HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:21 CET
Jueves, 09/07/2020

Sevilla

Monteseirín circunscribe a "comportamientos individuales" los hechos investigados en Fitonovo

Defiende que el PSOE "no se financia ilegalmente" y que cualquier irregularidad lo fue "a espaldas del procedimiento"

El exalcalde socialista de Sevilla Alfredo Sánchez Monteseirín ha defendido este viernes ante la comisión de investigación creada en el Ayuntamiento sobre los contratos adjudicados a la empresa Fitonovo, cuyos directivos habrían repartido dádivas y sobornos a cambio de contratos públicos, que el PSOE "no se financia ilegalmente" y que cualquier aspecto ilícito que se haya cometido lo habrá sido "a espaldas del procedimiento" administrativo y político. Así, ha aludido al "comportamiento individual de cada cual".

   Sánchez Monteseirín ha comparecido en la última sesión de esta comisión de investigación acerca de los contratos adjudicados por el Consistorio a la citada sociedad y su grupo de empresas. Y es que según la investigación que promueve la Audiencia Nacional, los directivos de Fitonovo se habrían valido de dádivas y sobornos para obtener contratos públicos o eludir la supervisión efectiva de sus trabajos como adjudicataria de los mismos.

   La investigación, al pasar a la fase de la operación Enredadera, supuso la detención de 32 personas en 13 provincias de España, con la imputación del ex primer teniente de alcalde de Sevilla Antonio Rodrigo Torrijos (IU-CA); el entonces concejal de IU-CA José Manuel García; el exedil del PSOE Manuel Gómez Lobo; el antiguo asesor de IU-CA Antonio Miguel Ruiz Carmona; el exconcejal del PP Joaquín Peña; el exasesor socialista Domingo Enrique Castaño; el exjefe del servicio de Parques y Jardines Francisco Amores; el jefe de mantenimiento del Parque María Luisa Francisco Luis Huertas; el funcionario de la Diputación Carlos Podio; el también funcionario de la Diputación Francisco Javier Heredero; el funcionario jubilado de esta institución Elías Oliver; y diferentes directivos y empleados de Fitonovo.

   Aunque la investigación arrancó desde el Juzgado de Instrucción número seis de Sevilla, entonces comandado por Mercedes Alaya, la Audiencia Nacional asumió finalmente el caso al abarcar las diligencias diferentes provincias. Y dado que la investigación judicial comenzó precisamente por los contratos adjudicados por el Ayuntamiento hispalense a Fitonovo, el pleno del Consistorio acordó en septiembre crear una comisión de investigación sobre los contratos adjudicados por el Consistorio a esta empresa y su grupo.

NINGUNA "SOSPECHA"

   Sánchez Monteseirín, de cualquier modo, ha regresado al salón de plenos del Ayuntamiento prácticamente cinco años después de su última visita a la sala, para defender que durante sus 12 años como primer edil "en ningún momento" llegaron a sus "oídos sospechas" relativas al reparto de dádivas, regalos y sobornos a funcionarios y cargos públicos a cambio de contratos. "No llegó nada a mis oídos", ha asegurado insistiendo en que aunque "seguramente" coincidió con algún directivo de Fitonovo en "algún acto o inauguración", no celebró "reunión ninguna" con ellos.


   En cuanto al supuesto papel en los hechos investigados del exconcejal de Vía Pública Manuel Gómez Lobo (PSOE) y del exasesor socialista y exdirector del área de Vía Pública Domingo Enrique Castaño, ambos investigados por la Audiencia Nacional, ha manifestado que no puede "aportar nada" sobre Gómez Lobo y que aunque Castaño era para él un "compañero" entre las filas socialistas y lo ve como una persona "honorable", habrían sido terceras personas quienes le "propusieron" a Castaño para ocupar un cargo de director de área.

   En ese sentido, ha negado que fuese su asesor directo o su "hombre de confianza" y ha recordado que usualmente, los directores de área son propuestos por los concejales delegados responsables de cada área municipal, toda vez que en aquellos momentos no tenía "motivos para sospechar de él". Castaño, recordémoslo, está procesado judicialmente por el supuesto concurso fraudulento para la venta de los suelos de Mercasevilla, siendo archivadas las actuaciones en su contra en el caso de la supuesta duplicación de facturas correspondientes a justificaciones de gasto por subvenciones otorgadas a la federación de asociaciones de vecinos Unidad, por parte del Consistorio hispalense y la Diputación provincial.

LOS "DERECHOS" DE CASTAÑO

   Sobre su decisión de permitir el reingreso de Castaño a la Fundación para la Formación, Innovación y Cooperación de Sevilla, extremo decidido cuando Sánchez Monteseirín era ya alcalde en funciones y saldado con su despido al liquidar el anterior gobierno municipal del PP dicha entidad, el exalcalde socialista ha defendido que Castaño "tenía derecho" a regresar a la fundación "desde un punto de vista jurídico". Fue, según ha insistido, una cuestión íntegramente de índole "laboral".

   En cuanto al exjefe del servicio de Parques y Jardines Francisco Amores, uno de los principales funcionarios investigados en la causa judicial, Sánchez Monteseirín ha asegurado que en su etapa como alcalde "no sabía" que militaba en el PSOE, negando en paralelo cualquier "reunión" con el funcionario municipal también imputado Francisco Luis Huertas.

   En ese sentido, ha negado cualquier "conocimiento" de los hechos investigados, incluyendo la tesis de que la reforma de la sede de la agrupación socialista del distrito Macarena fuese costeada por Fitonovo como se indaga en la causa. "Yo no creo que las cosas hayan sido de esa manera", ha dicho sobre este aspecto concreto, defendiendo en al menos tres ocasiones que "el PSOE no se financia ilegalmente". Y es que una de las líneas de la investigación judicial apunta precisamente al pago de comisiones por parte de Fitonovo a los partidos, a cambio de la adjudicación de contratos públicos.

LA SEDE DEL PSOE DE MACARENA

   Para él, las declaraciones del responsable de Fitonovo Rafael González Palomo, investigado en la causa judicial, de que dicha empresa pagó las obras de la sede de la agrupación socialista del distrito Macarena resultan "una barbaridad", insistiendo en que no cree que tal extremo sucediese de esa manera.

   En ese sentido, ha expuesto que las irregularidades, delitos o prácticas ilícitas que hubiese, siempre supuestamente, lo habrían sido "a espaldas del procedimiento" y de las estructuras administrativas y políticas, circunscribiendo cualquier posible ilegalidad en "el comportamiento individual de cada cual". En cuanto a la acumulación de contratos del distrito Macarena en favor de Fitonovo, el exalcalde socialista ha recordado el esfuerzo desplegado en su época para descentralizar la gestión en favor de los distritos, admitiendo que los mismos eran "unas administraciones demasiado inmaduras para los recursos que se pusieron en sus manos".

   Finalmente, y ante los reproches de diferentes casos de corrupción o de irregularidades ocurridos durante su etapa como alcalde, como el caso Mercasevilla o las facturas falsas del distrito Macarena, Alfredo Sánchez Monteseirín ha defendido que aunque en su etapa hubo "errores" y algunas cosas se hicieron "mal", "la mayor parte de las cosas se hicieron bien".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Zoido señala el "aval" de los pliegos de los contratos de zonas verdes y se desliga del "favor" de Serrano
chevron_right
El Alcázar restaura dos tapices a la vista de los visitantes