Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

La ética, la clave ante la Inteligencia Artificial y la cuarta revolución industrial

El divulgador Carlos Santana apuesta porque la sociedad aprenda a utilizar la Inteligencia Artificial de una forma ética y responsable

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La intervención de Carlos Santana. -
  • La digitalización de la sociedad y la llegada de Internet han permitido contar con más materia prima para hacer de estos algoritmos algo muy potente
  • Entramos en una fase de automatización de tareas cognitivas que nos va a dar una explosión de inteligencia sin precedentes
  • La IA ha abierto una ventana de oportunidad para que todas las empresas, sin importar su tamaño, se replanteen su futuro

La sociedad debe aprender a utilizar la Inteligencia Artificial de una forma “ética y responsable”, adaptando los marcos normativos a una tecnología que, si bien permite agilizar y automatizar tareas a través de los algoritmos, su impacto ya se califica como la cuarta revolución industrial, en la que las empresas tienen una gran oportunidad de negocio, pero que ya ha obligado a los gigantes tecnológicos a replantearse su modelo actual mientras las pymes se enfrentan a un futuro incierto, como el resto de la sociedad.

Son algunas de las reflexiones que ofreció en el Club de Negocios Círculo 500 Carlos Santana, divulgador, youtuber y profesor en el campo de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning. Entre otros aspectos, Santana consideró que la IA se ha convertido en una de las tecnologías más revolucionarias de los últimos años: “La IA nos ofrece poder automatizar el aprendizaje de tareas. Desde hace décadas se viene investigando cómo podemos hacer que las máquinas aprendan solas si tenemos datos y computación suficiente para resolver cualquier tarea que le planteemos”.

Para Santana, “la digitalización de nuestra sociedad y la llegada de Internet han permitido contar con más materia prima para hacer de estos algoritmos algo muy potente. En la última década, se ha investigado el uso de algoritmos como las redes neuronales artificiales, que dan nombre al campo del deeplearning. Gracias a esta tecnología, se han dado pasos prometedores en la resolución de diferentes tareas”, apuntaba Círculo 500 en una nota de prensa.

La llegada de la IA generativa, que ha provocado un boom de la inteligencia artificial, conlleva no sólo usarla para que aprenda a resolver tareas concretas a partir de datos, sino que “también puede aprender a generar nuevos datos. La IA generativa ha cobrado un gran interés con la llegada de herramientas como ChatGPT, aplicada a texto, generación de imágenes, vídeo, música y mucho más. Con esto, estamos entrando en una fase de automatización donde las máquinas no se están aplicando a automatizar labores manuales, como en la revolución industrial del siglo XX, sino que estamos entrando en una fase de automatización de tareas cognitivas que nos va a dar una explosión de inteligencia sin precedentes”, apuntaba Santana.

Cuarta revolución industrial y ética

Ante este panorama, al uso de la IA se le califica ya como la cuarta revolución industrial, ya que “estas tareas cognitivas son comparables con la automatización de tareas manuales que vivimos a principios del siglo XX. Aunque podría verse como una extensión de la tercera revolución industrial, dado que la digitalización nos ha proporcionado los datos para entrenar estos grandes algoritmos, creo que a futuro podremos analizarlo como una revolución en sí misma por el gran impacto que ha tenido en nuestra sociedad”.

La intervención de Carlos Santana.

La IA ha abierto una ventana de oportunidad para que todas las empresas, sin importar su tamaño, se replanteen su futuro y el papel que van a jugar en una sociedad que se verá fuertemente transformada por una tecnología que está obligando incluso a los gigantes tecnológicos como Google a replantearse su modelo de negocio principal: “creo que las pymes actualmente no están preparadas, pero realmente muy pocas empresas pueden decir que lo estén ante un futuro bastante incierto”.

Santana consideraba “necesario que la sociedad aprenda a utilizarla de una forma ética y responsable. La parte positiva es que esta tecnología nos permite hacer de forma mucho más sencilla lo que antes también podíamos hacer con herramientas tradicionales, con lo cual el marco legal que nos limita a la hora de hacer un uso responsable de la tecnología ya existe. Aunque esto no es una problemática nueva que llega gracias a la aparición de la inteligencia artificial, el marco legal ya existe, es decir, la penalización que la sociedad impone ante un mal uso de la tecnología ya está establecida. Lo que sí tenemos que hacer es adaptar nuestro marco legal a aquellos casos donde todavía vemos que la tecnología abre nuevas problemáticas que no hemos contemplado”.

Santana es el creador del canal de YouTube Dot CSV que cuenta con más de 832.000 suscriptores y está especializado en el campo de la IA. Asimismo, es profesor de Machine Learning& Data Science en la Escuela de Organización Industrial y está reconocido como el mayor experto mundial en Inteligencia Artificial, avalando su participación en numerosos eventos tecnológicos nacionales e internacionales.

Al acto asistieron más 200 personas que llenaron las instalaciones del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla. El presidente de la entidad, José María González Mesa, consideró que “es importante analizar y ver con este gran experto lo rápido que estamos avanzando en IA. Estamos ante una tecnología que lo está transformando todo porque es transversal y de fácil acceso. Desde el Círculo Mercantil e Industrial y en base a nuestro apoyo a empresas y emprendedores, estamos convencidos de que una comunidad que tenga profesionales preparados para usar la Inteligencia Artificial de un modo ético, responsable e inclusivo, será exitosa frente a otras que vayan más lentas en este proceso”, apuntaba la entidad en una nota de prensa.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN