HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 22:19 CET
Sábado, 14/12/2019

Sevilla

Condenado a dos años de cárcel por amenazar al personal médico del Hospital Virgen Macarena

Al que llegó a "avasallar" a diario


La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a dos años de cárcel a un hombre por las amenazas proferidas contra el personal médico del Hospital Virgen Macarena que cuidaba a su madre enferma, al que llegó a "avasallar" a diario.

   En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Séptima revoca parcialmente el fallo dictado por el Juzgado de lo Penal número 12 de Sevilla, que había decidido absolver al acusado de un delito continuado de atentado y de otro de amenazas continuadas.

   La Audiencia Provincial considera probado que la madre del imputado inició en enero de 2009 un tratamiento sustitutivo de función renal en la Unidad de Hemodiálisis del referido hospital, sufriendo posteriormente un infarto cerebral.

   Según añade, desde el inicio del tratamiento y hasta prácticamente el fallecimiento de la madre el 29 de diciembre de 2009, el acusado "protagonizó numerosos incidentes con determinado personal sanitario del centro, fundamentalmente con aquellos que tenían que ver con la asistencia facultativa que requería su progenitora".

   Así, llegó a interponer hasta 14 reclamaciones, a lo que se suma que "casi diariamente y en ocasiones varias veces al día, se dirigía de forma arrogante, alterada e incluso en tono amenazante a estos profesionales, pidiéndoles y exigiéndoles explicaciones sobre el estado de su madre o las pruebas a las que era sometida.

   De este modo, el acusado les llegó a decir a alguno de ellos, alzando la voz, que "como le pase algo a mi madre yo me llevo por delante al que haga falta", lo que llevó a que en alguna ocasión se requiriera la presencia de la Policía Nacional y del servicio de seguridad del centro.


   El día 2 de diciembre de 2009, el acusado "de forma alterada" llegó a coger por la bata a una doctora, responsable de la Unidad de Hemodiálisis, a la que dijo que "si a su madre le pasaba algo que se atuviera a las consecuencias, así como que si a ella le dolían sus hijos, a él le dolía su madre".

   Ese mismo día, se dirigió también al despacho de la directora médica, "a la que a voces le dijo que era culpable de lo que le pasara a su madre" y que "tomaría represalias contra ella y contra los demás", todo lo cual llevó a que, el 13 de enero de 2010, el Juzgado de Instrucción número 13 prohibiera al acusado acercarse al hospital.

   La Audiencia hace mención a la "reiterada" y "contumaz" conducta del imputado, quien "avasalló de forma continuada" al personal del Servicio de Nefrología del hospital", por lo que "no es difícil de imaginar que, con ese constante comportamiento de intimidación así como de violencia verbal y física, se creara un estado de temor generalizado".

   Además, esto último "obligó" a cambiar de destino a la responsable de la Unidad de Hemodiálisis, dice la Audiencia, que condena al imputado a dos años de cárcel.

Imprimir

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los partidos de fútbol de esta temporada generan 165 toneladas de residuos en la ciudad
chevron_right
Zoido pierde la varita mágica