Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Sevilla comienza su peregrinar hacia el Rocío

Todavía no había amanecido este miércoles cuando miles de personas se echaban a las calles de Sevilla para emprender su peregrinar hacia el Rocío

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Inicio del camino de las hermandades de Sevilla.

Todavía no había amanecido este miércoles cuando miles de personas se echaban a las calles de Sevilla vestidas con inconfundibles vestimentas que indican, sin espacio para el error, que esta noche no dormirán en la ciudad, sino en algún camino hacia El Rocío.

Son los romeros de las hermandades de Macarena, Triana, El Cerro y Sevilla, las cuatro, a las que Sevilla Sur se unirá mañana, que han salido al mismo tiempo camino de las arenas, para llegar, si no pasa nada, a la aldea almonteña durante la jornada del viernes próximo, para participar en la romería más multitudinaria del mundo.

Todo lo que rodea a una hermandad rociera tiene una liturgia que se mantiene indeleble con el paso de los años, y todo arranca cada mañana al alba con una misa de romeros, condición indispensable para que el rociero cargue pilas para iniciar el camino.

 

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

En el caso de la primera jornada no es una excepción, y las iglesias de El Salvador o San Jacinto han abierto sus puertas desde primera hora a los que han madrugado más que nadie para asistir a la eucaristía que abre el camino, con los simpecados de las hermandades presidiendo la cita con sus templos.

Y todo, en el aspecto menos religioso pero sumamente necesario, con un dispositivo de tráfico que ha intentando que la salida de las hermandades dirección Huelva se haga de la forma más fluida posible, con el matiz de que sacar de la ciudad a cuatro hermandades con sus miles de personas a pie, a caballo o en carretas, es una misión casi imposible sin colapsar el tráfico.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Hermandades como la de Triana han intentando que el problema sea menor, de modo que han diseñado un recorrido por las calles del barrio en el que las carretas solo han estado en sus vías más anchas, como San Jacinto, mientras que a zonas complicadas, como Rodrigo Pérez de Acevedo, solo han accedido los romeros a pie con el simpecado, con los caballos esperando al final de la calle Pureza para seguir el recorrido.

Todos se han encontrado en la calle Castilla para enfilar la salida de la ciudad hacia la autopista A-49, donde se han encontrado con la hermandad de La Macarena, que buscaba la misma ruta, y las cuatro buscan ya los caminos de arena lejos del tráfico y el asfalto para hacer su peregrinaje lo más directo posible.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

 


Para intentar que todo discurra lo mejor posible, se han establecido horarios marcados sobre el mapa, con La Macarena saliendo la primera, a las 7.50, Triana a las 8.00 y El Cerro del Águila y Sevilla a las 9.00, con el matiz de que las dos ultimas salen de la ciudad por zonas opuestas a las dos primeras, de modo que el problema del tráfico es más liviano.

Una jornada que transcurre sin más incidencias que las propias de poner en el camino a una marea humana multiplicada por cuatro, con algún resbalón de los bueyes en la calle San Jacinto por lo resbaladizo del pavimento o los testimonios de los rocieros más tristes, como el de un joven que, ante la parroquia de Santa Ana, la que en el barrio llaman, y no sin razón, la Catedral de Triana, lamentaba que solo haría el camino unos kilómetros, hasta Castilleja de la Cuesta, para volverse a casa y encerrarse a estudiar para sacar adelante la Selectividad.

 

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo



Y será este jueves cuando la última filial del Rocío parta desde Sevilla hasta Almonte, la de Sevilla Sur, que saldrá desde la Parroquia de San Juan de Ávila a partir de las 8.50 horas, para abandonar la ciudad por el recinto ferial a las 12.00 del mediodía.

En una ciudad en la que la fiesta religiosa es casi una forma de vida, los rocieros estaban en la Feria de Abril hace dos semanas y con el capirote cofrade hace un mes, y ahora buscan a la Blanca Paloma, con la que se encontrarán en la presentación ante su ermita nada más llegar, para luego esperar, como cada lunes del Rocío, el salto de la reja que hará que la Virgen pase delante de sus casas antes de volver a Sevilla.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN