Sevilla

Urbanismo en revisión total

El alcalde hispalense pretende paralizar el convenio con la multinacional Altadis y sentarse a negociar con la empresa. También quiere hablar con Sacyr y rebajar los 35 millones de indemnización por La Setas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El alcalde -

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, pretende poner en revisión los principales proyectos urbanísticos de la época de Juan Ignacio Zoido, en especial el convenio con Altadis, que asegura parará y volverá a negociar con la multinacional, la misma estrategia que adoptará con Sacyr y los 35 millones de indemnización que debe abonarle el Ayuntamiento acogiéndose a los “muchos intereses” que la empresa tiene en la ciudad.

Espadas, durante un desayuno coloquio organizado por la Cadena SER, ha insistido en que su antecesor, Juan Ignacio Zoido, negoció mal el convenio con Altadis, que pretende vender su parte del terreno que le corresponde, y ha asegurado que “hay que pararlo y volvernos a sentar con la empresa”.

La misma estrategia de negociación es la que quiere tener con Sacyr y la indemnización de 35 millones de euros que debe pagarle el Ayuntamiento por sentencia judicial por el proyecto del Metropol Parasol, cuya gestión debe asumir el Consistorio. Espadas considera que hay que sentarse con la constructora para que la cuenta “no sea tan alta”, más aún cuando Sacyr tiene “muchos intereses en la ciudad”.

La legalidad parece ser también otro de los ejes del gobierno urbanístico de Espadas, como ha puesto en evidencia al referirse al proyecto de Sevilla Park para instalar un gran auditorio con usos terciarios en el Puerto. “Los procedimientos están reglados y si se cumplen los requisitos se dan las licencias y si no se cumplen, no se dan”, aseguraba el alcalde, recordándole a los promotores que deben cumplir los requisitos establecidos para ser “perfectamente viable”.

Los grandes clásicos

En los “grandes clásicos populares” encuadró la construcción de las nuevas líneas de Metro, que aunque se analicen los modelos de gestión y los posibles inversores, considera que “no es una cuestión a corto plazo”.

Y con el dragado, otro clásico, se ha mostrado convencido de su viabilidad sólo cuando “seamos capaces de que los requisitos y condicionantes demuestren que no hay afección al medio plazo”. “Pinta más bien poco” el Ayuntamiento en esta cuestión, reconocía Espadas.

Donde sí tiene competencias el Consistorio es en la Zona Franca, cuyo presupuesto debe ser remitido con urgencia al Ministerio para que se incluya en los Presupuestos Generales para 2016, aunque ha rebajado la presión sobre los trámites en sí.

Para Espadas, lo que sí es verdaderamente importante es “hacer atractivo” el régimen fiscal y las condiciones para atraer  nuevas empresas, y para ello volverá a sentarse, aunque esta vez sea para intentar “disuadir” a una empresa para que no se instale en el Puerto de Bilbao y sí lo haga en Sevilla.

Eje Sevilla-Málaga

El alcalde hispalense parece decidido a hacer realidad ese eje Sevilla-Málaga que propugna la plataforma cívica CiviSur y asegura que ha detectado “dos o tres posibilidades” para que ambas ciudades acudan “juntas y de la mano” de sus respectivas universidades y parques tecnológicos para aprovechar el nuevo marco comunitario de financiación 2014-20.

Ha insistido en que es necesario “desterrar el agravio comparativo” entre ambas ciudades y, cuestionado por la Ley de Capitalidad de Sevilla, ha apuntado que es un tema “que nos separa más que nos une”, por lo que ha abogado por detectar primero qué es lo que une a ambas ciudades y retomar esa ley “en otro momento”.

En cuanto a sus líneas de actuación prioritarias, ha asegurado que son las políticas sociales, la solución de las emergencias y la reactivación económica, mirando siempre al desempleo. De hecho, asegura que promoverá un “primer plan de empleo” destinado a restaurar locales y espacios vacíos municipales para ponerlos a disposición del emprendimiento y el tejido asociativo.

Además, en los próximos días pretende cerrar, mediante dos “atacadas”, los nombramientos de los gerentes y directivos de las sociedades municipales, que tendrán como tope salarial el sueldo del propio alcalde.

Ha reconocido que puede tener dificultad a la hora de fichar a altos profesionales que pueden cobrar el doble y el triple en el ámbito privado, pero ha asegurado que no serán “gerentes de segunda”. Su objetivo, ha asegurado, será encontrar personas cualificadas que valoren el estímulo profesional y el honor de trabajar para el Ayuntamiento, que tengan vocación de servicio público.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN