Sevilla

El lunes se inaugura el memorial de Pico Reja de Sevilla tras las exhumaciones

El memorial está compuesto por tres líneas de columbarios realizados en bloques de hormigón armado

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz. -

El Ayuntamiento de Sevilla tiene previsto inaugurar el próximo lunes el osario-memorial instalado en el cementerio de San Fernando como hito significativo de la fosa de Pico Reja, donde han sido recuperados los restos óseos de 1.786 víctimas de la Guerra Civil y la represión dictatorial, en el marco de la excavación de dicha fosa común iniciada en enero de 2020 por Aranzadi Sociedad de Ciencias por encargo del Consistorio hispalense.

Según han confirmado a Europa Press fuentes municipales, el acto se celebrará a las 10,00 horas del lunes, después de que el pasado 21 de febrero fuese celebrado el acto institucional de cierre de la mencionada fosa común, tras más de tres años de excavaciones arqueológicas en dicho enclave, que constituye la "mayor fosa común abierta en Europa occidental desde la de Srebrenica en Bosnia Herzegovina", según el alcalde hispalense, Antonio Muñoz.

El memorial, según se avanzaba en dicho acto, está compuesto por tres líneas de columbarios realizados en bloques de hormigón armado, conformando una plaza triangular con un acceso a pasillos situados en cada uno de los ángulos, coronada por un ciprés como árbol de la memoria.

Las excavaciones de Pico Reja han deparado la detección de restos óseos de 10.076 "sujetos", la exhumación de 10.051 de ellos y el descubrimiento de "evidencias de represalias" en los vestigios de 1.786 personas, que corresponden con el número de la "población asesinada", según el informe mensual de Aranzadi del pasado 2 de febrero, firmado por el antropólogo Juan Manuel Guijo y el arqueólogo Jesús Román en nombre del equipo técnico

Entre las víctimas enterradas en la fosa de Pico Reja, figurarían miembros de la corporación municipal hispalense de la época, algunos alcaldes de la zona e incluso diputados. Podría ser, de hecho, la fosa donde descansarían los restos de Blas Infante, ejecutado precisamente en agosto de 1936 y declarado como Padre de la Patria Andaluza.

Los últimos avances de la investigación científica promovida en torno a esta fosa apuntan a que la misma acogería los restos de, al menos, 30 miembros de la columna minera de Riotinto, enviada desde Huelva hacia Sevilla capital el 18 de julio de 1936 para detener el alzamiento militar y cuyos efectivos fueron víctimas de una emboscada tendida en la Cuesta del Caracol de Camas a manos del comandante de la Guardia Civil Gregorio Haro Lumbreras y los hombres bajo su mando, pese a que éste había declarado su lealtad al legítimo Gobierno republicano.

En paralelo al rescate de estos restos óseos, el equipo encargado de la exhumación está remitiendo tandas de muestras de los mismos al Departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la Universidad de Granada para la identificación de los cadáveres a través del cruce del AND extraído del hueso con las muestras biológicas tomadas en su día a familiares de represaliados.

Para este cotejo, los técnicos de Aranzadi seleccionan muestras de unos diez centímetros de los huesos mayores del esqueleto apendicular en mejor estado y los introducen en sobres de papel sellados, lacrados e identificados con una serie de números y letras que se corresponden con los datos de exhumación del cuerpo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN