Quantcast
El tiempo en: Andalucía
16/05/2021

Sevilla

Vílchez avisa de un "chantaje sistemático" en Lipasam y alega que la plantilla cobra una media de 30.885 euros

El concejal delegado de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez (PP), ha manifestado este miércoles que el Gobierno local "no está dispuesto a tolerar un nuevo chantaje de los sindicatos" en la sociedad municipal Lipasam

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

El concejal delegado de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez (PP), ha manifestado este miércoles que el Gobierno local "no está dispuesto a tolerar un nuevo chantaje de los sindicatos" en la sociedad municipal Lipasam a cuenta de "asuntos que se habían acordado y firmado previamente y que hace meses significaron la desconvocatoria de una huelga convocada por los mismos motivos". Vílchez ha acusado al comité de empresa de Lipasam de "usar sistemáticamente el chantaje de la huelga" y alega que la nómina del personal de servicio de Lipasam se sitúa para conductores y peones en un promedio anual de 30.885 euros.

   El comité de empresa de la sociedad Limpieza Publica y Protección Ambiental (Lipasam), participada en solitario por el Ayuntamiento de Sevilla, ha acordado como se ha informado proponer a la asamblea de trabajadores una huelga indefinida cuyo comienzo quedaría fijado para el 28 de enero. El motivo del nuevo paro técnico, según ha informado a Europa Press Antonio Bazo (CCOO), presidente del comité de empresa de Lipasam, no es otro que la fórmula elegida por la dirección para aplicar directamente sobre las nóminas la reducción salarial del cinco por ciento acordada para esta sociedad municipal, así como el modelo de aplicación de la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas semanales.

"YA ESTABA PREVISTO"

   Dado el caso, Vílchez ha defendido que los motivos aducidos para la convocatoria de huelga, la reducción salarial del cinco por ciento y la negociación de la aplicación de las 37,5 horas semanales en computo anual, "ya estaban previsto a partir del 1 de enero de 2013 y pendientes de concretar, según el acuerdo firmado en abril de 2012". "Todo está firmado y encima de la mesa para ser negociado entre la dirección y los sindicatos y ser concretado", ha dicho Vílchez, quien acusa al comité de empresa de "usar sistemáticamente el chantaje de la huelga como medida de negociación".

   De igual modo, ha destacado que "en el momento actual en el que se están disminuyendo los salarios, tanto en el sector público como en el privado, no se entiende la convocatoria de huelga sin más", algo que ha considerado "no sólo poco responsable, sino más bien como una frivolidad, utilizando a la empresa como herramienta política para desvirtuar la gestión del actual gobierno municipal".

AJUSTES EN TUSSAM

   En esta línea, la dirección de la empresa ha querido manifestar que "una vez finalizado el Plan Económico financiero 2009-2011, que representó un incremento de casi el 50 por ciento del presupuesto de Lipasam en los últimos años, destinado a pagar un déficit acumulado de mas de 70 millones euros y una deuda bancaria de casi 50 millones euros en los dos últimos mandatos, el Ayuntamiento ha decidido estabilizar el presupuesto de la empresa municipal, ajustándolo a su realidad". "En Tussam, y durante 2012, ya se realizó una reducción del cinco por ciento en los salarios y en el caso de Lipasam, es algo que esta acordado con el comité desde abril del 2012", dice el concejal, quien defiende que "hasta la fecha, los trabajadores no han sufrido cambio alguno en sus salarios y los horarios han de ser negociados, por lo que si hay o no recorte de contrataciones dependerá de cómo se negocie el acuerdo".

   Agrega que en 2012 "la política de recortes de la empresa comenzó por la dirección y mandos" al caer sus remuneraciones casi un seis por ciento "frente a un incremento de casi el seis por ciento registrado por el personal de servicios en el periodo 2009-2012, motivado fundamentalmente por la antigüedad". "Los recortes empezaron por quienes más ganan, mientras que aún no se han aplicado al personal de servicio", ha añadido el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente. "Una huelga no se entendería, máxime cuando la nómina del personal de servicio de Lipasam se sitúa para conductores y peones en un promedio anual de 30.885 euros, algo que desearían gran parte de los sevillanos en los tiempos que corren, al igual que el resto de ventajas sociales que recoge el actual convenio colectivo", ha agregado.

"CONTINUAS HUELGAS"

   Por último, ha insistido en que "los sindicatos no pueden pensar que el hecho de convocar continuas huelgas indefinidas y su posible desconvocatoria posterior vaya a servir para que la dirección de Lipasam no cumpla con su obligación de dirigir y organizar la empresa atendiendo al interés general por lo que continuará aplicando las medidas de reorganización necesarias para que Sevilla esté cada vez más limpia y sus calles libres de residuos" y ha reiterado "el compromiso de mantener el empleo, el carácter público de la empresa y abonar religiosamente unos salarios mas que dignos, como se ha dicho anteriormente, a la plantilla".

COMENTARIOS