Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

La Universidad de Sevilla inviste a la cantaora Carmen Linares como Honoris Causa

La propuesta de Honoris Causa fue aprobada en noviembre de 2022 por el Claustro de la US

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La cantaora Carmen Linares. -

Carmen Pacheco Rodríguez, la cantaora de flamenco conocida artísticamente como Carmen Linares, ha sido investida Doctora Honoris Causa este miércoles por la Universidad de Sevilla (US) en un acto en el que ha estado arropada por académicos, familiares y amigos, entre los que se encontraban, Rafael Poveda y Arcángel, entre otros. Con este acto, la US ha defendido que se reconoce a esta artista como "leyenda viva del flamenco", al tiempo que "entran en la Universidad 40 años de historia cultural".

La propuesta de Honoris Causa fue aprobada en noviembre de 2022 por el Claustro de la US. En esta ocasión, la propuesta partía del rector quien ha defendido esta investidura por su "compromiso decidido y mantenido con la cultura como motor principal de transformación de la Humanidad, singularizando el arte flamenco como patrimonio cultural inmaterial de Andalucía y el papel de la mujer en su desarrollo y construcción".

La laudatio ha corrido a cargo de Cristina Cruces, catedrática de Antropología Social, que ha hecho un recorrido por las cinco décadas en escena de la doctoranda, "pasando del territorio minero de Linares a los tablaos de Madrid sin olvidar la importancia de la genealogía, con la familia como puntal de aprendizaje". "Citar los muchos escenarios donde Carmen Linares ha participado sólo puede ser una empresa parcial de esta laudatio", y lo mismo ocurre con las distinciones recibidas ya que "es imposible enumerarlas todas". Uno de los últimos reconocimientos, junto a María Pagés, fue el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2022, ha recordado la institución académica en una nota de prensa.

Cruces ha destacado también de Carmen Linares "la virtud cantaora, la voz y la técnica. Esta mujer de ojos de mar tiene como la mar su cante. Tempestuoso, a veces; otras en calma". Esta técnica se encuentra impresa en "el extenso legado discográfico de Carmen Linares, en cuyas primeras grabaciones se advierte el hilván con la vieja historia del flamenco. Con el paso del tiempo, el avance hacia los territorios de la poesía y el encuentro entre culturas". En esta trayectoria discográfica, ha añadido, "representa la acción de deber y reputación de una doctora honoris causa flamenca".

Finaliza la laudatio, la catedrática de Antropología ha subrayado que "llevar el flamenco a la Universidad a través de tu nombre es rememorar, volver a pasar por la memoria". "La academia ha vivido durante demasiado tiempo de espaldas al flamenco y hoy lo hace, como dice la soleá, con la mano abierta". Tras el acto en sí de investidura, con la imposición de los símbolos que la distinguen, Carmen Linares ha resaltado el papel que la US ha tenido en la historia del flamenco.

"Fue la Universidad hispalense la primera que abrió sus puertas al arte jondo. En 1963 se celebró aquí la primera semana universitaria de flamenco. Su apertura tuvo lugar en el Paraninfo, presidida por el rector magnífico, autoridades locales y buena parte de la intelectualidad sevillana, mas la presencia extraordinaria de Pastora Pavón 'Niña de los Peines' junto a su marido, el excelente cantaor Pepe Pinto. Pastora fue invitada a subir a la presidencia, sentándose al lado del rector. Antonio Mairena, presente en el acto, lo recuerda así: "El hecho no tenía precedentes. Yo sentí que allí se completaban los sueños de mi vida artística en cuanto al reconocimiento cultural del cante y del cantaor y, por más, de la gran cantaora Pastora Pavón. El cante había entrado en la universidad", ha recordado.

Ha finalizado su discurso reclamando a las instituciones que "protejan este arte que es universal. Yo he dado mi vida por el flamenco, pero el flamenco me lo ha devuelto con creces. Gracias a la Universidad de Sevilla y a los sevillanos por lo que me habéis dado y me seguís dando. Os llevaré siempre en mi corazón". Por último, el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ha remarcado que Honoris Causa a Carmen Linares la "reconoce como leyenda viva del flamenco".

"Con ella, entran en la Universidad cuarenta años de historia cultural de España", ha continuado Castro para el que 'si hace cincuenta años se rendía homenaje a una de las más grandes, a Pastora Pavón, quien en su célebre soleá cantaba aquello de 'Fui piedra y perdí mi centro y me arrojaron al mar y a fuerza de mucho tiempo mi centro vine a encontrar', hoy podemos decir que la Universidad de Sevilla se ha convertido en uno de los centros de la investigación y la difusión del flamenco".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN