Quantcast
El tiempo en: Andalucía
29/05/2022  

Sevilla

Montoro señala a 151 empresas sevillanas como grandes morosas

Hacienda incluye en su lista negra 151 empresas radicadas en la provincia de Sevilla entre las 4.855 más morosas de España. Deben 453,9 millones entre todas ellas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Victorio y Lucchino

Al menos 151 empresas con sede social en Sevilla capital o su provincia (ver documento anexo) figuran entre las 4.855 personas físicas o jurídicas incluidas por el Ministerio de Hacienda en la lista de mayores morosos de España, los que adeudan al Fisco más de un millón de euros cada uno. Estos casi cinco mil deudores tienen pendientes de satisfacer un total de 15.616.100.693,59 euros.

De esta ingente cantidad de dinero (más de dos billones y medio de las antiguas pesetas), las al menos 151 sociedades sevillanas que están en la lista negra del ministro Cristóbal Montoro han dejado de pagar al Fisco 453.952.158,45 euros, el 2,90% del total nacional.

En la relación aparecen 99 compañías pertenecientes al sector de la promoción inmobiliaria y/o construcción, hecho demostrativo una vez más del enorme peso que tuvo el ladrillo en la economía provincial y de las consecuencias que en forma de incremento posterior del número de parados tuvo el pinchazo de la denominada “burbuja inmobiliaria”.

Estas 99 empresas equivalen al 65,5% en números redondos del total de los grandes morosos de Sevilla. Del resto de sectores económicos, incluidas también sociedades promovidas por la Administración Local (como la Mancomunidad del Bajo Guadalquivir), hay 52, que suponen el tercio restante: un 34,5%.

Como no podía ser menos con este panorama de predominio del ladrillo, la empresa que lidera el ranking provincial de deudores con Hacienda es una inmobiliaria/constructora prácticamente desconocida para la opinión pública al margen de su sector: Banzagra Hábitat SL, que se declaró en concurso de acreedores el 29 de noviembre de 2012 y que debe 24,8 millones de euros. Su último domicilio social conocido era un módulo de la Avenida San Francisco Javier y en los Registros aparecen vinculados a la misma en diferentes cargos según las épocas Víctor Manuel Fabre Domínguez, José Comas Parra y María del Carmen Martina Lucas Oterino. El primero de ellos aparece también en el historial de doce empresas, la más reciente Hotel Cabo de Gata SL, que pese a su nombre de reminiscencias almerienses está radicada en el barrio de Los Remedios y dedicada a la prestación de servicios de hostelería.

El segundo mayor deudor a Hacienda, con 20,6 millones, es Construcciones Azagra, que en febrero de 2012 fue declarada en concurso de acreedores con una deuda total de 280 millones de euros y cuando sólo le quedaban dos empleados en plantilla. Originalmente, propiedad de las familias Zulategui, Amador y García Moreno. Secretario del Consejo era Miguel Delgado Durán, conocido por defender a imputados en el caso de los ERE.

Sector energético

Tres compañías del sector energético aparecen entre las diez más morosas a Hacienda. Como tercera del ranking general está Fast Petrol Company, con 18,1 millones de euros pendientes de abono. Domiciliada junto a la Torre del Oro, su administrador único es Eric Stephane Laurent Davenel. En el verano de 2014, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia le incoó un expediente sancionador por incumplimiento de las obligaciones de mantenimiento de existencias mínimas de seguridad.

La segunda energética y sexta de la tabla, con 9,2 millones de euros pendientes de pago, es Biodiésel de Andalucía 2004, que en 2006 recibió una subvención de la Junta de 910.000 euros por el montaje de una planta en Fuentes de Andalucía. Posteriormente recibió nuevas subvenciones, hasta un global aproximado de 2,3 millones de euros.

La tercera energética más morosa y séptima de la clasificación es la petrolera Ocaroil, con 8,7 millones pendientes. Patrocinó las camisetas del Real Betis en tiempos de Lopera como presidente. El pasado mes de abril la Agencia Tributaria le notificó un embargo de inmuebles. Uno de sus responsables es José Rabadé, conocido por haber comprado el club de futbol del Levante e implicado en varias investigaciones penales en relación con Minas de Rio Tinto y una red de presunto fraude del IVA con la venta de combustibles.

Antigua Solurban

Volviendo al sector inmobiliario/construcción, encontramos a Edifinsa, del joven empresario José Antonio Acevedo Romero, implicado igualmente en diversos procesos penales por presunta estafa y apropiación indebida.

Giraldillo Promotora e Inversiones, que es la cuarta del ranking general, tiene 12,5 millones de deuda. Radicada en Heliópolis, era la antigua Solurban 3 SL, presidida por J. Antonio Vázquez. Fue señalada por el Banco de España porque en el año 2005 le compró a la antigua caja de ahorros El Monte, con Bueno Lidón de presidente, el 40% de Solurban Inversiones por tan sólo 4 millones de euros y después de que ésta hubiera adquirido a su vez suelos de la antigua Hytasa en proceso de recalificación por 32 millones de euros. Solurban dio de inmediato un pelotazo inmobiliario al darle en tan sólo veinticinco días el pase a la empresa Comax por 53 millones de euros, sin haber puesto ni un solo ladrillo.

Las historias de las empresas inmobiliarias que aparecen en la lista negra de Hacienda darían para escribir más de un capítulo de este tenor. Otras conocidas son Novaindes Desarrollo Inmobiliario SA (9,7 millones de euros), propietaria del famoso solar de la Florida donde iba construir pisos de lujo y que tuvo paralizado durante quince años, hasta que el pasado abril se lo quedó el “Banco malo” (la Sareb), por 61 millones de euros, la mitad de su valor estimado. Allí habían quedado atrapados inversores privados como Juande Ramos, en aquel entonces entrenador del Sevilla FC. Novaindes acabó presentando concurso de acreedores con una deuda global superior a los 200 millones de euros.

Otro nombre con resonancias futbolísticas es el del expresidente del Betis, Gerardo Martínez Retamero, vinculado a Edimar 2020 SL (deuda de 5 millones con Hacienda), anteriormente denominada Grupo de Empresas de Desarrollo Inmobiliario Martínez Retamero S.A. de la que era socio Ricardo Pichardo, uno de los actuales integrantes de la concesión del Mercado del Barranco.

Otros sectores

Al margen de inmobiliarias y constructoras, aparecen en la lista negra de Hacienda clásicos de la ciudad por sus continuas crisis, como Astilleros de Sevilla (7,8 millones de euros) y la tantas veces cambiada de manos Pickman la Cartuja (3,1 millones).

Asimismo, Caligari Films (1,5 millones), productora del programa de Canal Sur “Se llama copla”. Fitonovo (2,3 millones), envuelta en el presunto caso de corrupción sobre el que este mes se constituirá una comisión de investigación en el Ayuntamiento de Sevilla. Contsa (2 millones), del empresario José Salas Bursón, al que 1.658 acreedores reclamaron ante la Justicia 118 millones de euros. Las alimentarias Encarnación Morejón SL (6,6 millones) y Badía, la de los jamones (2,1 millones). Merkamueble (1,3 millones) y hasta los diseñadores Victorio y Lucchino a través de su firma VSL Costura, Diseño y Moda (2,6 millones), en concurso de acreedores.

El 85% aproximadamente de las empresas de la lista de Hacienda tienen su sede en Sevilla capital y, el resto, en municipios de la provincia.

TE RECOMENDAMOS