Sevilla

CaixaForum Sevilla profundiza en el arte del tatuaje con una muestra de más de 240 obras

'Tattoo. Arte bajo la piel' propone un viaje al singular universo del tatuaje desde una visión antropológica y analiza el resurgimiento de este fenómeno global.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La muestra. -

La directora de Exposiciones y Colección de la Fundación "la Caixa", Isabel Salgado; el director de CaixaForum Sevilla, Moisés Roiz; el director general del Musée du Quai Branly, Jérôme Bastianelli; y la comisaria y fundadora de la revista HEY! Modern Art & Pop Culture, Anne Richard; han presentado este miércoles en el CaixaForum de Sevilla la exposición "Tattoo. Arte bajo la piel".

propone un viaje al singular universo del tatuaje desde una visión antropológica y analiza el resurgimiento de este fenómeno global.

Producida y organizada por el Musée du Quai Branly - Jaques Chirac de París y la Fundación "la Caixa", la muestra presenta más de 240 piezas de todo el mundo entre pinturas, dibujos, libros, siliconas con tinta, herramientas para tatuar, máscaras, fotografías, sellos y nueve audiovisuales, propone un viaje al singular universo del tatuaje desde una visión antropológica y analiza el resurgimiento de este fenómeno global.

Entre las más de 240 piezas expuestas se incluyen 24 prototipos moldeados en un material experimental que reproducen de manera hiperrealista partes del cuerpo humano y que han sido tatuados por maestros del arte del tatuaje, entre los que se encuentran los estadounidenses Kari Barba y Jack Rudy, el francés Tin-Tin, el japonés Horiyoshi III, el suizo Felix Leu, el neozelandés Mark Kopua, el inglés Xed LeHead, el danés Colin Dale y el polinesio Chimé.

También incluye cuatro piezas de reciente creación: las de los artistas Laura Juan (España), Jee Sayalero (España), Brian Gomes (Brasil) y Taku Oshima (Japón).

Entre las piezas expuestas destacan elementos como una pluma eléctrica presentada por el inventor Thomas Edison en 1877 (y que fue el antecedente de la máquina de tatuar actual); un baúl para transportar las herramientas de los tatuadores ambulantes; un retrato en pintura acrílica de Artoria, una célebre artista del sideshow de la década de 1920; un álbum original de Rich-Mingins, editado por Henk Schiffmacher en 2011, con fotografías, postales y fragmentos de publicaciones periódicas relacionados con el tatuaje desde el siglo XIX; una flauta en forma de estatuilla del período tardío de la cultura maya con representaciones de tatuajes faciales; herramientas y utensilios para tatuar del siglo XIX provenientes de Indonesia, Birmania, Túnez, Argentina o Australia; y retratos de grupos con sus tatuajes identificativos, como por ejemplo la pandilla mara centroamericana o la mafia japonesa yakuza.

También reconoce a artistas que preservan este arte milenario, como la tatuadora filipina Whang-od Oggay, de 106 años, considerada como la última maestra que utiliza el batok (tatuaje tradicional hecho a mano), o los maoríes de Nueva Zelanda, que practican el moko, el 'arte de esculpir la piel', símbolo de conciencia colectiva indígena.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN