Sevilla

Cobre las Cruces finaliza la ampliación de su planta para retomar la actividad minera

El grupo de ingeniería Lantania ha finalizado las obras de ampliación de la planta permanente de tratamiento de aguas (PPTA) de Cobre Las Cruces

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La planta de aguas de Cobre Las Cruces. -

El grupo de ingeniería Lantania ha finalizado las obras de ampliación de la planta permanente de tratamiento de aguas (PPTA) de Cobre Las Cruces, lo que permitirá dar servicio al complejo minero y metalúrgico ubicado en los municipios de Gerena, Salteras y Guillena, en la provincia de Sevilla, y retomar su actividad extractiva.

La construcción de una nueva planta de aguas para reforzar la capacidad de tratamiento y depuración forma parte del proyecto impulsado por Cobre las Cruces, tras acabar la vida útil de esta explotación a cielo abierto en 2021, para poner en marcha una nueva mina subterránea y una refinería polimetalúrgica de cobre, zinc, plomo y plata, que podría estar operativa en el año 2026.

La ampliación de la planta de tratamiento ha permitido incrementar por encima del 50 % la capacidad para procesar y depurar agua procedente de los sistemas de drenaje de la mina, con una tecnología que permite preservar y mejorar la calidad de las aguas subterráneas de manera previa a su reinyección en el acuífero, ha informado la empresa en un comunicado.

Estas aguas se tratan en una línea de proceso que utiliza las mejores técnicas disponibles, que consiste en un pretratamiento físico-químico por decantación, filtración, ultrafiltración y finalmente ósmosis inversa con unos rendimientos de recuperación mínimos del 90 %, consiguiendo en todos los casos agua con una calidad similar a la del agua potable.

Lantania se ha encargado de la redacción del proyecto, el diseño de las líneas de tratamiento, construcción y puesta en marcha de esta infraestructura, que ha contado con una inversión de 5,2 millones de euros.

La compañía es responsable de la operación de la planta de tratamiento de aguas del complejo minero desde su construcción en 2010 y dispone para ello de una plantilla de 40 trabajadores.

La puesta en marcha de esta ampliación supone un paso más en las tareas previas para el avance del nuevo proyecto minero y metalúrgico de Cobre Las Cruces, que permitirá extender su actividad durante al menos 20 años más.

CLC operará una nueva mina de interior y una planta polimetalúrgica, con tecnología única en el mundo para la producción de cobre, zinc, plomo y plata, todos en base metal.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN