Sevilla

Aprobadas las liberaciones con la abstención del PP al no responder a la "proporcionalidad"

Espadas alega que era necesario garantizar una "mínima capacidad" a cada uno de los grupos y culpa a la reforma local del PP

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el socialista Juan Espadas, ha celebrado este viernes el pleno de organización del nuevo mandato, una breve sesión marcada por la abstención del PP en lo referente al reparto de las 22 dedicaciones exclusivas que corresponden a los 31 concejales de la Corporación hispalense. Con un reparto que deja sin dedicación exclusiva a siete de los 12 ediles del PP, los populares piden "proporcionalidad" y el alcalde y el resto de fuerzas han defendido la necesidad de garantizar una "mínima capacidad" de trabajo a cada grupo.

   Durante la sesión, el pleno ha tomado conocimiento de la renuncia a su acta de concejal de Asunción Fley, quien dirigía la delegación municipal de Hacienda y Administración Pública durante el pasado mandato, con el Gobierno municipal del PP.

   Fley, funcionaria del área de Hacienda del propio Ayuntamiento hispalense, accedió a la Corporación municipal como número cuatro de la candidatura del PP para las elecciones municipales de 2011, ganadas por el popular Juan Ignacio Zoido por una abrumadora mayoría absoluta de 20 concejales sobre un total de 33. Fley, de hecho, ocupó uno de los puestos principales del Gobierno municipal de Zoido como concejal delegada de Hacienda y Administración Pública, figurando en el segundo puesto de la candidatura del PP para las últimas elecciones municipales.

   Después de que el PP ganase de nuevo las elecciones pero por mayoría simple de 12 concejales de un total de 31 y el PSOE formase gobierno con sus once ediles y el respaldo de Participa Sevilla (Podemos) e IU-CA en la sesión de investidura, Fley ha dimitido por "motivos personales", según el escrito del que ha dado cuenta el pleno.

   Igualmente, el pleno ha dado cuenta de las resoluciones de Alcaldía relativas a la estructura del nuevo Gobierno municipal socialista, en el que los concejales Carmen Castreño y Antonio Muñoz cobran especial protagonismo al concentrar en sus áreas buena parte del poder municipal. Daniel González Rojas, portavoz municipal de IU-CA, ha mostrado en ese sentido su "preocupación" de la coalición por la acumulación de poder y trabajo en las "macro áreas" de Castreño y Muñoz. "Quien mucho abarca, poco aprieta", ha avisado lamentando de nuevo que las políticas de Mujer no cuenten con una delegación y una comisión en exclusiva.

   A partir de ahí, ha sido aprobada la periodicidad de las sesiones plenarias con los plenos ordinarios el último viernes de cada mes. Igualmente, se ha dado cuenta de la estructura de cada Grupo municipal en materia de portavoces y demás cargos institucionales, siendo constituidas las comisiones delegadas del pleno y aprobadas las asignaciones a de los grupos municipales.
LAS DEDICACIONES EXCLUSIVAS

   El debate político como tal ha llegado en el último punto del orden del día, correspondiente al régimen de dedicación y retribuciones de los concejales y el régimen de retribución de los órganos directivos del Ayuntamiento. Y es que la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, la conocida reforma local, marca un límite según el cual sólo 22 de los 31 miembros de la Corporación local hispalense tienen derecho a dedicación exclusiva, es decir a cobrar un sueldo íntegro del Consistorio.

   A tal efecto, el PSOE, Participa Sevilla e IU-CA han alcanzado un pacto para que gocen de dedicación exclusiva los once miembros del Gobierno local socialista y cada grupo de oposición cuente con un mínimo de dos concejales con dedicación exclusiva. Mediante dicho pacto, los once ediles del PSOE gozan de liberación, los dos únicos concejales de IU-CA también y Participa y Ciudadanos, con tres ediles en cada uno de los casos, cuentan con dos de sus miembros con dedicación exclusiva también en ambos casos. No obstante, dado que ambas fuerzas cuentan con un concejal en cada caso con acta de diputado provincial y tal extremo les garantiza una retribución por parte de la Diputación, todos los miembros de Participa y Ciudadanos tendrán sueldo íntegros por parte de las instituciones.

   Lo cierto es que este reparto deja sólo cinco dedicaciones exclusivas para los 12 ediles del PP, extremo que ha llevado a los populares a abstenerse en la votación de este punto que ha contado con el apoyo del resto de grupos. Juan Ignacio Zoido, ahora portavoz del Grupo popular, ha tomado la palabra primero para dar la "enhorabuena y felicitación" a Espadas por alcanzar la Alcaldía, si bien le augura un mandato "complicado" al gobernar en minoría, y en segundo lugar para explicar la abstención del PP.


ZOIDO PIDE PROPORCIONALIDAD

   Y es que aunque Zoido admite los aspectos inherentes a la "nueva norma" de la reforma local, era necesario "buscar la proporcionalidad" porque el PP es el "grupo mayoritario y la fuerza más votada", pero afronta ahora una situación con siete de sus concejales sin dedicación exclusiva. "Ha de mantenerse la proporcionalidad", ha dicho defendiendo que el PP debe contar con "los medios necesarios" para ejercer la oposición en función de su representatividad. Del mismo modo, ha reclamado que los populares cuenten con la "representación" que les corresponde en los órganos municipales y de las empresas públicas.

   La intervención de Zoido ha estado seguida de las reacciones del resto de grupos, pues González Rojas ha defendido que IU-CA aboga por que "todos los concejales tengan dedicación exclusiva", pero la mencionada reforma local del Gobierno central del PP implica un retroceso "a los tiempos de Franco, donde sólo los señoritos podían dedicarse a la política" al tener el sustento garantizado. Susana Serrano (Podemos), portavoz municipal de Participa, ha culpado también al Gobierno central del PP de esta situación, proponiendo que "todos los ediles cobren sólo tres veces el salario mínimo" para provocar un "ahorro" gracias al cual "ningún concejal se quede sin dedicación exclusiva".

   Juan Espadas, de su lado, ha expuesto que "la legalidad vigente no es la que nos gustaría" a los socialistas, culpando también al Gobierno central del PP de la situación que afronta ahora el Grupo popular. En este punto, han irrumpido en el pleno tres jóvenes activistas en defensa del pueblo saharaui, repartiendo panfletos en apoyo a Takbar Haddi, la madre de Mohamed Lamine Haidala, el joven saharaui de 21 años que fue asesinado el pasado mes de febrero en El Aaiún a manos de colonos marroquíes. Carmen Castreño, como presidenta del pleno, ha ordenado su salida del salón de plenos y los jóvenes se han marchado sin más.

   Al retomar el debate, Espadas ha defendido el pacto alcanzado entre PSOE, Participa e IU-CA para el reparto de las dedicaciones exclusivas, argumentando que cada grupo de la oposición, por pequeño que sea, necesita "un mínimo de capacidad para realizar dignamente el trabajo de representación y participar de la labor de gestión interna del Ayuntamiento, que necesita un volumen de dedicación bastante importante".

   En ese sentido, ha admitido que el PP "sale perjudicado", defendiendo la necesidad de que todos los concejales gocen de dedicación exclusiva. Por eso, se ha desligado del concepto de "concejal a ratillos" que a su juicio impone la reforma local del PP, defendiendo que primero era necesario garantizar ese "mínimo de capacidad" para los grupos y después atender la "proporcionalidad".

   El popular Javier Landa, no obstante, ha recordado que el PP tiene "seis veces" más ediles que IU-CA y "cuatro veces más" que Participa y Ciudadanos, cuyo portavoz, Javier Millán, no ha intervenido en el pleno pero después ha dicho a los medios de comunicación que el "mínimo" de dos concejales acordado es "equitativo".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN