Sevilla

Los agentes muertos son de Vitoria y El Ejido y los civiles, Dos Hermanas, Barbate y Ceuta

Los dos agentes de los GAR fallecidos proceden de Vitoria (Álava) y El Ejido (Almería) y los civiles, de Dos Hermanas, Barbate, Ceuta y un país extranjero

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Lugar del accidente. -
  • Uno de los agentes heridos, el de mayor gravedad, sufriría un neumotórax bilateral y otros traumatismos
  • El conductor se encuentra detenido por "la gravedad" de los hechos y se atribuye un presunto delito de homicidio por imprudencia
  • Otro agente sufre fractura en una pierna y el tercero, una fractura de fémur y además lesiones en el páncreas y el hígado

Los dos agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil fallecidos en el grave accidente de tráfico acontecido la madrugada de este martes en el kilómetro 24 de la autovía AP-4, en el término municipal de Los Palacios y Villafranca (Sevilla); donde un camión ha arrollado un control policial con el resultado de seis fallecidos; eran vecinos de Vitoria (Álava) y El Ejido (Almería), mientras las cuatro víctimas mortales que circulaban en vehículos particulares tenían sus residencias en Dos Hermanas, Barbate (Cádiz), Ceuta y un país extranjero.

El subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Francisco Toscano Rodero, ha celebrado este martes una rueda de prensa para informar de los últimos detalles del grave accidente, explicando que en el caso de los agentes fallecidos, el cabo primero Eneko del GAR, de 37 años de edad, tenía su residencia en Vitoria (Álava) aunque era natural de Baracaldo (Vizcaya); mientras el guardia civil Juan Jesús, de 34 años de edad, era de El Ejido, en la provincia de Almería.

Los cuatro civiles fallecidos, según ha manifestado, son un vecino de Dos Hermanas, en la provincia de Sevilla, un gaditano que según la Subdelegación en dicha provincia sería vecino de Barbate, un ciudadano de Ceuta y un extranjero.

Hay además, según Francisco Rodero, cinco heridos, dos de ellos leves que se han desplazado a centros sanitarios por sus propios medios y tres que "revisten más gravedad" y que serían agentes de la Guardia Civil. Uno de ellos, el de mayor gravedad, sufriría un neumotórax bilateral y otros traumatismos y estaría ingresado en el hospital Virgen del Rocío; mientras otro más estaría afectado con una fractura en una pierna y un último herido sufriría una fractura de fémur y además lesiones en el páncreas y el hígado. Estos dos últimos heridos estarían siendo atendidos en el hospital de Valme.

Según ha manifestado el comandante Rafael Jiménez Onetti en declaraciones a los medios de comunicación en la zona del accidente, el mismo ha acontecido sobre las 4,40 horas de la madrugada de este martes en un control policial instalado por efectivos del GAR de la Guardia Civil en torno al punto kilométrico 24 de la autovía AP-4, en Los Palacios.

Al aproximarse al control, que estaba debidamente señalizado, el conductor de un camión articulado ha maniobrado bruscamente, sufriendo el vehículo el conocido efecto tijera y desviándose hacia el arcén. En su trayectoria, el camión ha arrollado a los tres primeros vehículos oficiales de la Guardia Civil que participaban en el control y a otros vehículos particulares, con el resultado ya descrito.

SE LE ATRIBUYE UN PRESUNTO DELITO DE HOMICIDIO POR IMPRUDENCIA

En ese sentido, el comandante Rafael Jiménez ha explicado que el conductor del camión, que ha resultado ileso junto con su acompañante, ha arrojado un resultado negativo en las pruebas de alcohol y drogas, si bien se encuentra detenido por "la gravedad" de los hechos y se atribuye un presunto delito de homicidio por imprudencia.

Este mando de la Guardia Civil ha manifestado que el asunto está aún en fase de investigación, explicando que se indaga la posibilidad de "una somnolencia o una falta de atención" del camionero como posibles causas del siniestro, toda vez que el camión había partido de La Línea de la Concepción (Cádiz) cargado de verduras.

Así, ha insistido en que el asunto está aún sometido a investigación, con "las primeras diligencias" todavía en marcha; y ya ha sido descargado el tacógrafo del camión para intentar averiguar su velocidad en el momento del siniestro.

El siniestro ha motivado numerosas reacciones de las autoridades y representantes institucionales, con condolencias del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

La Guardia Civil, de su lado, ha lamentado los seis fallecimientos y, en una entrada en la red social X, antes Twitter, ha señalado que los agentes muertos en acto de servicio son "el cabo primero Eneko y el guardia civil Juan Jesús"; mientras el Ministerio de Interior ha lamentado también "profundamente" todas estas muertes, con sus correspondientes condolencias a las familias de las víctimas.

"PENDIENTES DE LA EVOLUCIÓN DE LOS HERIDOS"

El delegado del Gobierno central en Andalucía, Pedro Fernández, ha manifestado además sus condolencias y, también en la red social X, ha señalado que las autoridades están "muy pendientes de la evolución de los heridos"; mientras el presidente de la Diputación de Sevilla, Javier Fernández, ha mostrado su "sentido pésame a los familiares de los agentes fallecidos" y de las restantes víctimas.

La Diputación de Sevilla ha trasladado así hasta el lugar del accidente, ante posibles intervenciones, al mando de guardia y los seis efectivos que prestaban servicio en los parques de bomberos de Los Palacios y Villafranca y Utrera, dependientes del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y la Asociación Profesional Guardia Civil (Jucil) han lamentado igualmente los hechos y han mostrado igualmente sus condolencias; así como el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz; y el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento hispalense, Antonio Muñoz.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN