El tiempo en: Andalucía
Viernes 23/02/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Nueve meses de espera para la licitación del terreno de la mezquita

La Comunidad Islámica Mezquita Ishbilia presentó el 25 de agosto de 2015 la solicitud para la licitación del solar calificado como SIPS y aún no hay respuesta

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • El solar de 10.000 m2 está definido en el PGOU como Servicio de Interés Público y Social (SIPS) para gestión privada
  • La inversión para la mezquita y la zona cultural sería de 60 millones de euros. Aparte quedaría el complejo de ocio para el que se busca parcela
  • La parcela para la mezquita y zona cultural está situada en Sevilla Este, entre las calles Avenida del Deporte y Doctora Navarro Rodríguez

El Ayuntamiento de Sevilla lleva algo más de nueve meses demorando su respuesta respecto a la solicitud del inicio de los trámites para la licitación pública de la parcela elegida por la Comunidad Islámica Mezquita Ishbilia para la construcción de su proyecto de mezquita y zona cultural en Sevilla Este, que necesitará una inversión de 60 millones de euros. 

Fue el 25 de agosto de 2015 cuando los promotores del proyecto, a través de los estudios de arquitectura de Juan Antonio Fernández-Sambruno y Rafael y José Luis Conejero, presentaron en el modelo general de Instancia y dirigido al Servicio de Patrimonio Municipal del Suelo la solicitud de que se iniciara la tramitación para la licitación pública de dicha parcela elegida de 10.000 cuadrados, clasificada como equipamiento y calificada por el PGOU como SIPS (Servicio de Interés Público y Social) y sita entre las calles Avenida del Deporte y Doctora Navarro Rodríguez, en Sevilla Este (junto a un colegio y cerca del parque acuático Aquopolis).

Según el artículo 6.6.2 de la Normativa urbanística del PGOU vigente, se recoge en su apartado C que los Servicios de Interés Público y Social son de uso socio-cultural, y entre éstos los centros de culto, como corresponde a una mezquita. 

"Ahora estamos a la espera de que el Ayuntamiento mueva ficha", han señalado los arquitectos este martes, después de desgranar algunos de los aspectos técnicos del proyecto y admitiendo "cierta demora" por parte de los servicios municipales. Es por eso que, estando aún en la fase de espera de que se licite la parcela (propiedad municipal pero con la obligatoriedad de cesión para gestión privada contemplada en el PGOU), por lo que el Ayuntamiento aún no conoce el proyecto en sí, "lo que conocerán, será por la prensa", explicaron. Una vez que se licite dicha parcela, el Ayuntamiento desarrollaría el pliego de condiciones y se adaptaría, en caso de necesidad, la propuesta de proyecto que ahora hay sobre el papel, que califican de un "proyecto vivo", a expensas de las sugerencias que aporten los vecinos sobre su uso dotacional previsto.

Al igual que hiciera el alcalde, Juan Espadas, hace unos días, los arquitectos han reconocido este martes el interés de al menos una entidad más por esta misma parcela de Sevilla Este para una dotación educativa. "Sería una pena que finalmente el Ayuntamiento decidiera dividir la parcela para licitarla porque nuestro proyecto perdería armonía y se tendría que prescindir de la zona cultural", señalaron.

Los arquitectos sevillanos Juan Antonio Fernández-Sambruno, Rafael Conejero y José Luis Conejero (con dos estudios de arquitectura diferentes, dedicados uno a proyectos y concursos públicos y otro a proyectos privados, pero con trabajos conjuntos en algunos proyectos de gran envergadura desde 2001) fueron contactados por la Comunidad Islámica Ishbilia hace poco más de año y medio para el desarrollo del proyecto de la mezquita (zona de culto) y la zona cultural. Lo primero que hicieron fue buscar la parcela idónea entre las libres existentes en la capital hispalense que cumpliera los requisitos de extensión y de usos que requerían los promotores para albergar una zona de culto y de ocio. Entre ellas, además de la elegida finalmente en Sevilla Este, se barajaron otras como una ubicada en la Negrilla (de 9.000 m2) y otra anexa a Torre Triana, esta última también SIPS con carácter público pero de titularidad municipal y de la Junta, con lo que luego existirían más problemas a la hora de solicitar los permisos. Ambas quedaron descartadas. 

También se contempló por parte de la Comunidad Islámica Mezquita Ishbilia la compra (y no cesión) de terrenos privados. Pero la inexistencia de una parcela privada con tal catalogación como sips supondría la demora en el calendario y el inevitable cambio de uso del suelo, pues se trataría de uno residencial, comercial o terciario, según esplicaron los arquitectos.

Una vez que se licitara la parcela y, en el caso de ser adjudicada a la comunidad islámica para su proyecto, los aqruitectos han calculado un plazo de cuatro años para su desarrollo total (en los dos primeros se recepcionaría la zona cultural). 

La gran mezquita y el centro cultural

En la presentación del proyecto que la semana pasada llevaron a cabo los promotores se contemplaba la edificación de algo más allá que un centro puramente religioso, pues el complejo contará con un "centro cultural de primer orden y abierto a todos". Así, en la parcera de 10.000 m2, que no se colmatará en su totalidad, está previsto que se edifique la Gran Mezquita (con más de 5.000 m2) y un edificio adyacente donde se ubicará el centro cultural (con tres plantas bajo rasante para el almacén de un Banco de Alimentos y parking con algo más de 26.000 m2 y una planta baja y tres sobre superficie, con la posibilidad de edificar más plantas).

El centro cultural señalan que "será un espacio de beneficio común para los sevillanos, sin discriminación religiosa, de género, de nacionalidad o étnica", y contará con amplias áreas de salud de atención primaria y de prevención de enfermedades; una biblioteca de 800 metros cuadrados, banco de alimentos, salón de actos permanentes, salas de estudios, área de oficinas y otros servicios, que generarían cerca de 5.000 puestos de trabajo.

Cúpula de vidrio móvil

Como dato a destacar, el alminar o torre de la mezquita tendría una altura de 45 metros (antes se tendría que tramitar un estudio de detalle) y sería acristalado y, además, sería la primera mezquita del mundo que contara con una cúpula de vidrio que pueda desplazarse para contemplar el cielo y adaptarse a las temperaturas sevillanas. 

Los arquitectos han destacado que para edificar la mezquita se van a combinar elementos de arquitectura andalusí con arquitectura de vanguardia. El proyecto de la Gran Mezquita y zona cultural, que necesitaría de una inversión de 60 millones de euros, se sufragará con donaciones aportadas principalmente de los Emiratos Árabes y otros países, de los que proceden innumerables iniciativas de convenios o patrocinios de diversa índole, ya sea empresarial, cultural o deportiva, aunque será la Comunidad Islámica Mezquita Ishbilia la gestora independiente de su desarrollo y funcionamiento.

Paralelamente los promotores encargaron a los arquitectos la construción de un complejo de ocio (no un centro comercial, según han querido diferenciar) para el que aún se busca parcela y que no tiene que estar necesariamente en Sevilla Este. Sería un complejo de ocio similar al Dubai Mall de Emiratos Árabes Unidos, con tiendas de lujo, restaurantes y actividades de ocio. Este espacio serviría para sufragar, a posteriori, el mantenimiento de la mezquita y zona cultural. 

 

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN