Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 23/05/2022  

Sevilla

Un detenido por conducir un coche robado sin carné y triplicando la tasa máxima de alcohol

Perdió la consciencia mientras le realizaban las pruebas de alcoholemia y tuvo que ser evacuado a un hospital

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La Policía Local de Sevilla ha detenido a un conductor de 27 años de edad que triplicaba la tasa máxima de alcohol al volante, toda vez que el vehículo en el que circulaba había sido robado una hora antes en Fuente de Cantos (Badajoz) y al joven en cuestión se le había retirado el carné de conducir al perder todos sus puntos y tenía ya a sus espaldas 30 detenciones anteriores.

   Según el Ayuntamiento, una dotación de motoristas de la Policía Local patrullaba por la avenida del Cristo de la Expiración en dirección al entorno de Plaza de Armas, cuando los agentes observaron que un vehículo que circulaba procedente de la zona del Aljarafe se detuvo a escasos metros de ellos, en medio de un carril de circulación. Al bajarse el conductor, identificado como Y.B.C., de 27 años de edad, se tambaleó de forma muy pronunciada.

   Los agentes sospecharon que se encontraba bajo los efectos del alcohol, por lo que procedieron a su identificación. No tenía ningún tipo de documentación, por lo que fue detenido y trasladado a dependencias policiales para realizar las pruebas de alcoholemia, que arrojaron el triple del máximo permitido, hasta el punto de que durante ese proceso llegó a perder la consciencia, por lo que tuvieron que trasladarle a un centro médico. Posteriormente, quedó ingresado en un hospital ante la mezcla de la ingesta de alcohol con barbitúricos.

   Mientras se desarrollaba el procedimiento, la Policía Local comprobó que el vehículo en el que circulaba había sido sustraído hacía una hora en Fuente de Cantos (Badajoz), población ubicada a más de 100 kilómetros de Sevilla, aprovechando un descuido de su conductor mientras este descargaba objetos del maletero. Tras esto, emprendió huida a gran velocidad. En el procedimiento se verificó igualmente que el detenido carecía de permiso de conducir, que perdió tras una sanción de la Jefatura de Tráfico de Sevilla.

   Por estos motivos, una vez recibida el alta en el hospital, fue puesto a disposición judicial por todos estos hechos que suponen la detención número 31 en su historial. La última de ellas ocurrió tres días antes por robo con fuerza.

TE RECOMENDAMOS