Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Experto en cibercrimen advierte de que la desinformación en redes da "pingües beneficios"

Las organizaciones criminales tradicionales se están trasladando al ciberespacio para cometer delitos y se están generando nuevos patrones delincuenciales

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • LA JORNADA INAUGURAL. -

Las organizaciones criminales tradicionales se están trasladando al ciberespacio para cometer delitos y se están generando nuevos patrones, como la desinformación, un "gran fenómeno del que los delincuentes obtienen "pingües beneficios", ha alertado Fernando Miró, catedrático de Derecho penal de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

En la conferencia inaugural del primer congreso internacional de cibercrimen, organizado por el Colegio de Abogados de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide y que se celebra en Sevilla, Miró, considerado uno de los precursores del estudio en ciberdelincuencia, se ha referido al rol de los estados en el cibercrimen, ya que en "muchos casos juegan a políticas delictivas como es el caso de Rusia".

Ha alertado de que la criminalidad organizada se ha desplazado al ciberespacio porque se ha dado cuenta de que robar bicicletas por internet es más provechoso económicamente que robarlas en la calle y también las redes de trata de personas y de prostitución se han trasladado al ciberespacio porque tienen más beneficios "coaccionando a las mujeres en plantas donde las graban con vídeo".

Miró, que escribió “El cibercrimen (12 años y varias revoluciones digitales después)”, ha vaticinado que el cibercrimen aumentará a medida que las actividades se desplacen al ciberespacio.

Ha avisado de que han aparecido nuevos patrones como en las redes sociales la desinformación como "gran fenómeno" con el que se consiguen "pingües beneficios" y, además, las tipologías se perfeccionan con nuevas formas de delitos como el ransomware, es decir, la extorsión con la aparición de encriptados.

También proliferan estafas tradicionales en el ciberespacio como el fraude romántico para conseguir dinero y que tiene una "dimensión brutal" en los últimos años, ya que es uno de los delitos que producen más pérdidas económicas a las víctimas, ha destacado este experto.

Ha asegurado que "no hay un perfil de cibercriminal" y que actualmente no hay una ciberdelincuencia sofisticada sino que cualquier persona sin tener conocimientos técnicos puede cometer delitos de injurias, calumnias y fraudes porque se puede recurrir a los mercados para que te preparen la tecnología.

De hecho, en los mercados de servicios del cibercrimen que hay en internet crean identidades falsas, dan acceso a páginas web, entre otras actuaciones delictivas, según Fernando Miró.

Tampoco hay un perfil único de las victimas de los ciberdelitos y ha abogado por aumentar la responsabilidad de los usuarios, ya que cada vez los delincuentes abarcan más ámbitos como los videojuegos, las apuestas y las criptomonedas, donde se han normalizado conductas de inversión fraudulentas y los mayores son los "nuevos adolescentes digitales", ha indicado.

El primer Congreso Internacional de Ciberdelincuencia reúne en Sevilla hasta mañana a treinta expertos que analizarán el impacto de las amenazas tecnológicas en la sociedad y los instrumentos para combatirlas, en un contexto en el que se ha convertido en un problema de envergadura ya que no sólo compromete la seguridad individual, sino también la de empresas y gobiernos, generando un impacto significativo en la economía global.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN