HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 22:16 CET
Viernes, 20/09/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Un libro, una obra de arte

Cada ejemplar es una pieza única, una edición limitada e inédita

  • Sandra Carvajal

La sevillana Sandra Carvajal y el mejicano Iván Vergara, de la editorial Ultramarina, logran elevar el libro a la categoría de obra de arte. Piezas únicas y ediciones limitadas dan carácter a esta idea que Carvajal explica a nuestros lectores.

¿Cuál es la política de publicaciones?
–Apostamos por autores que presenten obras de interés poético amplio, rotundo y abierto; que tengan una cercanía real humanista y actitud por vincular. Llevamos contenidos firmes a otros lenguajes de expresión involucrando artistas plásticos directamente en la obra, de manera que ya no sea la obra de un autor, sino una unidad arte-literatura. A la hora de encontrar esas joyas inéditas contamos con toda una agenda de contactos fruto de los nueve años de gestión cultural. Además, recibimos textos que son revisados y valorados. Y, por supuesto, las recomendaciones de autores y artistas afines con nuestros principios.

La relación contractual con los escritores es un tanto original...
–Efectivamente, intentamos mantener un tipo de relación con autores y artistas que se aleje de tradicionales esquemas para dar un trato cercano, dedicación especial a la obra. Es importante poner en valor el trabajo del creador ofreciendo al autor la propiedad de su obra. Tenemos los derechos exclusivos de nuestras publicaciones, pero los contenidos son propiedad de los autores. Ellos eligen qué hacer con su obra.

¿Qué es un libro artesano/cartonero?
–Nuestro formato está entre el tradicional cartonero y el libro de artista, depuramos la forma para hacerlo más elegante en diseño. Asimismo, la mano del artista plástico, ilustrando uno a uno cada ejemplar, para que cada portada forme parte de la obra, en una relación íntima entre arte y literatura. Una visión de acercamiento entre el pensamiento artístico y el literario.

¿Con el bilingüismo se llega a más lectores?
–En nuestro afán por vincular y acercar literatura y arte nos encontramos con la única frontera real que existe: la lengua. No podemos limitar la difusión a países de lengua hispana, queremos extender la propuesta más allá. En este sentido, nuestra primera propuesta en la Colección Bilingüe Mar fue eliminar fronteras dentro del propio territorio español. El sector literario ofrece pocas versiones bilingües entrelazando lenguas de diferentes comunidades. Por ello nació A Contracor, de Begonya Pozo, en español-catalán. Los siguientes han sido publicados en un face to face español-inglés. Y preparamos versiones en otros idiomas.

¿Qué es Chilango Andaluz?
–El RCA fue el punto de salida para estos nueve años de producción y gestión cultural, origen de la Placa y del resto de proyectos, como Editorial Ultramarina. De aquí proviene esa inquietud por vincular las artes en torno a la poesía y presentarlo en un formato diferente, donde se entrelace la obra artística en un mismo escenario junto a los versos de diferentes autores, todo en directo: arte sonoro, arquitecturas visuales, artes plásticas, escénicas, danza, todo alrededor de estas construcciones poéticas.


¿Ultramarina es ecologista e intenta respetar el medio ambiente?
–Tenemos una especial sensibilización con la protección del medio ambiente. Desde los cartones que se recogen y reciclan para hacer a mano cada cubierta, la ecoedición, o el uso de materiales orgánicos. Cada uno de nuestros Talleres REC (recicla, edita, crea) incluyen como eje transversal el especial interés y propuesta de reciclaje y el uso coherente de materiales y energías.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Detenida una persona en Marchena tras hallarse una plantación de marihuana en el incendio de un local
chevron_right
La paja y la viga