de la mano de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, la variante de Marchena en la A-364, una infraestructura construida por la Consejería de Fomento y Viviendaque se llevó a cabo con una técnica novedosa en la construcción de carreteras con técnicas sostenibles.

Según ha informado la Junta en una nota, en la construcción de la primera fase de la variante se llevó a cabo una actuación de carácter experimental, ya que es la primera vez en España que se ponen en servicio dos kilómetros de carretera convencional construidos con pavimento continuo de hormigón armado. Los representantes del Ejecutivo balear se han mostrado interesados tanto en técnicas de reciclados con cemento, como en la construcción de pavimentos continuos de hormigón armado.

Los representantes baleares han querido conocer otras experiencias en España, en las que se han utilizado soluciones constructivas novedosas, que pudieran interesarles para sus infraestructuras y técnicas para la construcción más respetuosa con el medio ambiente, como en Andalucía. Los representantes de las Islas Baleares iban acompañados por responsables de la Agencia de Obras Públicas de la Junta, y técnicos del Instituto Español del Cemento en Andalucía (IECA).

Según resalta la Junta, con esta técnica en la construcción de pavimentos se incrementa la vida útil de la carretera y se reduce la temperatura de puesta en obra, mejorándose la seguridad y salud de los trabajadores. También se utilizan materiales locales, lo que interesa especialmente a los responsables de un gobierno insular, con especiales dificultades para usar material de fuera de la isla. A estas ventajas se añade la estabilidad del precio del hormigón, que es más baja que el del betún.

Además, esta técnica contribuye a disminuir el gasto de combustible y se reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esta investigación se enmarca dentro de los objetivos generales de la Consejería de Fomento y Vivienda para la sostenibilidad de los procesos de construcción y explotación de las infraestructuras.

Además, entre otras ventajas, las infraestructuras viarias construidas con hormigón armado son más luminosas, ya que el betún es más negro, y disminuyen la absorción de la radiación del sol. Estos pavimentos tienen también alta resistencia a los ataques de carburantes y agentes químicos.

La variante de Marchena en la A-364, puesta en servicio en 2011 con 15,3 millones de inversión, evita el paso de más de 2.500 vehículos de largo recorrido por la travesía de la localidad. De ellos, el 26 por ciento corresponde a tráfico pesado, ya que la A-364 constituye actualmente el itinerario que une la A-4 a la altura de Écija con la A-92, una de las vías principales que más tráfico pesado soporta de Andalucía.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN