Sevilla

La Hermandad de Los Gitanos celebrará este lunes una misa por la duquesa de Alba

La misa por la duquesa de Alba, fallecida en Sevilla el jueves 20 de noviembre, se celebrará mañana a las ocho de la tarde en la iglesia del Valle, sede de la hermandad de Los Gitanos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

La misa por la duquesa de Alba, fallecida en Sevilla el jueves 20 de noviembre, se celebrará mañana a las ocho de la tarde en la iglesia del Valle, sede de la hermandad de Los Gitanos, de la que era hermana y cuya rehabilitación financió ella misma.

Familiares y amigos de la duquesa de Alba asistirán a la misa en este templo que tiene en su altar las imágenes de el Señor de la Salud y las Virgen de las Angustias, titulares de la hermandad de Los Gitanos, una de las más populares de la ciudad y que sale en procesión la "Madrugá" del Viernes Santo.

Las cenizas de Cayetana Fitz-James Stuart, por expreso deseo de la aristócrata, reposan desde el viernes 21 de noviembre en ese templo, en una hornacina de una de sus naves laterales, bajo una lápida con la leyenda:

"Aquí reposan las cenizas de nuestra hermana, doña Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva, Duquesa de Alba. Camarera de honor de María Santísima de las Angustias, medalla de oro, y gran benefactora de esta Hermandad de los Gitanos, gracias a cuya contribución y ayuda fue posible la reconstrucción de este Santuario. Estará por siempre en la memoria de nuestra hermandad. 1926-2014".

El marido de la duquesa, Alfonso Díez, y sus hijos, Carlos, Alfonso, Fernando, Jacobo, Cayetano y Eugenia, además de sus nietos y familiares más allegados fueron las únicas personas que asistieron al oficio religioso celebrado con motivo de la colocación de las cenizas, junto a la junta de gobierno de Los Gitanos

Cayetano Martínez de Irujo, que fue el encargado de llevar la urna con las cenizas de su madre a la iglesia del Valle, fue operado el día 26 en una clínica sevillana por haber sufrido una obstrucción intestinal, por lo que ha debido permanecer ingresado.

En el momento en el que las cenizas fueron depositadas en su hornacina, el confesor de la duquesa, Ignacio Sánchez Dalph, en sus palabras de despedida, se dirigió a los familiares para decirles que debían permanecer más unidos que nunca y les recordó la responsabilidad que suponen las generaciones que les han precedido.

El hermano mayor de los Gitanos, José Moreno, que aseguró en esa misma ceremonia que la duquesa siempre permanecerá en la memoria de la hermandad, aseguró que se trataba del día "de mayor emoción y tristeza" desde que fue nombrado para dirigir Los Gitanos.

Según Moreno, la duquesa de Alba ha dejado un "recuerdo imborrable" en la hermandad, que tiene 260 años y 6.500 hermanos, y la consideró "embajadora más grande que haya podido tener Sevilla y la hermandad".

Tras la capilla ardiente en el Salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla, por la que pasaron decenas de miles de personas, el funeral por Cayetana Fitz-James Stuart fue oficiado el 21 de noviembre por el arzobispo emérito de Sevilla, el cardenal Carlos Amigo, junto al arzobispo de la diócesis, José Asenjo, en la catedral de Sevilla y ante unos cuatro mil asistentes.

Al funeral asistieron la Infanta Elena, el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el presidente del Senado, Pío García Escudero; la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo; y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y la familia Alba y Alfonso Diez han agradecido en sendos comunicados el cariño expresado por los sevillanos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN