Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 27/01/2022  

Sevilla

Adela Muñoz se compromete a realizar un plan para la plantilla y a la búsqueda de ingresos alternativos

La catedrática Adela Muñoz Páez ha presentado este lunes ante el Claustro de la institución su programa electoral, en el que ha incluido medidas como la promoción de un plan estratégico de plantilla "a cuatro-ocho años vista"

Publicidad Ai Publicidad Ai

La catedrática de Química Inorgánica y candidata en las próximas elecciones a rector de la Universidad de Sevilla (US), Adela Muñoz Páez, ha presentado este lunes ante el Claustro de la institución su programa electoral, en el que ha incluido medidas como la promoción de un plan estratégico de plantilla "a cuatro-ocho años vista", con la figura del profesor a tiempo completa como base "dominante" de la misma frente a los contratos "en precario" que actualmente se acometen en la universidad; la búsqueda de vías alternativas para los ingresos y el ahorro en varias partidas en el capítulo presupuestario; o la dotación de dispositivos informáticos móviles a estudiantes.

   Muñoz, primera mujer que en cinco siglos de historia de la Hispalense presenta un programa para aspirar a ser rectora, ha protagonizado una intervención en la que ha apostado abiertamente por el cambio y la redefinición a varios niveles de la institución y que, como anécdota, ha debido ser interrumpida durante varios minutos por problemas técnicos de sonido.

   Su programa 'La universidad de todos' cuenta con el cambio en el sistema de elección del rector como punto principal sobre el que pivotan sus distintas propuestas, después de que en 2007 la US resolviera modificar el sistema por sufragio universal ponderado y sustituirlo por el de designación por el Claustro.

   Aunque la candidata reconoce la legitimidad del actual sistema, ha aludido a la gran cantidad de peticiones que le han llegado para promover un debate sobre la idoneidad de iniciar el proceso de cambio. Así, su primera medida, caso de llegar a rectora, sería impulsar la discusión en el organismo claustral: en el caso de que éste decidiera volver a esta forma de elección, pondría su cargo a disposición y convocaría nuevas elecciones por el nuevo método elegido, y en caso de no ser así, las elecciones serían convocadas tras la elección del nuevo Claustro para que terminara el desajuste entre ambos actos, por lo que también pondría su cargo a disposición. En ambos casos, volvería a presentarse como candidata.

   Siendo éste su denominado 'punto cero', no es éste el único extremo de lo que Muñoz ha denominado como un "déficit democrático" en una universidad que "solo es grande por sus números". Así, ha vuelto a insistir en la necesidad de "participación y transparencia" en el seno de la Hispalense y ha pedido a los claustrales que no emitan su voto --pueden hacerlo de manera anticipada a partir de este miércoles 2 de diciembre-- hasta que no se produzca la sesión de debate entre todos los candidatos (Muñoz, Miguel Ángel Castro y Antonio Rabasco) el próximo 9 de diciembre.

DEFENSOR UNIVERSITARIO ADJUNTO

   Ya en materia de propuestas concretas, la aspirante, que ha recalcado la necesidad de solventar disfuncionalidades como el que 200 egresados se hayan quedado fuera del Máster de Abogacía, el "mal" funcionamiento del Máster de Educación Secundaria o los problemas de 8.000 egresados en relación con la acreditación del nivel B1 de Idiomas, ha hecho suya la petición de un sector del alumnado para la creación de un Defensor Universitario adjunto de entre los estudiantes o un programa para la dotación de dispositivos informáticos móviles a alumnos.

   Con esta última iniciativa se recuperaría algo similar a la medida --suprimida en aras del ahorro económico-- que suponía la distribución de ordenadores portátiles de última generación a los estudiantes de nuevo ingreso que así lo solicitaban expresamente y cumplían con los requisitos de haber abonado el importe de la matrícula y una fianza de 150 euros.

   En este sentido, Muñoz considera "imprescindible" que los estudiantes puedan contar con ordenadores portátiles o 'tablets' en base a los actuales planes de enseñanza y la actual era tecnológica --en su programa también se incluye una apuesta "decidida" por el desarrollo de un 'software' propio adaptado a las necesidades de los distintos campus a partir de uno libre--. Ante las dudas expresadas por un claustral del sector C (estudiantes) sobre el presupuesto de esta medida, se ha referido a las rebajas facilitadas por los suministradores a compradores a gran escala, la dotación procedente de otros conceptos --no se tocarían las becas--, el mantenimiento del concepto de "cofinanciación generosa" y la supeditación a las condiciones económicas del alumnado.

MESA DE NEGOCIACIÓN DEL PDI

   En cuanto al profesorado, "eje principal", la candidata a rectora alude al "doble reto" de compensar las contrataciones no realizadas, "dignificando" los contratos en precario realizados en los últimos tiempos, y de impulsar la promoción interna "cercenada" con los recortes. Incidir en la ratio alumnos-profesores, la contratación interina y el establecimiento de un plan plurianual de promoción, así como la constitución de la Mesa de Negociación del Personal Docente e Investigador (PDI), son otros de los compromisos.

   Muñoz también ha tocado la conveniencia de establecer una revisión crítica en los planes de enseñanza reglada para definir las áreas de mejora y en estudiar "caso por caso" la implantación o no del modelo '3+2' de Grado y Máster, habida cuenta de la diversidad de planteamientos existentes y siempre que no suponga un encarecimiento de tasas.

   Un capítulo específico, por el que varios claustrales han interrogado a la futurible rectora, es el de la investigación. Sin exponer líneas de actuación exhaustivas, la aspirante, con un reconocido currículo en este campo, se ha mostrado partidaria de facilitar un entorno "más amable" de trabajo a los investigadores, "que es no solo obligación moral de la universidad sino salvaguarda para la institución, dado que los fondos y el prestigio que atraigan estos pueden ser determinantes".

   En cuanto a la transferencia de conocimiento, la candidatura de Muñoz --integrada por profesionales "de todos los campus"-- aboga por extrapolar este ámbito a campus como el jurídico o el económico, reforzando vínculos con gabinetes jurídicos, tribunales, asesorías y auditorías para, entre otros puntos, facilitar prácticas del alumnado en mejores condiciones.

   Sobre el Personal de Administración y Servicios (PAS) --para el que, por cierto, la Hispalense ha oficializado este lunes una oferta de empleo público de diez funcionarios y doce laborales en 2015--, Muñoz proyecta incluir en el Rectorado a un representante del mismo.

CONTRA UNA POLÍTICA DE INFRAESTRUCTURAS "FARAÓNICA"

   En lo tocante a los presupuestos, la candidata ha afirmado que es posible llevar a cabo ahorros significativos con actuaciones como el recorte en el número de cargos académicos --existen 561 a día de hoy-- o de miembros en los Tribunales de Tesis Doctorales, mientras que, asimismo, se podrían acometer vías alternativas de ingresos, con una Oficina de Captación de Recursos o la redimensión del Centro de Formación Permanente.

   Posicionándose en contra de una política "faraónica" de infraestructuras, Muñoz pretende interactuar con el Ayuntamiento y el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), prestando atención a elementos de viario público como aparcamientos o carriles bici y, sobre todo, primando la mejora de condiciones de los edificios existentes antes que construir otros nuevos.

   Por último, ve un objetivo "irrenunciable" de la Hispalense el gestionar una parte de activos turísticos de la ciudad a través de su patrimonio museístico o su catálogo de edificios históricos.

   Ya en las intervenciones de los claustrales, Muñoz ha debatido asuntos concretos como la necesidad de "equilibrio" entre la normativa existente y la idea de ruptura con leyes que no casen con los preceptos universitarios, la mejora de infraestructuras para evitar la excesiva burocratización en la labor docente o el respeto al paro académico como derecho de los estudiantes siempre que éste no suponga, como en ocasiones anteriores, un "cierre patronal".

TE RECOMENDAMOS