Sevilla

Condenada a 38 años una mujer en Sevilla por matar a una pareja de vecinos

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 38 años de prisión a la mujer que asesinó a una pareja de vecinos en julio de 2020 en Dos Hermanas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La acusada durante el juicio. -

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 38 años de prisión a una mujer por el asesinato de una pareja de vecinos cometido en julio de 2020 en la localidad de Dos Hermanas.

El fallo del tribunal, contra el que cabe recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ha sentenciado a 21 años de cárcel a la acusada por un delito de asesinato y alevosía cometido sobre el varón y a 17 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía contra la mujer fallecida.

En ambos casos, la Audiencia ha considerado el atenuante de confesión en relación con las penas dispuestas a la acusada, ha informado este martes el TSJA.

El tribunal, en una sentencia dictada el 20 de abril, ha tenido en cuenta la “brutalidad desmedida” desplegada por la condenada, que ha sido también condenada a abonar una indemnización de 230.000 euros a los familiares de las víctimas.

Según el relato de hechos probados recogidos en la sentencia, la acusada cometió el crimen el 24 de julio de 2020, cuando atropelló violentamente y de forma repetida a la pareja con un vehículo, embistiéndolo contra los elementos constructivos de la vivienda.

Posteriormente, la asesina propinó diversos golpes y apuñaladas a las víctimas, actuando con particular ensañamiento contra el varón.

Relata la sentencia que los hechos se produjeron cuando los dos vecinos se encontraban juntos en el exterior de su vivienda, pues “así lo había decidido previamente” la condenada, produciéndose este hecho “cuando se encontraban desprevenidos y sin posibilidad de oponer defensa”.

La acusada y la pareja fallecida vivían en Dos Hermanas, según la sentencia, que recoge que residían en una nave conformada por dos viviendas independientes y que las víctimas habían habilitado una parte para refugio de perros, animales que ellos mismos cuidaban.

Las víctimas vivían en la planta baja del inmueble, siendo la primera planta ocupada por la acusada y sus dos hijos menores.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN