Sevilla

Restauran las cuatro caras de la Giralda de Sevilla con un intervención "única y especial"

Se ha recuperado la estructura del siglo XVIII con una reintegración integral de la forma almohade, con una inversión de más de 3 millones de euros

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • La inversión ha sumado más de 3 millones de euros y se ha conseguido la reintegración integral de la forma almohade de la Giralda
  • Se ha recuperado la estructura del siglo XVIII

Este jueves se ha presentado el informe final del proyecto de restauración de las cuatro caras de la Giralda, torre y campanario de la Catedral de Sevilla, una intervención planteada desde 2015 y que arrancó en 2017, por la cara oeste de la Giralda.

Así lo han explicado el delegado de Administración y Patrimonio del Cabildo de la Catedral, Francisco Román; y el arquitecto de la Giralda, Eduardo Martínez, que han coincidido en que ha sido una “intervención única y especial” por el “carácter emblemático” del monumento, “no sólo en Sevilla, sino en todo el país”.

La inversión ha sumado más de 3 millones de euros y se ha conseguido la reintegración integral de la forma almohade de la Giralda de Sevilla, recuperando la estructura del siglo XVIII.

Los trabajos realizados en la Cara Norte, al igual que en el resto de las caras, han contado con el apoyo y supervisión continuada del Comité de Expertos de la Giralda y han consistido en investigación, documentación, intervención y comunicación.

Respecto a los trabajos de investigación y documentación, se han realizado los estudios geométricos de las formas correspondientes a los paños de sebka de esta Cara Norte; se han realizado tomas de muestras para su ensayo en laboratorio tanto de ladrillos, morteros, revestimientos, pigmentos, maderas y metales; se han realizado catas de investigación y reconocimiento de análisis constructivo de la ejecución de la obra de fábrica de la fachada; se han realizado perforaciones de investigación de integridad y composición de las mismas.

Por otro lado se han documentado las patologías previas a la intervención; la constitución y distribución de los diferentes morteros y ladrillos empleados en distintas intervenciones a lo largo de la historia del monumento.

Se han ubicado e investigado los mechinales de construcción e intervención en la torre; se ha realizado el levantamiento estricto de los capiteles y la identificación de los elementos constitutivos de las columnas. También se han reconocido los grafismos aparecidos en los fondos de los paños de sebka y se ha documentado la localización de los restos de revocos y cromáticos.

Trabajos de restauración

Se ha procedido a la consolidación (en los casos que ha sido necesario) de las caras de ladrillo mediante la aplicación por pulverización de silicato de etilo; del mismo modo, en el caso de los elementos pétreos se ha aplicado silicato de etilo, en las zonas que presentaban arenización, En el caso de fisuras y piezas despegadas se ha recurrido a la intervención con fibras de vidrio. En las zonas con revestimientos se han sellado los bordes con mortero de cal e igualmente se ha aplicado silicato.

Se ha realizado la reintegración de volúmenes y de formas. Las piezas cerámicas en las fábricas y en los paños de sebka se han recuperado. En los casos que ha sido necesario se han empleado cerámica de fabricación artesanal. En el caso de la recuperación de volúmenes de piedra, se ha empleado el cajeado de la pieza original mediante útiles de cantería y posterior corte mecánico para reintegración posterior de dicho volumen pétreo; en el caso de volúmenes de menor significancia se ha recurrido a morteros de cal.

Dentro de la recuperación de los elementos pétreos es especialmente significativa la necesidad de intervención que se ha tenido que realizar sobre la placa conmemorativa que se encuentra a los pies de la Giralda en su Cara Norte.

Respecto a la limpieza de las fábricas, se ha realizado en seco mediante cepillado en toda la superficie, lo que ha permitido eliminar las acumulaciones de polvo y suciedad.

En las zonas con revestimientos, mediante la aplicación de brochas de cerdas naturales y puntualmente con la aplicación de algodón humedecido con agua desmineralizada.

La limpieza de las zonas vidriadas mediante paños humedecidos en agua desmineralizada y puntualmente con jabones neutros para eliminación de películas de grasa (procedentes de hidrocarburos). Para la limpieza de los elementos pétreos, exceptuando capiteles, se ha microproyectado a baja presión con árido de granulometría seleccionada y control de presión y apertura de boquilla.

En el caso de los capiteles, mediante la aplicación de láser, dado el alto valor de estas piezas y los buenos resultados que se obtienen para la retirada de costra negra en el mármol.

Finalmente, se ha procedido a la protección de las superficies mediante la aplicación de biocida, consolidante e hidrofugante, con el fin de mejorar la evacuación de aguas y evitar la absorción por parte del soporte.

Respecto a las estructuras, se ha completado el cierre del nuevo zuncho estructural de acero inoxidable que repone los zunchos deteriorados y en parte perdidos (los que se instalaron tras el terremoto de 1755).

Respecto a las instalaciones: se completa la renovación de las rejas de protección en el Cuerpo de Campanas, también se renuevan las rejas de protección de los balcones. En referencia a la protección frente al rayo, se completan los anillos equipotenciales que se iniciaron en las obras del 2017 y se realiza una última línea de descarga por la Cara Norte.

Tras las obras de la Cara Norte, la Giralda tendrá que seguir interviniéndose en nuevas fases.

En el futuro será preciso intervenir en el Cuerpo de Campanas y de Azucenas, para restaurar el resto de la construcción almohade y además reponer la capacidad estructural perdida por las actuales estructuras metálicas de finales del siglo XIX que son los actuales soportes de las campanas (y que ya tuvieron que ser intervenidas puntual y parcialmente de emergencia en el año 2021, debido a la peligrosidad manifiesta en las estructuras correspondientes a la campana “Santa María la Mayor”).

También está previsto intervenir en el interior de la torre, en sus rampas y cámaras, para mejorar las mismas y finalmente restaurar por completo el conjunto del remate renacentista. La inversión prevista en estas fases siguientes es ahora mismo estimada (se están realizando todos esos proyectos), pero se espera que sea del orden al menos, de la inversión hasta este momento ya realizada.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN